Felipe Barbero Mariátegui

De los 12 candidatos que confirmaron inicialmente su participación en el debate de este domingo 3 de abril, dos se retiraron ayer de la contienda electoral. Estos son Francisco Diez Canseco de Perú Nación y Hernando Guerra García de la alianza Solidaridad Nacional y Unión por el Perú. 

Los 10 candidatos que quedan en carrera se darán cita en el recientemente inaugurado Centro de Convenciones de Lima, ubicado en el distrito de San Borja, para participar en el debate organizado por el Jurado Nacional de Elecciones (), IDEA Internacional y el Consorcio de Investigación Económica y Social (CIES). 

La participación de los postulantes a la presidencia en esta actividad es uno de los acuerdos que firmaron en el Pacto Ético Electoral los representantes de los partidos políticos el pasado 16 de diciembre, cuando se comprometieron a exponer sus planes de gobierno y las propuestas programáticas de sus organizaciones.

Se abordarán temas relacionados a la seguridad ciudadana, lucha contra la corrupción, salud, desarrollo económico, reforma del Estado, infraestructura, entre otros. 

De acuerdo con la coordinadora del CIES, Luz Gamarra, el debate tendrá cuatro partes. En el primer bloque los candidatos expondrán su visión del país. Luego debatirán en parejas (ver infografía). Posteriormente cada uno de los postulantes contestará preguntas de los electores de manera aleatoria y finalizarán presentando sus principales propuestas. 

—No habrá portátiles— 
Cada candidato podrá invitar hasta 14 personas al evento, entre asesores, prensa y familiares. De esta forma se evitará que cada postulante se presente al debate con una ‘portátil’ que altere el orden durante la realización del debate. 

“Esto ha sido aceptado y ha sido el resultado del trabajo en coordinación con los partidos”, sostiene Gamarra. El resto de los asistentes –entre 500 y 600 personas– estará conformado por la prensa e invitados de los organizadores. 

Hay que recordar que en el debate presidencial del 2011, las ‘portátiles’ de diversos partidos asistieron en grandes grupos a los exteriores del local del debate. Por ello, el entonces candidato Ollanta Humala estuvo a punto de retirarse debido a que había un acuerdo previo entre los partidos de no llevar simpatizantes. 

—García en duda— 
Ayer por la tarde, el secretario general del partido aprista, Omar Quesada, cuestionó que los aspirantes presidenciales debatan en grupos de dos, y opinó que si el JNE no cambia esa modalidad, el líder aprista Alan García no debería participar. 

Posteriormente, el ex mandatario sostuvo que el formato del debate organizado por el JNE “es casi una burla”. 

De acuerdo con Milagros Suito, directora nacional de Educación y Formación Cívica Ciudadana del JNE, el personero del Apra, Jorge Pimentel, firmó el lunes por la tarde el acta en donde se estableció la metodología del debate, en la que estaba incluida la dinámica de parejas. 

Cabe señalar que al ex mandatario le toca debatir (luego de un sorteo ante un notario público) con Fernando Olivera, candidato de Frente Esperanza.

De otro lado, el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) confirmó a El Comercio que Gregorio Santos solo para el debate. El líder de Democracia Directa polemizará con Alfredo Barnechea de Acción Popular. 

MÁS EN POLÍTICA... 

TAGS RELACIONADOS