Módulos Temas Día

La vulnerable situación de los museos peruanos [Informe]

Nuestro principal museo público, ubicado en Pueblo Libre, aún gestiona su certificado de defensa civil. La situación es similar en regiones

El incendio ocurrido en el Museo Nacional de Brasil –donde se perdieron piezas de incalculable valor– movilizó esta semana a las autoridades peruanas y a los funcionarios responsables de las inspecciones de seguridad. La mirada volteó hacia nuestros museos y lo observado no fue alentador. La ministra de Cultura, Patricia Balbuena, señaló, por ejemplo, que de los 56 museos que administra su sector en el país, solo ocho tienen certificados vigentes de Defensa Civil. En una entrevista con la agencia Efe, la funcionaria definió la seguridad de estos recintos como "delicada" y “bastante vulnerable”.

Nuestro repositorio más antiguo e importante, el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú (MNAAHP), ubicado en Pueblo Libre, funciona en una casona del siglo XIX y no tiene certificado de Defensa Civil al día, según confirmó la comuna distrital. Este viernes, un equipo de inspectores ingresó al museo (visitado por 143 mil personas entre enero y agosto de este año) para iniciar una supervisión.

El edificio no está en alto riesgo, pero sí tiene observaciones. Ellos están en proceso de certificación, les dimos recomendaciones y pronto haremos un cronograma acelerado para darles el visto bueno”, dijo ayer a El Comercio el subgerente de Defensa Civil de la Municipalidad de Pueblo Libre, Luis Rosas.

En el MNAAHP se almacenan más de 300 mil piezas con lo más representativo de nuestro pasado prehispánico, colonial y republicano. Ahí se conservan, por ejemplo, 17 mil especímenes de antropología física, como fardos funerarios, momias y esqueletos que provienen de las excavaciones de Julio C. Tello. También está la Estela Raimondi –una de las joyas líticas de la cultura Chavín– y la colección más vasta de textiles arqueológicos de América, con unas 40 mil piezas.

El Comercio preguntó esta semana al Ministerio de Cultura cuál es la situación en seguridad de las salas de exhibición y de los almacenes del MNAAHP. El sector se excusó de responder pese a que la ministra Balbuena había dicho el lunes en RPP que recientemente han hecho inversiones para mejorar ahí la seguridad. La funcionaria también dijo que el Ministerio de Economía y Finanzas había desembolsado hace poco S/6 millones para elaborar expedientes para la “optimización, ampliación, reposición y rehabilitación” de museos.

Lo que ocurre en regiones
La situación de los museos del interior del país es similar a la del MNAAHP. El jefe de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Lambayeque, Alfredo Narváez, señaló que los principales museos de la región (Sicán, Brüning y Tumbas Reales de Sipán) no tienen certificados de Defensa Civil pese a que sí cuentan con condiciones básicas de seguridad e infraestructuras relativamente modernas.

“Aunque parezca mentira, aún tenemos problemas de declaración de fábrica. Es decir, se están saneando [los terrenos donde están los museos] para tener los títulos de propiedad”, dijo Narváez. Él explicó, por ejemplo, que el museo Brüning (inaugurado hace 52 años) debe pasar por un proceso drástico de remodelación en oficinas, laboratorios y almacenes pero que antes se deben regularizar los documentos de propiedad.

Desde Cusco, Ninoska Avendaño, jefa del Área Funcional de Museos de la Dirección Desconcentrada de Cultura de esa región, informó que el Museo Histórico Regional nunca ha tenido certificado de Defensa Civil. En este centro, que funciona en la casona que perteneció al Inca Garcilaso de la Vega, se conservan desde piezas paleontológicas hasta pinturas coloniales de maestros como Bernardo Bitti. Asimismo, hay dos salas especializadas en Túpac Amaru II y Garcilaso de la Vega.

