Alejandro Toledo
Alejandro Toledo
Roger Hernández Sánchez

continúa en Estados Unidos. El ex mandatario (2001-2006), investigado por los casos Odebrecht y Ecoteva, ha insistido en las últimas semanas en que no tiene las garantías del debido proceso para retornar al Perú y dar la cara ante las pesquisas en su contra.

Pese a ello, la opinión pública no ha pasado el asunto por alto. Así lo demuestra la más reciente encuesta de El Comercio-Ipsos, que revela que 85% sí está informado sobre las acusaciones contra el ex presidente por presuntamente haber recibido US$20 millones por parte de Odebrecht para la adjudicación de la carretera Interoceánica Sur. En contraste, 14% dijo no saber del tema y 1% no precisó respuesta.

Del universo de personas que dijo conocer sobre el asunto, el 92% consideró que Alejandro Toledo sí recibió el soborno de la empresa brasileña, mientras que 4% estimó que el fundador de Perú Posible es inocente y 4% no contestó la pregunta.

En ese sentido, consultados por la naturaleza de la investigación que se le sigue al ex presidente, 82% indicó que es una indagación justa, 16% acusó que es parte de una campaña política y 2% prefirió no responder.

Para el analista político José Carlos Requena, no sorprende que un gran número de personas esté al tanto del caso. Según enfatiza, la exposición mediática que han recibido las acusaciones contra Alejandro Toledo es natural a causa de la coyuntura provocada por los actos irregulares de Odebrecht y por la figura misma que tenía Toledo en el plano político.

“El tema y los motivos por los cuales esto ha estado en las portadas son lógicos. No es para menos, es un ex mandatario. Y a la gente pocas dudas le quedan que Toledo está ligado a este caso. Ni siquiera ha venido al Perú a responder”, dijo en diálogo con El Comercio.

Por su lado, el analista político Luis Nunes sostuvo que la decepción ante la clase política y el propio Alejandro Toledo han provocado que el rechazo al fundador de Perú Posible ya no sea una simple tendencia.

“Ante la opinión pública esto dejó de ser algo de coyuntura. Es natural que tanta gente esté informada sobre este tema y que sienta rechazo por lo que está sucediendo alrededor de esto. Es la decepción que hay en torno a Toledo. Es algo que no se disipará con facilidad”, recalca.

-Extradición y rol del Ejecutivo-

El sondeo de El Comercio-Ipsos revela que 94% considera que Alejandro Toledo debería ser extraditado, frente al 4% que afirma que no debería ser devuelto al Perú y al 2% que no precisa respuesta.

Sobre esto, José Carlos Requena calcula que la carencia de una agrupación y una plataforma política que lo respalden, dejan al chacano en una posición sumamente vulnerable ante quienes piden que responda por el Caso Odebrecht.

“Cuatro ex presidentes han sido vinculados a casos de corrupción. Sin embargo, justamente quienes no tienen una plataforma, como Humala, han enfrentado más problemas aún. Perú Posible ya no existe. Los propios ex dirigentes decidieron no seguir con un nuevo proyecto. Ya no queda nadie para que defienda a Toledo en política”, rescata el analista.

De otro lado, Luis Nunes afirma que, si bien es correcto evitar hablar de “muertos políticos”, “la situación de Alejandro Toledo ante la opinión pública podría ser irreversible”.

“Poco puede hacer para que las personas no entiendan que él no está ligado a Odebrecht. Nos guste o no, todos conocimos a un Toledo vigoroso, que encabezó una marcha multitudinaria en busca de retornar a la democracia. Si él tuviera aunque sea un rezago de eso, tomaría el primer vuelo al país y respondería ante la justicia”, menciona.

La encuesta de El Comercio-Ipsos también consultó sobre el rol del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski frente a este presunto caso de corrupción. Para el 78%, el Ejecutivo debería actuar con más energía sobre el asunto, 18% consideró que un papel más activo podría denotar una persecución política y 4% no respondió sobre el tema.

Sobre ello, Requena aseveró que, más allá de las cifras, sería positivo que el gobierno de PPK demuestre más actitud en el tema, pues si bien no hay una sola posición frente al caso de Toledo, sí existe unanimidad respecto a los deseos de que se consolide la lucha anticorrupción.

“Sí hay quienes piden que PPK tenga un rol activo en este sentido. Uno de los puntos sensibles que va a tener que tocar es justamente este caso. Es un reto político para el gobierno de Kuczynski que esto no tenga la apariencia de una persecución”, concluye.

FICHA TÉCNICA
La encuesta nacional urbano-rural de Ipsos Perú se realizó del 7 al 9 de junio con una muestra de 1.290 personas mayores de 18 años. Nivel de confianza: 95%. Margen de error: +/- 2,7%.

MÁS EN POLÍTICA...

TAGS RELACIONADOS