Devida: dinero y negocios de Sendero Luminoso serán incautados

El presidente ejecutivo de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (), , saludó hoy que el Departamento del Tesoro incluyera al grupo terrorista dentro de su lista negra de narcotraficantes internacionales. 

Asimismo, Otárola destacó la congelación de los bienes en EE.UU. de tres de sus líderes: Víctor Quispe Palomino, Jorge Quispe Palomino y Florindo Eleuterio Flores Hala ‘Artemio’.

“Es una decisión muy importante. La Oficina de Control de Activos, que pertenece al Departamento del Tesoro, identifica a Sedero Luminoso y a los remanentes de este grupo subversivo como una entidad narcotraficante, que es lo que siempre ha sido y, por consiguiente, susceptible de ser intervenido en sus activos y en negocios que pudieran tener en los Estados Unidos, o que podrían estar bajo control o influencia de ciudadanos americanos. Estos activos van a ser congelados si existieran”, dijo en diálogo con Canal N.

En línea con ello, el titular de Devida señaló que esta decisión deja a la organización terrorista Sendero Luminoso “como mercenarios al servicio del narcotráfico en el Vraem”.

“Perdieron legitimidad si es que la tuvieron, aunque nunca la tuvieron, y ahora se sabe que en base a sus acciones narcoterroristas están encubriendo los intereses de las rutas del narcotráfico y del lavado de activos”, dijo.

Asimismo, Alberto Otárola destacó que el trabajo conjunto del Estado peruano con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) ha logrado reducir los cultivos de coca de más de 63 mil a 49 mil desde el inicio del gobierno del presidente Ollanta Humala.

“La cooperación en materia de narcotráfico siempre ha sido muy buena. Tenemos excelentes relaciones con Estados Unidos, sobre todo mediante el trabajo en el modelo que el Perú lidera a nivel mundial que son los cultivos alternativos integrales y sostenibles”, indicó.

En ese sentido, se refirió a proyectos como Alianza Cacao Perú, el cual promueve en la selva peruana el cultivo de cacao fino de aroma, producto agrícola alternativo a la coca, de valor agregado y con gran potencial en el mercado internacional.

Además, el titular de Devida detalló que los cultivos alternativos como el café y cacao en el Perú ya alcanzaron una superficie cercana a las 53 mil hectáreas y que las exportaciones de estos dos productos superaron los 250 millones de dólares en el 2014.