Toledo en Estados Unidos, por Yván Montoya
Toledo en Estados Unidos, por Yván Montoya

El 17 de febrero escribí un breve para este Diario sobre la posible extradición del ex presidente . Expresaba ya en ese texto mi preocupación por el ‘impasse’ surgido en la solicitud de detención preventiva con fines de extradición del ex presidente. Ello como consecuencia del requerimiento de información adicional por parte de la Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia de EE.UU. (en adelante OIA) y del desconocimiento sobre si se trababa de información sobre aspectos formales de la solicitud o de un tema de consistencia probatoria. 

Desde entonces han pasado más de dos meses y lo único que se sabe es que el Perú habría cumplido con remitir la información complementaria que la OIA solicitó. Efectivamente, tanto el presidente de la Corte Suprema como la ministra de Justicia han referido que, casi de manera inmediata, se cumplió con dicha información. Incluso el primero de los mencionados ha expresado su malestar por la demora del trámite en EE.UU. Debo confesar que me resulta bastante extraño el tiempo transcurrido sin que se tenga una respuesta sobre la solicitud presentada por el Estado Peruano. Generalmente este tipo de pedidos, una vez localizado el sujeto requerido, son atendidos rápidamente, incluso en menos de una semana. 

Pues bien, seguimos sin saber bien qué tipo de información fue requerida por la OIA. Nuevamente, tres explicaciones pueden estar detrás de esta extraña demora. La primera es que el requerido no esté específicamente ubicado. Es decir, a pesar de encontrarse en EE.UU. (según información migratoria), puede ocurrir que no se conozca con precisión la ubicación del requerido y eso complica la determinación del juez competente a quién se debe remitir la solicitud de detención preventiva.

La segunda es que se trate de insuficiencia probatoria y que aún se encuentren evaluando dicha consistencia. Ello resulta muy poco verosímil. El estándar probatorio para un pedido de esa naturaleza es bastante flexible (incluso para su aceptación en procesos internos en EE.UU.), y el tratado de extradición entre el Perú y EE.UU. no exige específicamente la fundamentación del pedido de detención provisional con fines de extradición. Este solo exige el cumplimiento de requisitos formales y ellos se habrían cumplido sobradamente en el caso del ex presidente. 

Finalmente, la tercera explicación del retraso, que sería la más preocupante, es la que advertía en mi artículo del 17 de febrero. Se trata de la complicada calificación penal de los hechos que ha efectuado la justicia peruana y que podrían estar dificultando su calificación en EE.UU. Como se sabe, uno de los requisitos para el trámite de extradición, incluso en su fase de requerimiento de detención con fines de extradición, es que el delito o los delitos por los que se le requiere a una persona deben ser delitos igualmente en el país requerido. 

Toledo ha sido requerido por delito de lavado de activos, el mismo que incluye como fuente el delito de tráfico de influencias. Esta última calificación (y no cohecho o colusión) obedece, entiendo, a una estrategia del para cerrar espacios de impunidad internos (como ha señalado David Torres Pachas) debido a ciertas dificultades interpretativas provocadas equivocadamente por la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema. Sin embargo, con ello se abren espacios de dificultad externos dado que, y en ello vuelvo a insistir, en Estados Unidos no resultaría penalmente relevante el delito de tráfico de influencias, complicándose el cumplimiento del principio de doble incriminación. Si ello es así, las autoridades de la OIA estarían realizando las consultas internas necesarias para confirmar la viabilidad del pedido del Estado Peruano.

En cualquier caso, EE.UU. nos debe jurídicamente una respuesta inmediata, sea de información que explique el retraso o de aceptación o rechazo al pedido de detención con fines de extradición. Así lo exige expresamente el artículo VIII. punto 3 del tratado de extradición entre nuestros dos países. 

TAGS RELACIONADOS