Héctor Becerril indicó que tiene la "verdad" de su lado para defenderse de acusaciones. (Foto: GEC)
Héctor Becerril indicó que tiene la "verdad" de su lado para defenderse de acusaciones. (Foto: GEC)

El congresista afirmó este jueves que no necesita ser blindado por sus colegas de Fuerza Popular, luego que fuera acusado de cobrar sobornos a cambio de favorecer a una empresa en una licitación en Lambayeque.

Becerril, quien se encuentra bajo una indagación preliminar por parte de la Comisión de Ética y una investigación preliminar en la Fiscalía,  señaló que la licencia temporal que solicitó el último martes a la bancada y al partido Fuerza Popular, se dio para ejercer su defensa a nombre propio. Además, admitió incomodidad en algunos miembros de su bloque político.

“Yo me retiro, pido licencia de la bancada, para recuperar mi voz porque algunos de los colegas en algún momento se sintieron incómodos porque mis declaraciones eran altisonantes; y también para demostrar que no tengo nada que ocultar. Pido licencia para mi defensa hacerla como Héctor Becerril. No necesito que ningún congresista me blinde porque tengo la verdad de mi lado”, afirmó en entrevista con ATV.

El congresista reiteró que no sobornó a la empresaria Mirtha Gonzales Yep, quien denunció que compró materiales valorizados en más de 74 mil soles para remodelar la casa de Becerril en Trujillo, buscando que la Constructora CRD se mantenga a cargo de la planta de tratamiento de residuos sólidos en Chiclayo.

Agregó que fue su hermano Wilfredo Becerril quien hizo las coordinaciones de la compra del porcelanato y que fue él quien lo compró.

“Él [Wilfredo Becerril] me dice que su amiga, la señora Mirtha Gonzales, le había prestado parte del dinero para la compra y que ella le había pedido que salga la factura a su nombre por el total para ahorrarse el crédito fiscal, eso también es un delito: es defraudación tributaria”, refirió.

Héctor Becerril evitó especular sobre la relación que tenían su hermano Wilfredo y Mirtha Gonzales, pero insistió en que no tuvo ningún trato con la empresaria y que cuenta con las boletas de las compras que respaldan su versión.

“Acá no ha habido soborno ni nada que esconder, lo que ocurre es que compro el material y aquí está mi boleta electrónica, lo que ellos digan es falso”, manifestó.

Asimismo, el legislador señaló que el coordinador de la Fiscalía Contra el Crimen Organizado de Chiclayo, Juan Carrasco Millones, quien lo investiga por presuntos actos de corrupción, actúa por “venganza”.

“Quiero manifestar que [el hecho de] que cuatro personas como el ex alcalde de Chiclayo, David Cornejo, dos regidores y la señora Mirtha Gonzales, me sindiquen en temas de corrupción no es algo gratuito. Eso está orquestado y manejado por el fiscal Juan Carrasco Millones”, aseveró.

TAGS RELACIONADOS