Módulos Temas Día

Más en Actualidad

Abimael Guzmán: Tarata y otros crímenes del terrorista

Abimael Guzmán, cabecilla de Sendero Luminoso, ya cumple cadena perpetua por crímenes cometidos entre 1980 y 1992

Abimael Guzmán: Tarata y otros crímenes del terrorista

El terrorista Abimael Guzmán, cabecilla de Sendero Luminoso, enfrenta actualmente un juicio oral por el atentado en la calle Tarata, en el distrito limeño de Miraflores, en julio de 1992.

A Guzmán y a otros 11 ex miembros del comité central de dicha organización subversiva se les imputa la autoría mediata del mencionado acto extremista, que dejó un saldo de 25 muertos, 5 desaparecidos y 155 heridos tras la detonación de un auto con 400 kilos de explosivos.

Pero Abimael Guzmán ya está recluido en la Base Naval del Callao, donde cumple una sentencia de cadena perpetua por los atentados y asesinatos cometidos por Sendero Luminoso entre 1980 y 1992.

En el 2006, la Sala Penal Nacional sentenció a Abimael Guzmán en un megajuicio oral que abarcó cinco procesos judiciales. Entre ellos, el caso de “Las incautaciones y acciones terroristas”, que resume algunos atentados perpetuados desde que Sendero Luminoso inició su accionar delictivo.

También incluyó la “Caída de Gonzalo”, un juicio en mérito a la histórica captura de Guzmán; la “Academia César Vallejo”, un centro de estudios para el adoctrinamiento y reclutamiento de adeptos; y el “Caso El Diario”, un semanario que se utilizó para la difusión de sus actos terroristas.

Asimismo, en este megaproceso, Abimael Guzmán fue sentenciado por uno de sus crímenes más despiadados: La “Matanza de Lucanamarca”, en Ayacucho.

Este atentado ocurrió la madrugada del 3 de abril de 1983, cuando un grupo subversivo ingresó a la comunidad de Lucanamarca y asesinó con armas de fuego y machetes a 69 personas, entre adultos y niños.

Esta masacre fue una venganza ordenada por la cúpula de Sendero Luminoso, ya que los pobladores -cansados de los abusos terroristas- habían ejecutado a uno de ellos. La matanza se detuvo porque un menor se subió a la torre de la iglesia local y gritó que las fuerzas policiales y armadas se acercaban.

Los cuerpos fueron enterrados en fosas comunes. En noviembre del 2002, la Comisión de la Verdad y Reconciliación realizó las exhumaciones. Recuperaron los restos de 62 víctimas, que recibieron sepultura oficial en enero del 2003.

-Otros crímenes de Sendero Luminoso-

El informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliacion (CVR), publicado en agosto del 2003, menciona que Sendero Luminoso fue "el principal perpretador de crímines y violaciones a los derechos humanos" entre los años 1980 y 2000.

Esta organización criminal asesinó a 11.021 personas y es la responsable de 1.543 desapariciones. Según la CVR, se trata de 12.564 víctimas del accionar terrorista del grupo encabezado por Guzmán Reynoso.

Además, el documento precisa que Sendero Luminoso es una organización "construida en torno al culto a la personalidad de Abimael Guzmán", cuya ideología fundamentalista "no tenía respeto a la vida".

Este grupo dejó terror y llanto en 20 departamentos, sobre todo en zonas rurales. Los primeros asesinatos registrados se perpetraron en 1980 en Ayacucho, en este departamento se reportó el 50% de los crímenes.

También tuvo presencia en Junín, Huancavelica, Huánuco, Apurímac, Puno, San Martín, Cusco, Ucayali, Lima-Callao, entre otros.

El informe de la CVR relata, entre otros, los siguientes atentados y asesinatos:

- El 21 de mayo de 1983, más de 100 militantes de Sendero Luminoso ingresaron a Canchacancha, en Ayacucho, profiriendo gritos alusivos a la “lucha armada”. Sin embargo, tuvieron que replegarse tras apreciar que eran superados en número por la población. En tales circunstancias, los senderistas tomaron la plaza principal de la comunidad y prendieron fuego a las viviendas. Producto del enfrentamiento, el ciudadano Modesto Conde Roca fue asesinado.

- En agosto de 1985, entre 30 y 35 senderistas intentaron ingresar a la localidad de Marcas, en Huancavelica, tratando de aprovechar el desplazamiento de un rebaño de ovejas para pasar desapercibidos. Los vigías lograron avisar a la comunidad de la presencia de los subversivos, pero fueron abatidos por los subversivos.

- Además, la tarde del 20 de abril de 1988, una facción senderista masacró a un grupo de comuneros de la comunidad de Aranhuay, en el distrito de Santillana, provincia de Huanta, en Ayacucho. Aquí los terroristas utilizaron trajes militares. 

- Otra matanza similar a la de Lucanamarca, es la masacre en la comunidad de Ccano, en Ayacucho, en febrero de 1991. Aquí murieron 36 pobladores que participaban en un culto de la Iglesia Evangélica Pentecostal de la comunidad.

- A inicios de los 90, Sendero también cometió atentados que acabaron con la vida de dirigentes sociales. Por ejemplo, Pascuala Rosado Cornejo, de Huaycán, y María Elena Moyano, de Villa El Salvador. Esta última fue asesinada la noche del 15 de febrero de 1992, cuando junto a sus hijos se encontraba en una pollada organizada por un comité del vaso de leche. Los terroristas no solo le dispararon, sino que hicieron explotar su cuerpo.

MÁS EN POLÍTICA... 

Presentan moción de interpelación contra el ministro Martín Vizcarra ► https://t.co/7m7eNaYERP pic.twitter.com/lZDJiawyAg— Política El Comercio (@Politica_ECpe) 1 de marzo de 2017

Tags Relacionados:

Tarata

Abimael Guzmán

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada