Módulos Temas Día

Más en Política

Bruce: “Todos tenemos que serenarnos y ver qué es lo que le conviene al país”

El próximo ministro de Vivienda, señaló, horas antes de conocerse su designación, que no es posible tener gobernabilidad si los ministros están metidos en el Congreso todo el tiempo

Carlos Bruce

Bruce reemplazará en el Ministerio de Vivienda a Edmer Trujillo, quien asumirá la presidencia de Sedapal. (Foto: Archivo El Comercio)

Bruce reemplazará en el Ministerio de Vivienda a Edmer Trujillo, quien asumirá la presidencia de Sedapal. (Foto: Archivo El Comercio)

El Comercio

El congresista oficialista Carlos Bruce, próximo ministro de Vivienda, señaló, horas antes de conocerse su designación, que no es posible tener gobernabilidad si los ministros están metidos en el Congreso todo el tiempo.

—Después de la censura al Gabinete, Fuerza Popular y el propio Luis Galarreta han insistido en que la renovación debe ser total, ningún ministro puede repetir. ¿Qué opina acerca de eso?
Un nuevo Gabinete lo integra un nuevo primer ministro, algunos ministros nuevos y también se incluyen algunos ministros del Gabinete anterior, que continúan en sus carteras. Hay precedentes: ha ocurrido eso con el Gabinete Trelles, en el primer gobierno de Belaunde; ha ocurrido con la censura a Ana Jara, en el gobierno de Humala (en ese caso solo cambió Ana Jara por Cateriano). Me parece raro que desde la fuerza mayoritaria hayan hecho tanta insistencia en este punto, más aun cuando ellos mismos decían en el Congreso que hay buenos ministros, por qué se van a ir todos. No es coherente. Todos debemos colaborar para salir de la crisis política, porque no es una crisis política de PPK, es una crisis política del país, y hay algunos que no están colaborando. No sé con qué intención.

—Esto puede ser consecuencia de que lo que han percibido en Fuerza Popular y en el Apra, por ejemplo, es una actitud y una estrategia confrontacional del Ejecutivo, y entonces ellos están respondiendo dentro de la misma lógica.
Lo que pasa es que ellos no entienden que por sus intereses políticos partidarios están dejando de lado los intereses del Perú. La facultad que tiene el presidente de disolver el Congreso solo cuando se le ha negado la confianza a dos gabinetes, fue establecida en la Constitución debido a las experiencias que el Perú ha tenido en el pasado. En el gobierno de Bustamente y Rivero, la coalición mayoritaria le censuró ministros y no le dejaba gobernar, y ese gobierno acabó en golpe militar. El primer gobierno de Belaunde fue igual y también acabó en golpe militar. Entonces para evitar esas situaciones, la Constitución señala que si el Congreso no te deja gobernar, y con dos censuras a tus gabinetes tú lo puedes disolver y convocar nuevas elecciones. Y en efecto no es posible tener gobernabilidad si los ministros están metidos en el Congreso todo el tiempo. Hay días en los que hay 9 o 10 ministros en el Congreso en las comisiones o interpelados o censurados.

—En el debate hemos escuchado a los voceros de Fuerza Popular decir, ‘bueno ustedes creen que nos están amenazando con la disolución del congreso, pero en realidad no tenemos temor a la disolución, que nos disuelvan; y esto concuerda con una encuesta de Ipsos que indica que si hubiese una elección para el parlamento, Fuerza Popular incrementaría su participación. ¿Hay esa actitud en Fuerza Popular de ir hasta las últimas consecuencias?
Lo que sí creo es que todos tenemos que serenarnos y ver qué es lo que le conviene al país. Por parte del gobierno no hay ningún interés en acercarse a situaciones límite como puede ser la disolución del congreso, dentro del marco constitucional. Sería un escenario muy malo para el país, no se quiere llegar a eso. Entonces serenémonos todos, oficialismo y oposición y ayudemos a salir de esa crisis, no la compliquemos más, porque al final es el Perú y es el pueblo el que termina complicado, porque si esta crisis continúa qué inversionista va a traer plata al país. La verdad en la sesión del jueves había mucho calor en el debate, pero ya pasó. Pensemos qué cosa le conviene al país.

