Módulos Temas Día

Más en Política

Congreso no se incluye en ley que da independencia a las OCI

Pleno aprobó que la contraloría pueda designar a jefes de los órganos de control institucional de las entidades públicas. A pedido de fujimorista, se excluyó al Parlamento de medida

Congreso

Pleno del Congreso aprobó el último martes una ley de fortalecimiento para la Contraloría, pero nadie percató que el Congreso se exceptuó de un punto importante. (Foto: Juan Ponce / El Comercio)

Archivo/El Comercio

El pleno del Congreso aprobó en su sesión del martes, por unanimidad (103 votos), la ley de fortalecimiento de la Contraloría General de la República. La norma contempla la independencia de los Órganos de Control Institucional (OCI), aunque la medida aplicaba para todos, menos para el Parlamento. 

La propuesta de las OCI independientes surgió en el debate del tema en la Comisión de Fiscalización, y tuvo el apoyo de la contraloría que planteó el proyecto que originó esta nueva ley.

El dictamen de la Comisión de Fiscalización que fue puesto a debate en el pleno del martes proponía, en su artículo 19: "La contraloría, aplicando el principio de carácter técnico y especializado de control, designa a los jefes de los órganos de control institucional de las entidades sujetas a control".

Congreso

El dictamen de la Comisión de Fiscalización que fue puesto al debate en el pleno no contemplaba ninguna excepción para el Congreso.

Archivo/El Comercio

La intención de esta modificación era transferir las OCI, debido a que se consideró un “absurdo” que estas sean pagadas por las entidades que son sujetas a control.

Lo que nadie percató es que en el texto sustitutorio final se introdujo un cambio de última hora a lo dictaminado por la Comisión de Fiscalización.

–El cambiazo–
​A pedido del congresista fujimorista Carlos Domínguez, se incluyó el siguiente añadido al artículo 19: "Están exceptuadas los jefes y el personal de órgano de control institucional del Congreso de la República, cuyo régimen laboral y dependencia funcional se rige por las normas que estipular dicho poder del Estado".

Es decir, los Órganos de Control Institucional de todas las instituciones públicas serán transferidas a la contraloría, menos la de del Congreso. El OCI del Parlamento mantendrá su "dependencia funcional".

Congreso

Reproducción del texto sustitutorio aprobado en el pleno del pasado martes, donde se consigna que el cambio fue introducido a pedido del fujimorista Carlos Domínguez.

Archivo/El Comercio

La relación del Congreso con la contraloría no siempre ha sido colaborativa. En un acuerdo de la Mesa Directiva, del 23 de mayo del 2017, se dio cuenta del Memorándum 109-2017-OAI/CR del auditor general del Congreso, en el que se da cuenta de diversas solicitudes de información de la contraloría.

La contraloría solicitaba información sobre tres temas: la adquisición de juguetes para la Navidad del 2016; la compra de turrones y un vehículo por la modalidad de adquisición directa; y el convenio para el contrato de estacionamientos.

Algunos de esos pedidos surgieron a raíz de oficios enviados por congresistas a la contraloría, en los que pedían una acción de control. Pese a ello, la Mesa Directiva de ese entonces acordó: "Debido a que el órgano de control interno ha llevado a cabo acciones de control sobre el particular y en el marco de la autonomía del Congreso de la República, el auditor general del Congreso no deberá atender lo solicitado".

Congreso

El acuerdo fue tomado por la Mesa Directiva aprobada en ese entonces por la presidenta Luz Salgado y los vicepresidentes Rosa María Bartra, Richard Acuña y Luciana León.

Archivo/El Comercio

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada