Ollanta Humala y Nadine Heredia fueron acusados por el delito de lavado de activos. El caso se encuentra en etapa de control de acusación. (Foto: Daniel Apuy / Grupo El Comercio)
Ollanta Humala y Nadine Heredia fueron acusados por el delito de lavado de activos. El caso se encuentra en etapa de control de acusación. (Foto: Daniel Apuy / Grupo El Comercio)
Redacción EC

El fiscal Germán Juárez Atoche, miembro del equipo especial Lava Jato, insistió en el pedido de disolución del por los presuntos aportes ilícitos del Gobierno de Venezuela y la constructora brasileña a las campañas electorales del expresidente del 2006 y 2011.

Durante la audiencia de control de acusación dirigida ayer por el juez Richard Concepción Carhuancho, el fiscal señaló que la disolución del partido político es la única medida que garantiza que no se vuelva a lavar activos en el futuro.

“Siempre va a existir el riesgo de que, en caso este partido subsista, se pueda lavar activos”, afirmó.

Juárez Atoche agregó que, pese a que en el 2006 la agrupación no participó como tal (el expresidente postuló por Unión por el Perú), “sí recibió aportes a efectos de apoyar a Humala Tasso”.

“Y en el 2011, nuevamente, con esa experiencia, logró recibir dinero maculado. Existe el riesgo de que pueda ocurrir lo mismo, por eso se solicita la disolución de ese partido”, afirmó.

El fiscal Juárez también reiteró su pedido de decomiso definitivo de bienes y cuentas de los acusados por este caso. Sobre el Partido Nacionalista, explicó que se trata de dos cuentas, una en soles y otra en dólares.

Además, también se busca el decomiso de un inmueble a nombre de Rocío Calderón, otro de Antonia Alarcón Cubas y cuentas bancarias de Rocío Calderón y Nadine Heredia.

Respecto a la empresa Todo Graph, el fiscal indicó que se le atribuye el delito de lavado de activos en la modalidad de actos de conversión.

“Habría sido constituida con dinero maculado, así como su operatividad. También se emplearon insumos adquiridos con dinero maculado para la elaboración de material de publicidad en la campaña proselitista”, apuntó Juárez.

El juez Concepción Carhuancho programó para el miércoles 13 de noviembre la audiencia para el control de la acusación fiscal.

El fiscal Juárez pidió al Poder Judicial 20 años de prisión para Ollanta Humala y 26 años de prisión para su esposa Nadine Heredia Alarcón por el delito de lavado de activos.

—Proceso—

El abogado penalista Rafael Chanjan explicó a este Diario que será al finalizar un eventual juicio oral que se determinará si se disuelve o no el partido. El caso se encuentra aún en etapa de control de acusación. “[La disolución] es la consecuencia más grave que un fiscal puede solicitar en contra de una persona jurídica”, señaló.

El Poder Judicial deberá evaluar si el partido, desde su creación, ha tenido una finalidad criminal. Chanjan añadió que la disolución podría aplicarse siempre y cuando se encuentre responsabilidad individual tras el juicio.

—Respuesta—

A través de su cuenta de Twitter, el expresidente Ollanta Humala consideró que el pedido de la fiscalía vulnera derechos fundamentales.

“Somos el único partido político impedido de utilizar sus cuentas para actividades políticas y electorales. Pedido de disolución del Partido Nacionalista y decomiso de sus cuentas vulnera derecho fundamental a la participación política de más de 230 mil militantes a nivel nacional”, escribió.