Ministra María Antonieta Alva responde ante el Congreso por interpelación.
Ministra María Antonieta Alva responde ante el Congreso por interpelación.
Jonathan Castro

La ministra de Economía, María Antonieta Alva, llegó al Congreso cargando un grueso cuadernillo para . Allí, Alva había señalado que varias preguntas se repetían entre sí, tal como lo dejó claro en -al menos- diez ocasiones a lo largo del día.

PARA SUSCRIPTORES: Congreso: las 20 preguntas más llamativas y fuera de contexto en una moción de interpelación

Al inicio de su intervención, Alva reconoció que se habían cometido errores durante la gestión de su sector durante la crisis, pero señaló que se enmendaron las equivocaciones. “Reconozco que hemos cometido errores, pero cuando nos hemos equivocado, hemos enmendado. No es momento de ser soberbios; tampoco, es momento de derrotismos”, señaló.

María Antonieta Alva

Uno de los ejemplos estuvo relacionado a la ejecución del programa Reactiva Perú, en el que en la primera fase se alcanzó a más de 100 mil mypes beneciadas mientras en la segunda etapa se amplió a 280 mil. En el mismo sentido, Alva narró las coordinaciones que se hicieron con la Procuraduría General de la República para filtrar a las empresas investigadas por hechos de corrupción y con la Contraloría, para el caso de las impedidas de contratar con el Estado, de la lista de beneficiarias de Reactiva.

Alva hizo varios comentarios críticos en su intervención, aun cuando no fue confrontacional. En primer lugar, resaltó cada una de las preguntas repetidas del pliego y repitió las respuestas que ya había dado. Esto ha sido evidente, sobre todo, durante el segundo pliego, en el que el Congreso incluyó interrogantes que ya estaban entre las primeras 32 que había respondido.

Además, las preguntas formuladas por el Legislativo tenían adjetivos peyorativos. Alva, en reiteradas ocasiones, marcó distancia de esas frases diciendo “no comparto los calificativos de esta pregunta”. En el único caso en el que señaló que estaba de acuerdo con la premisa de la pregunta fue en la número 31 del primer pliego, planteada por el Frente Amplio, en la que se señalaba que el motor de la economía son las personas.

Pero la crítica más importante estuvo relacionada a las iniciativas de generar gasto desde el Congreso. Alva señaló que uno de los pilares institucionales establecidos en la Constitución –y que permite que el país tenga un buen manejo fiscal– es que es el Poder Ejecutivo el que tiene las competencias para manejar la hacienda pública. “Tenemos que ser responsable en el manejo de las cuentas fiscales”, señaló.

En otra respuesta, Alva agregó: “llamamos a la responsabilidad del uso de los recursos de todos los peruanos. No podemos implementar propuestas que dificulten la recuperación del espacio fiscal”.

A raíz de las iniciativas legislativas de la devolución de fondos de la ONP y la AFP, el Ejecutivo ha cuestionado la posición del Congreso, pues genera gasto público. Según el artículo 79 de la Constitución, el Parlamento no tiene iniciativa de gasto. La titular de Economía indicó que las políticas públicas deben ser “justas, efectivas y sostenibles en el tiempo”.

Alva defendió las políticas económicas implementadas por el Ejecutivo para hacer frente a la crisis generada por la pandemia. Así, por ejemplo, resaltó que sin estas medidas la economía caería, este año, hasta 20%. Señaló que ahora se espera que la contracción sea de 12%. “Muchas de las preguntas deslizan la idea que la crisis es por una política de gobierno y no por una pandemia. El plan de reactivación económica es parte de la solución, no el problema”, indicó.

El programa más cuestionado en el interrogatorio ha sido Reactiva Perú. Alva explicó, varias veces, que el dinero que se ha inyectado a las empresas no es parte del tesoro público. Señaló que el Estado solo ha sido garante para la emisión de los préstamos entre las entidades bancarias y las empresas. Gracias a ello, se ha logrado salvar dos millones de empleos.

En cuanto al apoyo a las Mypes, la ministra resaltó que casi 700 mil mypes han alcanzado créditos garantizados por el Estado, gracias a los programas Reactiva Perú y FAE-Mype. Esto supera el objetivo inicial que se tenía de alcanzar a 314 mil mypes.

Otro punto que resaltó es que el Ejecutivo ha destinado recursos para atender a la población más afectada por la crisis. Para ello, no solo se pretende llegar con dos bonos a cerca de 8,5 millones de familias, sino que también se ha implementado la cobertura de programas sociales como Juntos, en 64%, Cunamás, en 66%, y Contigo, en 85%.

El caso de su padre

Sobre la contratación con el Estado de la empresa de su padre, Alva señaló que este se separó de la sociedad en el 2015. En adelante -dijo- no tuvo relación y prueba de ello es que no percibió ingresos, aunque no resolvió sus vínculo.

El 27 de noviembre del 2019, se otorgó una buena pro de S/1 millón 557 mil al consorcio Geoservice Hidroenergía para que brinde servicios de consultoría en el Programa Subsectorial de Irrigaciones (PSI), órgano adscrito al Ministerio de Agricultura.

Una de las empresas que conforman dicho consorcio es Hidroenergía Consultores en Ingeniería S.R.L., donde  y Jorge Alva Luperdi, padre y hermano de la ministra, figuran como accionistas.

Fue el exsocio de su padre, Armando Olazábal, quien hizo los contratos. Aún así, Alva sostuvo que la entidad contratante –del sector Agricultura– omitió verificar la información presentada por esta empresa. Por ello, está bajo indagación de la OSCE.

TE PODRÍA INTERESAR:

VIDEO RELACIONADO:

María Antonieta Alva