“Estamos a un 80% de obtener ese documento. Debemos primero renovar equipos con buena tecnología. Por ejemplo, sí tenemos alarma contraincendios, luces de emergencia y detectores de humo, pero hay que modernizarlos porque tienen una vida útil”, dijo la funcionaria cusqueña.

El Museo Regional de Ica Adolfo Bermúdez Jenkins, que conserva una notable colección de cráneos deformados Paracas, tampoco tiene certificado de Defensa Civil. Según Ana María Ortiz de Zevallos, directora regional de Cultura de Ica, este museo sí tiene una construcción sólida pero desde su inauguración –en 1946– ha soportado varios terremotos y se han detectado rajaduras. 

“Precisamente esta semana, a partir de la tragedia ocurrida en el Museo Nacional de Brasil, nos hemos reunido con las autoridades del museo para pedir a Defensa Civil que venga e inspeccione”, explicó Ortiz de Zevallos a este Diario.

En Arequipa, hay 16 museos –entre públicos y privados– que no tienen certificados de Defensa Civil. Los arqueólogos de la Dirección Desconcentrada de Cultura están preocupados porque muchos recintos ni siquiera han catalogado sus colecciones. Es decir, en caso de que ocurra una tragedia, no se podría saber a ciencia cierta qué se perdió.

MUNA

El Gobierno construye en Lurín un museo diseñado específicamente para conservar de forma adecuada nuestro patrimonio. (Foto: Ministerio de Cultura)

-El MUNA, nuevo espacio para el legado-
En junio del 2016 –cuando terminaba el gobierno de Ollanta Humala– se inició la construcción del Museo Nacional de Arqueología del Perú (MUNA), en Lurín. Esta semana, la ministra de Cultura, Patricia Balbuena, anunció que la construcción va a un 80% de avance y que la obra se entregaría entre abril o mayo del 2019.

El objetivo del MUNA es implementar un espacio ad hoc para la conservación del patrimonio arqueológico. El centro tendrá siete plantas (tres subterráneas), bibliotecas, auditorio y laboratorios. Uno de sus aspectos más importantes es que tendrá depósitos especializados para almacenar cerámicas, fardos funerarios, joyas y otros artefactos.

“Por primera vez, en casi 200 años, el Perú ha sacado dinero de la billetera para hacer un edificio adecuado para albergar, conservar e investigar su legado. Puede que a muchos no les guste el proyecto, pero el país no tiene hoy un espacio así. ¿Para qué? Para evitar precisamente lo que ha ocurrido en Brasil”, comenta Andrés Álvarez Calderón, del presidente ejecutivo del Museo Larco.

La doctora en Historia y Arqueología Aura del Águila Ríos opina que una casona antigua puede ser acondicionada para ser museo, aunque lo ideal es tener un espacio diseñado para tal motivo desde su origen. No obstante, la investigadora cuestiona que el MUNA se haya construido en un espacio alejado del casco urbano de Lima. 

Museo Larco

Hoy, el Museo Larco está en proceso de renovar su certificado de Defensa Civil ante la municipalidad. Esto tras una inspección realizada en junio. (Foto: Alessandro Currarino / El Comercio)

-Gestión de la seguridad en el Museo Larco-
Como gran parte de los museos del país, el Museo Larco (Pueblo Libre) opera en una casona de adobe declarada patrimonio. Por ello, cada intervención que se realiza en seguridad debe ser aprobada previamente por el Ministerio de Cultura. Según Andrés Álvarez Calderón, presidente ejecutivo de este museo privado, hace años se reforzaron con mallas metálicas todas las esquinas del edificio para hacerlo sismorresistente.

“En cuanto a incendios, estos suelen ocurrir de noche. Por eso, cuando el museo está cerrado, todos los sistemas eléctricos son anulados, salvo alarmas y cámaras de seguridad”, comentó Álvarez Calderón a El Comercio. Hoy, el Museo Larco está en proceso de renovar su certificado de Defensa Civil ante la municipalidad. Esto tras una inspección realizada en junio.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada