Fernando Vivas

Pedro Castillo tiene la costumbre de ofrecer el mismo puesto–sea paje o premier- a más de un candidato a la vez. Cuando le ofreció la PCM a Aníbal Torres a fines de enero, también se la ofreció a Daniel Abugattás, a Hernando Cevallos, a Róger Nájar y, con entusiasmo de su gabinete en la sombra, a Roberto Sánchez. El elegido no fue ninguno de ellos, sino Héctor Valer. Solo tras la inmediata caída de Valer, volvió a la opción de Torres, en pacto con Vladimir Cerrón.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más