¿Debe haber un zar de la reconstrucción?: precedentes del cargo
¿Debe haber un zar de la reconstrucción?: precedentes del cargo
Paulo Rosas Chávez

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski (), lanzó la alternativa de nombrar a un "zar de la reconstrucción" frente a los desastres causados por huaicos e inundaciones que azotan distintas zonas del país.

Aunque poco contento con la nomenclatura monárquica, PPK dijo que ese cargo debería designarse cuando la situación de emergencia concluya. Tras ello, el jefe del Gabinete Ministerial, Fernando Zavala, añadió que el ministro de Transportes, Martín Vizcarra, tenía posibilidades de liderar la reconstrucción tras los desastres.

En esta nota recordamos los precedentes de la figura del 'zar' dentro del Poder Ejecutivo. ¿Hubo otros anteriormente? ¿También se dedicaron a labores de reconstrucción? Y más aun, ¿es conveniente nombrarlo?

-La figura del zar-
En noviembre del 2001, a inicios del gobierno de Alejandro Toledo, se creó el Consejo Nacional Anticorrupción. Su presidente fue Martín Belaunde Moreyra, a quien se denominó 'zar anticorrupción'. Sin embargo, este fue nombrado embajador del Perú en Argentina en el 2003 y la institución quedó sin cabeza.

En 2007, ya durante la gestión de Alan García, la institución pasó a llamarse Oficina Nacional Anticorrupción y se designó a la jueza Carolina Lizárraga como su jefa. A ella se le llamó la 'zarina anticorrupción. Sin embargo, en 2008 la oficina fue desactivada y sus funciones pasaron a la Contraloría General de la República.

-Los encargados de la reconstrucción-
En los últimos 35 años, el Perú vivió tres situaciones de emergencia causadas por desastres naturales que ameritaron que el Ejecutivo emprenda labores especiales. La primera fue en 1983, cuando el fenómeno de El Niño causó gran destrucción en la costa norte.

En ese momento, el enviado especial del presidente Fernando Belaunde Terry para la reconstrucción del norte del país fue el ingeniero Juan de Madalengoitia, fundador del desaparecido Banco de Materiales.

Sin embargo, según la revista "Oiga", quien en realidad se hizo cargo de la situación fue el entonces ministro de Transportes, Carlos Pestana, quien creó los "Bonos de Reconstrucción", proyecto que permitió al gobierno obtener hasta US$400 millones para reparar los daños.

El segundo episodio fue en 1997, cuando nuevamente el fenómeno de El Niño azotó al país y el gobierno de Alberto Fujimori instaló, en un acto privado, la Comisión Nacional de Acción de Emergencia 97-98 (Conae), cuya función era tomar las decisiones que permitan prevenir los desastres.

La Conae estuvo encabezada por el entonces ministro de la presidencia, Daniel Hokama, e integrada por los ministros Rodolfo Muñante (Agricultura), el general Tomás Castillo Meza (Defensa) y Elsa Carrera de Escalante (Transportes).

-El caso Forsur-
La última situación grave de emergencia se vivió tras el terremoto del 15 de agosto del 2007, cuya magnitud fue de 7.9 grados Ritcher y su epicentro fue en la costa cercana a Pisco (Ica), ciudad que sufrió los principales destrozos.

El 29 de agosto de ese año, el gobierno de Alan García creó el Fondo para la Reconstrucción Integral de las Zonas Afectadas por los Sismos, denominado Forsur. Era un órgano adscrito a la Presidencia del Consejo de Ministros encargado de las acciones de rehabilitación, construcción y reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto.

Se designó al empresario Julio Favre como presidente del directorio de Forsur, el cual estaba integrado también por los presidentes regionales de Ica, Huancavelica y Lima Provincias, así como por ministros y empresarios propuestos por Favre.

Los pocos avances que registró el fondo, sumado a las críticas de la oposición, causaron la renuncia de Favre en marzo de 2008. Tras ello, la presidencia de Forsur la asumió el entonces ministro de Vivienda Enrique Cornejo.

En el Congreso pasado se formó una comisión que investigó los presuntos actos de corrupción cometidos en la gestión de Forsur. Esta estuvo presidida por el ex nacionalista Rogelio Canches.

En su informe final, se recomendó denunciar penalmente a cerca de 140 personas, entre alcaldes distritales y provinciales, presidentes regionales y hasta ex funcionarios del Forsur y del Instituto de Defensa Civil (Indeci) por la presunta comisión de delitos de corrupción.

-Opiniones al respecto-
En opinión de Rogelio Canches, el gobierno de PPK no debe nombrar a un 'zar de la reconstrucción', pues "cada vez que ponen a alguien a la cabeza, aparece la corrupción. Hay miles de donaciones y mucho dinero en juego".

Para el ex congresista, debe ser el mismo presidente de la República con sus ministros quienes dirijan la reconstrucción de las zonas afectadas. Eso sí, remarcó que esta debe ser supervisada por la Contraloría General de la República, a fin de "evitar los actos de corrupción".

Por su parte, el analista político Arturo Maldonado considera que "las experiencias con zares en el Perú no han sido auspiciosas", pues "es como crear una oficina o burocracia nueva de la que no se saben bien cuáles sus responsabilidades o dónde encaja en el aparato estatal".

Por último, Maldonado resalta que, frente a todo lo que implicaría un buen proceso de reconstrucción, debería ser PPK quien asuma el rostro de esta. "Parece que él quiere resaltar la figura de Vizcarra, pero esa no es la mejor manera de hacerlo", añadió.

MÁS EN POLÍTICA...

Carlos Bruce sostiene que Martín Vizcarra tiene el perfil para ser ‘zar de la reconstrucción’ ► — Política El Comercio (@Politica_ECpe)

TAGS RELACIONADOS