Luego de 14 horas de operación, las siamesas que nacieron en Pucallpa unidas por la parte inferior de su cuerpo lograron ser separadas por médicos del Instituto Nacional de Salud del Niño - San Borja (INSN-SB), del Ministerio de Salud.

En la exitosa operación intervinieron 40 especialistas del INSN-SB. Las pequeñas habían nacido unidas con un solo canal medular, una sola vía urinaria y un solo aparato reproductor.

Según informó el ministro de Salud, Aníbal Velásquez, tras la complicada operación, una de las bebés presenta mayor compromiso neurológico, mientras que la segunda se encuentra más saludable. Ambas se encuentran estables en la unidad de cuidados intensivos neonatales del mencionado Instituto.

“La que tiene más compromiso, especialmente del sistema nervioso, tiene hidrocefalia, un solo pulmón que le funciona y un solo riñón. La otra bebe está muy bien, tiene todos los órganos completos y se está comunicando con el exterior, abrió los ojos para saludarnos”, informó Velásquez.

El pasado 4 de julio, las bebes siamesas culminaron sus exámenes de laboratorio y de radiodiagnóstico en el INSN-SB. En ese momento los médicos concluyeron que solo una de ellas podría salvarse. Ellas nacieron a fines de junio en el hospital Amazónico de Pucallpa.

TAGS RELACIONADOS