Alarcón: “Caso de patrulleros marca el camino que voy a seguir”
Fernando Vivas

Columnista, cronista y redactor

fvivas@comercio.com.pe

Aunque tenga cara de pocos amigos, promete serlo de la prensa. Cree –en serio– que contralor que no proclama sus auditorías no sirve para nada. Lo acaba de demostrar despotricando –documentada y oficialmente– de los patrulleros comprados por el Mininter.

El control preventivo –como el aplicado en este caso– es tan importante como el que se hace luego de consumada la maña. Y por se ha afirmado en su flamante cargo de contralor denunciando ineficiencia en el Ministerio del Interior. De paso, respondió así a quienes lo tildaron de hombre de este gobierno. supuesto que no nació ayer. Tiene 55 años de vida y 19 en el oficio. 

—¿Por qué aceptó el término de novato en boca de Pérez Guadalupe? 
Lo tomé como tal. Hoy cumplo 30 días en el cargo de contralor, pero tengo casi 20 años acá. Ingresé como un técnico contable durante la gestión de Caso Lay, he trabajado con cinco contralores. Es la primera vez en la historia de la contraloría que asume esta posición un técnico de la institución. Se está premiando la meritocracia y este es un ejemplo que tiene que continuar en todas las áreas del Estado. 

—Definitivamente no es un novato, ¿pero tiene olfato para oler la corrupción como se jacta? 
Creo que la experiencia acumulada me hace ver con anticipación cuándo hay la intención de corrupción o irregularidades encubiertas. 

—La frontera entre la ineficiencia y la corrupción es borrosa.
 Se nota en la actitud y hasta en los gestos del funcionario público. Yo puedo identificar claramente cuándo un funcionario por desconocimiento de la norma o ineficiencia ha cometido un error; pero a leguas se nota cuando detrás hay algo más. 

—¿El nombramiento lo cogió de sorpresa? 
Como antecedente le cuento que yo postulé en el 2009 para ser contralor, al concurso que organizó la PCM. Participé y llegué a la parte fi nal y no tuve la suerte. Al fi nal, el presidente pone a una persona. Esta vez, terminó la función de Fuad Khoury y quedé de interino. Ahí surgió la propuesta y no tuve ningún acercamiento con el partido de gobierno, salvo, y lo preciso, que el presidente me invitó para conocerme. 

—¿El presidente le comunicó que lo quería proponer de contralor? 
Me indicó que estaba evaluando candidatos. Me imagino que, como yo, entrevistó a varios otros. Fue como 10 días antes de la designación. 

—¿Le han contado los intríngulis ante el Congreso? 
Lo seguí por la TV. Hubiese querido estar ahí. Surgió una supuesta denuncia que ponía en duda mi trayectoria. Sentí la impotencia de querer ir a desmentir. Un simple proceso para adquirir un departamento en la modalidad de autoconstrucción se convirtió en una empresa inmobiliaria. Es un departamento que compro en proyecto, entonces fi gura como derechos y acciones; pero eso no signifi ca que soy socio de la inmobiliaria. 

—Han dicho que este gobierno lo puso para evitar que el próximo ponga a un contralor adverso.
Les respondería que están equivocados porque no he buscado esta designación. Les digo muy claramente que no tengo ningún compromiso con ningún partido. Soy un técnico que va a hacer su trabajo. 

—Ya empezó con el tema candente de los patrulleros. 
Hemos decidido hacer un viraje en la contraloría. Dar importancia al control preventivo sin dejar de hacer el control posterior, la auditoría clásica después de que sucedan las cosas. En esa línea, enterado de que el primer lote de camionetas patrulleras había ingresado al país, decidí formar una comisión de auditores para analizar esos equipos. 

—Ahora hay un proceso para comprar más patrulleros. 
Primero, estamos hablando de la compra de 2.108 patrulleros. Han llegado 200 que son los que hemos analizado. Salió una denuncia de que estarían comprando un lote de camionetas de doble cabina. En base a esa denuncia, el Mininter ha emitido una resolución que ha dejado sin efecto ese proceso y lo ha retrotraído a la fase de evaluación. 

