Sobre Miguel Atala pesa ahora una orden judicial de arresto domiciliario. (Foto: Piko Tamashiro / GEC)
Sobre Miguel Atala pesa ahora una orden judicial de arresto domiciliario. (Foto: Piko Tamashiro / GEC)
Graciela Villasís Rojas

Jefa de la Unidad de Investigación

graciela.villasis@comercio.com.pe

Fueron dos ocasiones en las que , ex vicepresidente de Petro-Perú durante el segundo gobierno de , declaró en los últimos días ante el equipo especial del Ministerio. Esto en su calidad de investigado por el presunto delito de lavado de activos, a raíz del Caso Odebrecht.

El último 26 de abril, Atala, de 73 años de edad, se presentó voluntariamente ante la fiscal adjunta provincial Elvia Caro Izquierdo, según el acta al que accedió El Comercio. Ahí aseguró que el US$1’312.000 que la constructora brasileña Odebrecht le depositó en la Banca Privada de Andorra era en realidad para García Pérez.

Ese día, comentó que en setiembre del 2008, durante un evento de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP), el ex secretario de la Presidencia, Luis Nava, le hizo una revelación. “…Y en un momento a solas me indicó que el dinero de la cuenta offshore de la que me había solicitado sea apoderado, tiempo atrás, era en realidad del señor Alan García Pérez, a lo que sencillamente asentí”.

También comentó que procedió a entregarle todo el dinero al líder del Apra “de manera personal la mayor parte de ocasiones en su domicilio”.

La declaración se amplió el 29 de abril en presencia de los fiscales adjuntos provinciales Walter Villanueva Luicho y Meryl Huamán Altamirano. En esa segunda ocasión, Miguel Atala refirió que Alan García lo llamó en el segundo semestre del 2010 a Palacio de Gobierno, en donde le confirmó que el millonario monto era de él, por lo que le pidió se lo entregue de manera progresiva.

“…Es así que luego de esa reunión empecé a llevarse dinero al ex presidente Alan García Pérez. La primera vez en un monto aproximado de US$20.000 a US$30.000, y así de forma progresiva iba llevándole dinero al ex presidente Alan García Pérez. Cada vez que necesitaba dinero me llamaba por teléfono previamente y me citaba a diversos lugares, le he entregado dinero en diversas ocasiones y lugares como en Palacio de Gobierno, en su domicilio que primero quedaba en la urbanización Las Casuarinas en Surco y luego en su domicilio ubicado en Miraflores, al Instituto de Gobierno de la Universidad San Martin de Porres, entre otros lugares”, dijo.