Redacción EC

Esta semana se desarrolla en Lima la Semana de Líderes del Foro Económico Asia-Pacífico (, por su sigla en inglés), un evento que llama mucho la atención considerando la presencia del presidente de Estados Unidos, Barck Obama, y la del creador de Facebook, Mark Zuckerbeg. Y quien no ha querido estar ajeno al acontecimiento es el ex presidente , quien a través de sus cuentas en redes sociales difundió una carta titulada “La verdadera historia del ingreso de Perú a Apec”.

En el texto de siete párrafos, el encarcelado ex mandatario recuerda sus intentos -desde 1992- para que nuestro país sea aceptado como miembro del prestigioso grupo de países.

Según contó, el asalto del grupo terrorista denominado Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) en la residencia del embajador japonés en diciembre de 1996 significó una gran traba en sus aspiraciones. Sin embargo, manifestó que la operación Chavín de Huántar, con la que se rescató a 72 rehenes, le permitió “ver la luz al final del túnel para que el Perú llegara a ser socio de Apec”.

“En 1998, nuestro país participó por primera vez como miembro pleno en Malasia. La operación Chavín de Huántar fue el hecho histórico que inició la era del Perú como socio del Foro. Por eso, antes, país quebrado, hoy, el Perú, país pujante, con legítimo orgullo, les da la bienvenida”, dice Alberto Fujimori.

El ex jefe de Estado, padre de la ex candidata presidencial Keiko Fujimori, también compartió fotos de la primera participación del Perú en la Apec, ello en 1998 en Malasia.

—La Apec también marcó su renuncia—
Lo que no mencionó Alberto Fujimori es que su último viaje para participar en una edición de la Apec marcó además su renuncia a la presidencia de la República, vía fax, el 19 de noviembre del 2000.

Tras viajar a Brunei para participar del foro, Fujimori debería de haberse dirigido luego a Panamá para la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado. Se suponía que Japón solo iba a estar en el camino hacia la nación centroamericana, pero el ex presidente optó por quedarse en el país nipón y renunciar desde ahí. El resto es historia conocida.

POLÍTICA:

TAGS RELACIONADOS