Rubén Mayorga, médico experto en enfermedades infecciosas, dirige la sede local de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud. (Foto:Rolly Reyna/GEC)
Rubén Mayorga, médico experto en enfermedades infecciosas, dirige la sede local de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud. (Foto:Rolly Reyna/GEC)
Fernando Vivas

Columnistas, cronista y redactor

fvivas@comercio.com.pe

Guatemalteco, médico experto en enfermedades infecciosas y transmisibles, se ligó al sistema internacional de salud para combatir la pandemia del sida. Desde el 2017 es miembro de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (), y desde el año pasado las representa en el Perú.

—¿Debimos ser más drásticos y no lo fuimos frente al ?

No puedo decir que el Perú no actuó de inmediato. El 30 de enero declaramos el evento de salud pública y de inmediato el Perú reaccionó. Ya lleva testeando como un mes.

— ¿Pero por qué no haber recomendado el cierre de fronteras antes?

La OMS no recomienda ni cierre de fronteras ni de vuelos ni restricción a las salidas e ingresos de personas. Está claramente descrito [en el reglamento del ente] que no lo recomendamos. Los países deciden soberanamente hacerlo y les pedimos que nos digan por qué, por cuánto tiempo y que nos expliquen cuánto va a costar la medida. Por ejemplo, si el Perú decide que venga un equipo técnico de especialistas de Italia, no podrá venir.

— Siempre hay excepciones para eso. ¿Esta experiencia nos llevará en el futuro a ajustar los protocolos y que la OMS pueda recomendar la contención total con cierre de fronteras?

Como repito, no lo recomendamos y está especificado en el reglamento internacional. Los estados no deberían tomar medidas que restrinjan de manera innecesaria el flujo de personas. Los países hacen estas medidas según sus leyes, su cultura y según la etapa en la que está la infección.

— Los países toman por referencia a los organismos multilaterales, y si estos no recomiendan algo, lo hacen muy tarde.

No lo recomendamos, pero lo hacen si lo desean, y lo estudiamos. Hemos mandado equipos a China e Italia y hacemos estudios. Esto es nuevo. [...] En el hay muy poca transmisión en gente que no tiene síntomas, es de 1% a 3%; [esto sirve] para efectos de control.

—¿Las medidas peruanas de restricción de vuelos y de clases son realistas?

Nos hemos sentado con el , el Minedu, el MTC y los hemos apoyado en sus decisiones. La postergación del inicio de clases la discutimos largo y tendido con el Minedu y llegamos a conclusiones interesantes como hacer que ese tiempo sirva para equipar mejor las escuelas y hacer currículo con normas de higiene.

— Hay que ser sinceros y decir que esto no se hace para proteger a los niños, sino a los mayores, ¿no?

Los niños se infectan y no les pasa gran cosa, pero llevan la infección a papás y abuelos.

—¿Conviene vacunar a los ancianos contra el neumococo e influenza? ¿Estamos dotados?

Sí para el neumococo; y ya durante el barrido del año pasado por el sarampión, se vacunó a adultos mayores. Aún no está disponible la vacuna de la influenza de este año, sino la del año pasado. Hemos logrado conseguir que para el Perú llegue el 20 de marzo y poco después estará a disposición.

—Cuando en unas semanas lleguemos al pico estacional de la gripe, habrá confusión.

Así es. Hemos hablado mucho con el INS [Instituto Nacional de Salud, dependencia del Minsa], que por diagnosticar el COVID-19 no se debe descuidar el diagnóstico de otros virus.

— ¿Habrá mejoras respecto a la capacidad de detectar?

Sí, el país tiene la capacidad de detectar. El INS hace el tamizaje inicial y el diagnóstico específico. Ahora esto se está transfiriendo a laboratorios en cinco regiones del país. El sistema privado y Essalud pueden hacer el tamizaje inicial y referir el diagnóstico inicial al INS para las confirmaciones. Pero puede haber escasez y que se restrinja solo a los casos más serios.

— ¿El porcentaje de mortalidad en realidad es más bajo, pero no se sabe porque no se detecta a todos los infectados?

Probablemente. Si en China se hubiera diagnosticado a todo el mundo, la mortalidad sería más baja.

— El dengue lleva aquí más casos y hay fallecidos, pero no genera el miedo de todos.

El dengue necesita de factores ambientales porque el mosquito vive en algunas regiones. En cambio, el COVID-19 se transmite en el Sahara y en el Polo Norte.

— Cuesta usar el término, pero ¿es más democrático?

Es más ‘ubiquitous’, más cosmopolita; más democrático no sé. Se transmite donde hay más hacinamiento. El dengue se transmite donde no hay provisión constante de agua potable y la gente guarda el agua sin cubrir.

—Escasean mascarillas y alcohol en gel, ¿no cabe que el Gobierno se preocupe por su fabricación local?

Estuve en una reunión donde fabricantes locales veían si tenían capacidad de producir las [mascarillas] N95 que requieren certificación. Los geles se pueden fabricar artesanalmente.

— Un problema peruano es ir al segundo nivel despreciando el primer nivel de atención.

Es fundamental la atención en el primer nivel. La mayor parte de los casos se van a atender en el domicilio. El Estado y los gobiernos locales, las aseguradoras deben fortalecer sus mecanismos de atención por teléfono. El Minsa tiene experiencias de telesalud muy buenas.

— Siendo futuristas, ¿el destino de este virus es ser estacional, controlable y con vacuna?

La vacuna con suerte estará a la mitad del próximo año. No hay que contar con ella [en esta crisis]. Tendrá que probarse en un país donde haya transmisión.

— Luego de esto, ¿es probable que la OMS vea cómo recomendar ser más drásticos y aplicar desde el principio la contención total con cierre de fronteras?

Está en el reglamento sanitario internacional [que no se recomienda]. Si los países creen que hay que cambiarlo, tendrán que discutir cómo cambiarlo. Estamos escribiendo informes sobre todo lo que pasa y eso habrá que estudiarlo.

— No pregunto desde el egoísmo o la xenofobia, sino con la idea de un mundo que, una vez identificado un país con infección, lo contenga totalmente y lo ayude.

Ese es el tema, que para poder contener este tipo de infecciones, promoveremos hasta lo último la colaboración entre países.

—Pero ahora somos un archipiélago de infectados.

El presidente [] lo dijo ayer: iba a haber una conferencia con otros presidentes para coordinar y es bueno que el jefe de Estado asuma el liderazgo. [...] Nosotros aportaremos para que todo se comunique con franqueza y sinceridad.