—Evidentemente la estrategia de proponer la cuestión de confianza ha sido visto como agresiva, desafiante. ¿Qué puede hacer el Ejecutivo para recomponer esta situación?
En primer lugar, la decisión de hacer cuestión de confianza no es nueva, todo el mundo la venía sugiriendo desde meses atrás. Dada la situación actual, yo haría una ronda de conversaciones con todos los dirigentes políticos que tengan representación en el Congreso. Eso no significa que se adhieran a nuestras ideas ni que nosotros a las de ellos, pero si ponernos de acuerdo en una agenda mínima y que el país siga avanzando. Y no estemos en esta situación de amenaza, que si tú me dejas un ministro del anterior gabinete entonces yo no te voy a dar la cuestión de confianza. Serenémonos, conversemos, seguirán siendo oposición ellos, y seguiremos siendo oficialismo nosotros, pero el país seguirá funcionando, eso es lo importante, y no generar una situación de caos que si se prolonga, va terminar afectando la economía.

—¿El indulto a Fujimori no ayudaría en esta circunstancia?
Es algo que se está estudiando, no es un tema que esté descartado por completo. En campaña Kuczynski siempre declaró que si alguien propone una ley para que se pueda ir a su casa para ser cuidado por su familia, él la firmaría. No es un tema cerrado para nosotros. La salud del ex presidente Fujimori cada vez se está deteriorando más por la carcelería que está sufriendo y nadie debería morir en cárcel en nuestro país.

—Todo esto ha sido generado por la cuestión de confianza, que ha generado reacciones.
Yo diría también que esta cuestión de confianza ha sido generada por una actitud de obstruccionismo del fujimorismo. Hasta hoy falta votar revisiones de decretos legislativos que tiene el Congreso. Un proyecto de ley hubiera sido más rápido que un decreto legislativo. Si tú tienes ministros interpelados o censurados tú no puedes tener una gerencia del país con esas amenazas permanentes.

—Lo que gatilló este asunto de la decisión de Fuerza Popular de censurar a la ministra de Educación. ¿Pero no había manera de conversar sobre la salida de la ministra? ¿No se puede conversas estas cosas?
No pensé que iban a censurar a la ministra ahora. Quizá sí dentro de uno o dos meses, censurarla por cualquier coyuntura, o quizá podría ella ya no haber estado por algún cambio ministerial. Pero haber recibido esta censura no habiendo causal, no hay palabra mal dicha, no hay computadoras compradas, solamente una huelga, y eso no es motivo para que un ministro renuncie, era ya la gota que rebalsó el vaso.

—Hubo un mal manejo de la huelga por parte del gobierno en general, a costa de la propia ministra…
Yo creo que no ha habido un mal manejo, ella no ha cedido. Fíjate, si se le censura por el tema de la huelga, el siguiente ministro que vea la huelga ¿qué va a hacer?: aceptar todo, porque si no lo van a censurar. Es muy peligroso. Esta no ha sido la huelga más grande que hemos tenido en el Perú, la huelga de Fujimori fue más de 100 días. A lo que voy es que no estamos teniendo en la clase política canales de diálogo institucionalizados y no se están teniendo con la fuerza mayoritaria.

—Fernando Zavala tenía reuniones con Luis Galarreta para definir la agenda legislativa, algo novedoso aunque está en la ley del Congreso pero nunca se había cumplido. El propio Galarreta se ha expresado muy positivamente respecto de esas reuniones, pero no sirvieron para prevenir esta situación.
Efectivamente esas reuniones se dieron, e incluso desde la última conversación de Keiko Fujimori con el presidente, donde se llegó a ciertos acuerdos, la serenidad se difundió un poco en el ambiente político hasta hace tres o cuatro semanas, donde el clima cambió y se volvió más agresivo. Cuando he preguntado qué ha pasado, nadie me puede dar la razón. El único hecho político que ocurrido hace unas semanas fue el reinicio de una investigación a Keiko Fujimori por una anotación en el celular de Marcelo Odebrecht, que se sabía ya desde mucho meses atrás. A partir de eso ha venido una agresividad, yo no sé si es una cuestión de querer tapar una noticia con la otra; dicho sea de paso, una anotación en un celular no es prueba de nada.

—Ellos han argumentado lo mismo: que el hecho de proponer una cuestión de confianza nace de que el presidente Kuczynski ha sido citado por la Comisión Lava Jato….
Tal es la tranquilidad que tiene el presidente que él la va a recibir a la comisión. La Constitución le dice ‘si usted no quiere señor presidente no la recibe, usted no puede ser investigado en el ejercicio de sus funciones’, pero él ha dicho que no tiene nada que ocultar. Además son es la primera vez, él ya ha ido a la Comisión Lava Jato y no tiene problema en volver a ir. Además es lógico que se le pida su manifestación a quien presidía las reuniones de Pro Inversión, pero de ahí deducir que hay que alterar todo el ambiente político para tapar estas noticias….

