Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Vraem

Anemia: El otro enemigo a combatir en el Vraem [CRÓNICA]

En comunidades indígenas de la selva de Junín, la anemia afecta a un promedio de 4 de cada 10 niños menores de 5 años. Esto se suma a la escasez de servicios básicos, narcotráfico y terrorismo

Vraem Anemia

En Cubantía, un centro poblado de Pangoa (Junín), hay 525 menores de 5 años. Cuatro de cada diez tienen anemia, pero en comunidades más alejadas el porcentaje sube aun más. (Foto: Óscar Paz)

El día en que Cubantía ardió por primera vez, el 23 de setiembre de 1989, Bernabé Chimato y otros comuneros corrieron desesperados hacia el bosque, para escapar de los hombres con pasamontañas que llegaron armados. Esa noche despejada en selva, Sendero Luminoso incendió las casas de madera, bombardeó la escuela y mató a cinco indígenas nomatsiguengas. 

Han pasado 29 años desde la primera incursión terrorista a este centro poblado perteneciente a Pangoa (Junín), uno de los 54 distritos declarados en estado de emergencia en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem). Bernabé Chimato ya tiene 42 años y tres hijos.

Si la estadística no falla, es alta la posibilidad de que al menos uno de sus tres hijos sufra de anemia, que es la otra gran emergencia en esta parte del país. En estas localidades donde se combate a diario al narcotráfico y a los terroristas a su servicio, la falta de hierro en la sangre de los niños es también un enemigo por combatir.

Vraem Anemia

Bernabé Chimato tenía 14 años cuando Sendero llegó a Cubantía. Luego, se enroló a los comités de autodefensa para enfrentarse a la subversión. En los 90, el Ejército le dio esta carabina. (El Comercio/Óscar Paz)

Otro frente de combate

Esta comunidad está rodeada por colinas verdes, con extensos campos para cultivar todo tipo de frutales. Pese a ser una tierra muy productiva, las cifras del sistema de salud dicen que cuatro de cada diez niños menores de 5 años sufren de anemia en este pueblo.

Pero la estadística aplicada en el terreno termina casi siempre siendo una realidad inexacta y chocante: mientras más alejada está la comunidad del puesto de salud, sube la posibilidad de encontrar un niño con la hemoglobina baja.

“Es por la alimentación que llevan. Desayunan yuca, almuerza yuca y cenan yuca. No comen carne”, dice Sydney Vargas, una enfermera limeña que dirige la Microrred de Salud de Cubantía.

Vargas tiene a su cargo 44 comunidades nativas asháninkas y nomatsiguengas de Pangoa, donde viven más de 1.800 menores de 5 años. Para todos ellos, hay apenas cuatro enfermeras y algunos cuantos técnicos.

A partir de los 6 meses y durante un año, a todos los bebes de estas comunidades se les da las chispitas, un multinutriente en polvo que contiene hierro. Al final del tratamiento, se hace un tamizaje de sangre. Sin embargo, en esta zona la enfermedad persiste.

En mayo, Sydney y su equipo hicieron pruebas de sangre en la comunidad de Chuquibambilla, a 30 minutos de su puesto de salud. De cada 10 niños, 9 tenían anemia.

Ella explica que, si no elevan su nivel de hemoglobina a tiempo, los más de 10 mil niños de esta zona, aquellos a los que se detectó anemia este año, podrían sufrir lesiones irreversibles en el cerebro.

Vraem Anemia

Sydney Vargas dirige la Microred de Salud de Cubantía, que atiende de 44 comunidades nativas de Pangoa. El pasado 13 de setiembre, detectó que esta niña de 9 meses tenía anemia moderada. (Foto: El Comercio/Óscar Paz)

Vraem Anemia

El plan contra la anemia del Gobierno, aprobado en junio de este año, busca reducir de 43% a 19% al 2021. La intervención se está priorizando en 100 distritos, entre ellos Pangoa. (El Comercio/Óscar Paz)

Vraem Anemia

El Ejército y la Policía vigilan desde el cielo esta zona del Vraem, ubicada a 6 minutos en helicóptero desde el aeropuerto de Mazamari. (El Comercio/Óscar Paz)

Una estrategia sin fusiles

Fredy Gerónimo Chumpate es otro nomatsiguenga que escapó a la barbarie terrorista aquel setiembre de 1989. Era apenas un niño de 6 años que no entendía bien por qué su mamá gritaba desesperada para que corriera hacia el monte.

Él es ahora el líder nativo de las 57 comunidades nomatsiguengas y asháninkas de Pangoa y jefe de Cubantía, donde el Programa Nacional País, del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), instaló a principios de año un tambo (un local que acerca los programas y servicios del Estado a esta comunidad). Ya hay 24 tambos funcionando en el Vraem.

Paradójicamente, el tambo de Cubantía se construyó sobre una cancha de fútbol que Sendero Luminoso usó por años para reunir a la comunidad y hablarle sobre sus criminales planes.

Vraem Anemia

El Programa Nacional País, del Midis, realizó una caravana el pasado 13 de setiembre en Cubantía. El Gobierno acercó los programas y servicios del Estado a esta comunidad (El Comercio/Óscar Paz)

Lejos de esos días de terror, aunque aún con la presencia de militares del Vraem, los nativos de Cubantía siguen reuniéndose en el mismo terreno, pero para fines distintos: ahora allí cobran los S/200 bimensuales del programa Juntos, tramitan su DNI, reciben charlas sobre producción de café o sobre preparación de alimentos para enfrentar la anemia.

En los tambos también se asesora a los alcaldes y autoridades comunales para que elaboren un padrón de población actualizado. Sin esto, el Estado seguirá llegando a ciegas a muchas de estas comunidades en la medida en que no cuenten con un registro familiar, casa por casa, niño por niño, según explica el director de coordinación territorial del Midis, José Carlos Vera.

Las comunidades necesitan además servicios básicos. El 97% de estas no cuenta con agua ni desagüe, según Devida, que acaba de presentar ante el Congreso un plan al 2021 para el desarrollo del Vraem.

La brecha también es educativa. Nueve de cada diez alumnos de cuarto grado de secundaria no entienden lo que leen y no logran resolver operaciones matemáticas.

Según la enfermera Sydney Vargas, estos son los efectos de la mala alimentación de estas poblaciones.

Sin algo tan básico como agua y una alimentación rica en hierro, la anemia seguirá siendo en el Vraem otro gran frente de batalla en el que las balas no sirven.

Síguenos en Twitter como @PeruECpe

Tags Relacionados:

Vraem

Anemia

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada