En un operativo contra el narcotráfico, agentes de la división policial Los Sinchis de Mazamari decomisaron en el Valle de los ríos Apurímac, Mantaro y Ene (Vraem) más de 56 kilos de alcaloide de cocaína (pasta básica de cocaína lavada). La incautación se produjo en el centro poblado Santa Cruz de Anapati, en San Martin de Pangoa, provincia Satipo (Junín).

La droga había sido acondicionada en botellas de plástico de 600 mililitros de capacidad, que estaban ocultas en la capota, maletera y tanque de combustible de la camioneta Nissan de placa AFA-449.

El vehículo era conducido por César Quispe Lucero, de 29 años, quien viajaba con Vilma Saccsara Gamboa, de 25 años. Ambos fueron detenidos.

Según información de personal de inteligencia antidrogas, la camioneta había sido acopiada en la zona de Santa Rosa, provincia de La Mar (Ayacucho), también correspondiente al Vraem, y recorrió la localidad de Boca Anapati antes de ser intervenida en Santa Cruz. El cargamento tenía como destino la provincia de Atalaya (Ucayali).

La policía informó que allí existirían nuevos laboratorios de procesamiento de clorhidrato de cocaína, cercanos a las pistas clandestinas desde donde despegan avionetas que llevan la droga hacia Bolivia y Brasil.

El operativo contó con la participación del fiscal antidrogas Getulio Córdova Cuellar de la Fiscalía Antidrogas La Merced-Chanchamayo. Todo lo decomisado fue trasladado a la Base Antidrogas de Mazamari.