Merino Odisio Huayta es un monitor forestal comunitario y se encarga patrullar el bosque para emitir alertas de deforestación. Cocaleros lo habrían atacado en venganza por las más recientes denuncias que presentó a las autoridades.
Merino Odisio Huayta es un monitor forestal comunitario y se encarga patrullar el bosque para emitir alertas de deforestación. Cocaleros lo habrían atacado en venganza por las más recientes denuncias que presentó a las autoridades.
Óscar Paz Campuzano

Presuntos cocaleros ilegales atacaron con machetes y cuchillos a un dirigente de la etnia kakataibo, de la comunidad Mariscal Cáceres, ubicada en la provincia Padre Abad, en la región Ucayali.

Merino Odisio Huayta, el agraviado, es un monitor forestal comunitario y se encarga patrullar el bosque para emitir alertas de deforestación. Su labor consiste en recorrer las zonas boscosas e identificar zonas deforestadas. Las geolocaliza y toma fotografías con drones. Esa información es reportada a las autoridades.

Debido a las últimas alertas de deforestación que presentó, Odicio y otros dirigentes venían recibiendo amenazas. El presidente de Fenacoca, Herlin Osidio, estas amenazas fueron reportadas a las autoridades, pero no se brindó ningún tipo de apoyo. La comunidad Mariscal Cáceres, donde viven más de 1.600 personas, se ubica a 6 horas en vehículo desde la ciudad de Pucallpa.

Merino Odisio Huayta es un monitor forestal comunitario y se encarga patrullar el bosque para emitir alertas de deforestación. Cocaleros lo habrían atacado en venganza por las más recientes denuncias que presentó a las autoridades.
Merino Odisio Huayta es un monitor forestal comunitario y se encarga patrullar el bosque para emitir alertas de deforestación. Cocaleros lo habrían atacado en venganza por las más recientes denuncias que presentó a las autoridades.

El agraviado se encuentra en un hospital de la zona recuperándose de las heridas que le provocaron en todo el cuerpo. Ante este hecho, otras líderes y dirigentes amazónicos de Ucayali están preocupados por la posibilidad de nuevos ataques.

Según el líder amazónico Herlin Odicio, dentro de esta comunidad y sus anexos funcionan unos 100 laboratorios para el procesamiento de pasta básica de cocaína. Las labores de monitoreo que realiza esta comunidad y las denuncias permanentes hechas ante las autoridades habrían motivado este ataque.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más