Redacción EC

Con poco más de una hora de retraso empezó ayer el debate en el sobre la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski a la presidencia. Las bancadas coincidieron en que se debe aceptar su renuncia y velar por que, en este momento crítico, se respete el orden constitucional.

Los enfrentamientos altisonantes, moneda común en los últimos meses, no tuvieron el voltaje de ocasiones anteriores. Hubo más bien coincidencias: fue unánime la posición de respetar el orden constitucional, también la de no forzar la figura de una vacancia, tal como habían declarado previamente algunos legisladores.

No faltaron los adjetivos y las críticas para el saliente mandatario. La principal: que nunca pudo trazar una línea entre el interés público y el privado.

Así culminó un ciclo en la vida política del país. Hoy empieza uno nuevo.

MÁS EN POLÍTICA...

TAGS RELACIONADOS