Redacción EC

Las calesas presidenciales retornaron al Palacio de Gobierno luego de ocho años de exposición fuera de sus instalaciones. Estos carruajes fueron los vehículos oficiales de los presidentes de la República en la primera mitad del siglo XX, durante las temporadas de invierno y verano.

Luego de ello, fueron usados para ceremonias protocolares hasta 1974 y, finalmente, el presidente Fernando Belaunde las puso en valor en 1980 y acondicionó el hall Pedro Potenciano Choquehuanca y Eulogio Eléspuru Deustua del Palacio de Gobierno para su exposición.

Desde el 2009, las dos calesas pasaron un proceso de restauración integral a cargo del Ministerio de Cultura para ser cedidas al Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, ubicado en el distrito de Pueblo Libre para su exposición.

Según explicó Bernardino Rojas, restaurador de Palacio de Gobierno, ambos vehículos, que están construidos en madera, hierro fundido y acero, fueron remozados en sus detalles más mínimos como el tapiz con acabados de capitoné de sus asientos, las coronaciones en hierro que la revisten, sus cuatro faroles, las escaleras reclinables, así como sus ruedas de madera.

Las calesas de invierno y verano son vehículos diseñados en Europa durante el siglo XIX. La de invierno es de procedencia británica y fue diseñada por la empresa Peter and Sons. Mientras que la de verano es de diseño francés y fue fabricada por la empresa Kellner.

MÁS EN POLÍTICA...

Conoce las frases políticas más destacadas de la semana, esta es una de ellas ► — Política El Comercio (@Politica_ECpe)

TAGS RELACIONADOS