—¿Qué hacer para que el copioso trabajo de la contraloría llegue a las autoridades y al público?
Ese es el cambio. Ahora cada comisión de dos o tres auditores va al centro médico y le dejamos la papeleta donde se estipulan las observaciones. Eso se entrega al alcalde o al gobernador y retornaremos, se lo aseguro, de acá a 15 días. Si las recomendaciones no se han implementado, determinamos las responsabilidades, mano dura y sancionamos. 

—Y ahí debe entrar la prensa. ¿Va a ser un contralor mediático? 
En el buen sentido de la palabra, sí; porque necesito de la prensa para comunicar lo que hacemos. 

—¿Se habrá preguntado para qué tanta investigación si el público no se entera o le es indiferente?
Por supuesto que nos hacemos esa pregunta. El trabajo de luchar contra la corrupción es de toda la sociedad. Tiene que haber comunicación y estoy con la política de puertas abiertas. 

—En el PJ se usa el término ‘caso emblemático’. ¿Usted lo va a usar? 
Sí. Hemos seleccionado áreas emblemáticas: defensa, vivienda y transporte, donde se mueven contrataciones y compras que fácilmente exceden los S/100 millones.

—En Defensa suele haber una cultura de secretismo, que ha desembocado en la denuncia contra “Panorama”. ¿Qué opina de ese caso? 
Nosotros ya hemos empezado una auditoría a requerimiento del ministro de Defensa. Estamos revisando el gasto de estas unidades del Ejército que han sido objeto de la denuncia. La primera semana de agosto estaremos presentando nuestro informe. 

—Nos quejamos de la ‘tramitología’ y nos quejamos de la corrupción. ¿Cómo conciliar el crear mecanismo de control y simplificar trámites? 
Tenemos un informe como contraloría donde encontramos que por lo menos 600 mil leyes, normas, directivas, memorandos, todo tipo de documento que aprueba lineamientos; y esa confusión también genera corrupción. Soy un convencido de que hay que revisar y simplifi car esos procedimientos. Pero hay que tener puntos de control indispensables. 

—Se usan organismos supranacionales para evitar el control. 
Tenemos un proyecto de ley donde promovemos que se incorpore dentro de la obligación y acceso a la contraloría todos los procesos de compra a través de agencias internacionales como PNUD, OIM, OIE. 

—¿Conoce lo que plantea sobre la contraloría el plan de PPK? 
Tuve la oportunidad de visitar al presidente electo. En su plan, considera el fortalecimiento de la contraloría. Pero no es nuestro trabajo exclusivo, sino del MP, el PJ, la PNP y el propio presidente, que tiene que asumir el liderazgo contra la corrupción. 

—¿Conversó con Keiko Fujimori? 
Estoy solicitando una entrevista con la señora Fujimori. He conversado con sus congresistas. Ellos van a cumplir un rol de fi scalización en el Congreso, entonces tienen que trabajar de la mano con la contraloría. 

—Recientemente han cesado varios funcionarios de la contraloría. 
Es un procedimiento regular ante un cambio de gestión. Ahora, con una estructura más orientada al servicio de control, quedaron fuera 28 funcionarios. Estoy premiando la meritocracia. Les he dicho “el auditor es de campo, el auditor en las calles”. Que la ciudadanía vea nuestro trabajo. 

—¿Estamos actualizados con las tendencias universales de control? 
Internacionalmente, se está tendiendo mucho a la auditoría de desempeño, a evaluar los servicios del sector público para implementar las recomendaciones. Pero viendo cómo está el país con la corrupción efervescente, que es nuestra peor enfermedad, vamos a poner más énfasis en el control preventivo y en la auditoría de legalidad o incumplimiento. 

— Una auditoría preventiva que no se proclama, no previene nada. 
Ese va a ser nuestro eslogan: auditorías preventivas pero con difusión oportuna. Y el caso de los patrulleros está marcando el camino que voy a seguir. Y son 27, no oficinas de contraloría sino contralores regionales empoderados y tienen la instrucción de difundir su trabajo.

MÁS EN POLÍTICA...