—Entiendo que también ha habido reuniones entre Zavala y José Chlimper, ¿nada de eso ha funcionado?
Sé que quedaron que Fernando Zavala con Chlimper eran el nexo para coordinar, sobre todo sobre las cosas que se acordaron en esa reunión. Parece que hay un cortocircuito por algún lado porque las cosas que supuestamente se pusieron de acuerdo ellos las están bloqueando ahora. Por ejemplo, se pusieron de acuerdo en que este decreto legislativo que acelera las inversiones y que fue denegado por el Congreso, habría que volverlo a presentar como proyecto de ley, y ellos lo apoyarían. Pero en la Comisión de Economía que presido, cuando se ha visto el proyecto, los fujimoristas lo rechazaron. Entonces yo no entiendo nada. ¿Ni siquiera los acuerdos que tomaron en aquella oportunidad se van a respetar? Y esa es una ley que le conviene al país para acelerar el sistema de obras públicas, como la reconstrucción.

—¿Y desde el Congreso no se puede resolver estos problemas políticos?
Mira, lo que ocurre es que cuando tú hablas con las cabezas de la bancada fujimorista, recibes evasivas, como que no está presente el que tomas las decisiones. Yo no digo que sea malo, que consulten con su líder me parece natural. Pero siempre hay que esperar qué decisión se tomó arriba, y esas decisiones se toman 10 o 5 minutos antes de una votación. Es complicado.

—El fallo del Tribunal Constitucional respecto a la Ley antitránsfugas, que abre la posibilidad de que los disidentes puedan irse a otra bancada o al llamado “grupo mixto”, ¿no podría moderar los ímpetus de la bancada mayoritaria, en la medida que el grupo que pudiera liderar Kenji Fujimori fortaleciera su posición?
Algo está pasando dentro de Fuerza Popular, porque esta insistencia para que se debata el día jueves como primer punto en la agenda sin dictamen de comisión y que se apruebe esa mañana dicha ley, me ha dejado sorprendido, porque tú podías pensar que era para bloquear la creación de nuevas bancadas, pero Nuevo Perú ya se había creado, había mandado la carta. Si me hubieras preguntado el miércoles te decía que no veía Fuerza Popular dividida, pero ante esa desesperación parece que por dentro la cosa es más brava.

—El otro problema es que la propia bancada del gobierno está dividida y con esta ley de repente se parten...
Te apuesto un cebiche que nuestra bancada no se va a partir. Hay un grupo de congresistas que son militantes del grupo Peruanos por el Kambio, que se reúnen con el partido, entonces ellos emiten su pronunciamiento por su lado. Pero ellos en la bancada nos han garantizado que como bancada aquí terminamos todos hasta el 2021. No hay nadie que piense en retirarse.

—Deben estar contentos con la salida de Zavala y del Gabinete, porque ellos lo pidieron antes que la gente de Fuerza Popular… el gabinete del Ku Klux Klan y cosas de ese tipo…
Bueno, el que dijo lo de Ku Klux Klan no es congresista. Ellos tiene sus opiniones, en todo grupo humano hay opiniones distintas.

—En última instancia lo que deberíamos buscar es un acuerdo sobre las grandes reformas que el país necesita. Hay una serie de reformas que no se tocan. ¿Cree que es posible establecer un mecanismo de diálogo que permita llegara a un acuerdo para llevar adelante esas reformas?
Pensé que se había logrado cuando Keiko pidió una cita con el presidente. Pensé ‘caramba, ella es una persona que entiende que por más diferencias políticas que haya lo importante es el país’. Pero fíjate a lo que hemos llegado. Por parte del gobierno hay constantes intentos para poder conversar, porque también somos pocos y eso te obliga a conversar, pero tampoco hay del otro lado la disponibilidad de estar contestando el teléfono. Yo supondría que alguien que quiera ser presidente hacia el 2021, quiere recibir el país en el mejor estado posible. Con una economía creciendo que me permita hacer obras y no una política en crisis. Con un país en crisis, ¿quién va a ganar?: Las opciones de izquierda, los antisistema, que dicen que es el sistema y hay que cambiarlo.

MÁS EN POLÍTICA... 

Tags Relacionados:

Carlos Bruce

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías