"Este Gobierno se dedicó a espantar a la inversión privada"
Sebastian Ortiz Martínez

Desde su presentación como integrante de la plancha presidencial de , se dedica a pulir algunos aspectos del plan de gobierno de Peruanos por el Kambio. La ex ministra de Economía negó ser responsable política del ‘baguazo’, criticó a Keiko Fujimori e indicó que es posible recuperar la senda del crecimiento.

Usted tiene un perfil muy parecido al del señor Kuczynski: es más técnica que política y es economista. ¿De qué manera complementa  la candidatura del ex jefe de la PCM?
No es un defecto que seamos parecidos, al contrario muestra cierto grado de consistencia el que seamos técnicos y políticos a la vez. Tenemos experiencia, ambos hemos estado en un proceso electoral, el del 2011 y fuimos ministros. Ser ministro es un cargo político. Además, yo no soy una tecnócrata del ámbito financiero, soy una técnica más del lado del desarrollo y comercio. Hay mucha complementariedad. Que los tres [integrantes de la plancha presidencial] seamos técnicos nos da un valor muy grande, porque tenemos capacidad de gestión comprobada.

¿Más que su edad o su doble nacionalidad, cree que el principal escollo de la candidatura de PPK es la falta de un aparato electoral?
Primero, la edad de Pedro Pablo no es un problema, tiene un excelente estado de salud y es deportista y, sobre lo otro, él es peruano de nacimiento. Adoptó el pasaporte [estadounidense] en un momento dado cuando había una crisis y había que buscarse una chamba por otros lares […] Y en tercer lugar, él ha recorrido el país y formado grupos durante los últimos cincos años. Sí tenemos una organización.

El señor Kuczynski decidió ir solo en estos comicios. ¿Se puede ganar una elección sin alianzas?
Sí, esto es parte de una estrategia de pragmatismo de buscar alianzas en las regiones y reclutar un equipo técnico que tenga la misma solvencia profesional como moral. No vamos a asumir costos que puedan tener el participar con otros grupos que no necesariamente nos traen beneficios. Muchos de los que nos buscaron solo lo hicieron para saltar la valla electoral.

 ¿La alianza entre el Partido Aprista y el PPC es para que este último pase la valla?
Las decisiones que tomaron esos dos partidos son de ellos, no puedo afirmar algo así.

Fuentes de El Comercio indicaron que usted tuvo conversaciones no solo con PPK, sino también con Alan García. ¿Por qué eligió al ex ministro de Economía?
Las conversaciones que tuve con el ex presidente Alan García solo llegaron a un punto de amistad, pero no había una propuesta en el camino. Yo me siento más cercana a las ideas y propuestas que tiene Pedro Pablo. Además de eso, creo que ya es el momento de una alternancia.

 ¿Dos gobiernos son suficientes?
Eso lo puede usted entender claramente.

¿O es que tras su breve experiencia como candidata presidencial del Apra en el 2011,  pensó: “Con el Apra nunca más”?
(Risas) Tuve momentos interesantes de aprendizaje en ese proceso electoral, pero yo no guardo resentimientos, es más, con muchas personas dentro del Partido Aprista tengo una relación amical y cordial, eso no significa que no podamos ser rivales políticos. En la política, nos falta respetar a nuestros rivales y discutir sobre ideas.

¿Y con el ex primer ministro Jorge del Castillo mantiene amistad?
No, es una persona que nunca fue mi amigo, fue un colega de trabajo. Hay otras personas dentro del partido a las que sí puedo considerar amigos.

¿Los ‘narcoindultos manchan al segundo régimen aprista?
Lamentablemente, estas personas que han estado involucradas [en las conmutaciones de penas a narcotraficantes] han dañado la imagen de un buen trabajo que se hizo en materia económica.

¿Considera populista la iniciativa de los ex presidentes Alejandro Toledo y Alan García para sacar a las FF.AA. a patrullar las calles?
Esa iniciativa es efectista. Nuestra propuesta es más completa e incluye mejorar la posición de la Policía Nacional, darle mejor calidad de vida a nuestros barrios no solo con resguardo, sino también con trabajo de prevención.

La decisión de Keiko Fujimori de retirar a Chávez, Aguinaga y Cuculiza de la lista de candidatos al Congreso de su partido, ¿es parte de una estrategia?
Es evidente, lo ha dicho la propia Martha Chávez: “esto es parte de la estrategia y yo me allano a las decisiones del partido para ganar las elecciones”.

¿Es posible que Keiko Fujimori tomé distancia del fujimorismo de los 90’?
No sé cómo, se apellida Fujimori. Ella fue la primera dama [del gobierno de Alberto Fujimori], ella fue conocedora de lo que pasaba en su casa con su madre y aceptó situaciones de autoritarismo extremo. Es bien difícil que pueda desmarcarse de eso y en su equipo aún hay personas cercanas a la etapa en la que el fujimorismo fue más autoritario.

Acuña anunció el retiro de la publicidad de la universidad César Vallejo, en la que él aparece. ¿El ex alcalde de Trujillo le dio un uso con fines proselitistas a la UCV?
Definitivamente. Conozco un caso muy parecido en México, donde yo trabajaba, donde un partido hizo uso proselitista [de una casa de estudios] en la previa de la campaña electoral. Entonces, se le sancionó y eso yo espero que haga el Jurado Nacional de Elecciones.

¿Y considera que Alan García también hace un uso político de la USMP?
Eso es mínimo, fue una reunión [de García y su equipo de campaña] en la universidad, quizás fue un error, en lo otro [el caso de Acuña] sí hubo publicidad de por medio y usando recursos [de la UCV]. Una reunión es una falta mediana, no es grave.

Susana Villarán, cuya trayectoria política estuvo marcada por su defensa a los DD.HH., es la vicepresidenta de Daniel Urresti, acusado de violar esos derechos.
Es lamentable esa inconsistencia, pero claro, ya la hemos visto hacer anuncios y cambiar de opinión muy rápidamente. Entonces, eso parece ser parte de su carácter. [La decisión de Villarán] le ha generado dolor a quienes la seguían, sobre todo a la familia del señor Bustíos.

En agosto, el señor Kuczynski dijo que no era necesario crear más burocracia, cuando se le consultó sobre el ministerio de la juventud, iniciativa de Alan García. ¿No es contradictorio que proponga crear un ministerio de desarrollo regional?
Nuestra idea es reorganizar el Estado para servir a las demandas de la población. En el ministerio de la juventud no veo de dónde es la demanda, más bien parece ser un mecanismo para generar simpatías con los jóvenes, en vez de trabajar una política para los jóvenes. Lo otro [el ministerio de desarrollo regional] sí [tiene una demanda], porque se requiere una atención prioritaria a las regiones.

¿Y el respaldo de Kuczynski a la llamada ‘ley pulpín’ no fue una inconsistencia?
Ahí pudo haber un error, todos los seres humanos se equivocan. Cuando revisó con mayor cuidado la ley, vio que estaba equivocado. Él vio como un punto interesante el apoyo a la formación laboral de los jóvenes. Sin embargo, no se pueden hacer distinciones por edades para que a unos les den menos o más beneficios laborales. La idea es hacerlo a nivel de tamaño de empresas.

¿Está a favor de la libre disposición del 95.5% del fondo pensionario, una vez que llega la jubilación?
Lo que nosotros planteamos es una reforma integral del sistema [de pensiones], no podemos hacer una norma en el aire y no trabajarla completamente. Yo creo que sí puede haber el libre retiro, pero este debe estar integrado a todo un sistema de facilidades en los sectores vivienda, seguridad en salud, etc. Así las personas podrán administrar mejor sus recursos.

¿Cuáles son los pasos a seguir para la reactivación de la economía?
Justamente, tenemos un plan de emergencia para dar señales a la economía, que permita [a los empresarios] invertir nuevamente y tener confianza. Parte del problema que tenemos hoy en día es una desconfianza total al sistema, esto generado en los últimos cinco años, en la que hubo una gestión indecisa [...] En realidad [este Gobierno] se ha dedicado a espantar a la inversión privada y también a multiplicar el gasto corriente. Esto hace que la incertidumbre sea tan alta. Una vez que demos certezas y mecanismos que marquen el rumbo de la economía, yo creo que la inversión rápidamente regresará al país.

Usted ha dicho que no es responsable política del ‘baguazo’. ¿Si usted no lo es, quién entonces?
Mire, las decisiones policiales no las tomé yo, tampoco las decisiones de diálogo con las comunidades, ni siquiera tuve la ocasión de conversar directamente con ella. [Este diálogo] lo manejó el primer ministro de entonces [Yehude Simon]. El anunciar que en el TLC [con Estados Unidos] había una norma, la ley forestal, no era falta al cumplimiento de mi deber.

¿Es Yehude Simon el responsable político del ‘baguazo’?
Yehude Simon era quien estaba trabajando las negociaciones, yo no estuve en el diálogo con las comunidades, la decisión de una actividad policial es de la Policía, no mía. Yo no tenía si quiera conocimiento de que se iba a realizar una intervención. Se me acusa de haber dicho mentiras, pero no dije mentiras. Al firmar el TLC se nos señaló que si no se cumplían con los requisitos del tratado, se abriría una comisión para ver cómo se resuelve ese tema.

En un audio, difundido en el documental “La espera, historias del ‘baguazo’”, se le escucha decir que el TLC con EE.UU. se podía caer si derogaban la ley de la selva…
No dije las palabras “se cae”, lo que dije fue que podíamos tener problemas con nuestro partner [Estados Unidos], porque el tratado podía ser denunciado si no cumplíamos con los compromisos de implementación que habíamos asumido.

 ¿Su posición no llevó al gobierno de García a no derogar la ley de la selva?
No, no, no, nosotros tratamos de negociar y de arreglar este tema antes de que sucediera esa circunstancia [el ‘baguazo’], hablamos con la gente en el Congreso, hubo toda la voluntad para arreglar ese tema […] Hoy tenemos una ley forestal, que pasó por todo ese proceso [comisiones con los EE.UU.], sí era necesaria tener [esa norma].

¿La vicepresidenta Marisol Espinoza y otros nacionalistas azuzaron a los nativos en Bagua?
Vea los videos, ahí está.

¿Está usted a favor de la ley de la consulta previa a las comunidades nativas?
Totalmente a favor. Lo que hay que pulir es cómo se hace. […] Para nosotros la ley de consulta previa es un compromiso internacional que tenemos y es un mecanismo que se debe pulir para que se incorpore una forma de diálogo, que permita llegar a aportes sustantivos para las comunidades y también el desarrollo y la inversión.

¿Entonces, considera injusto el apelativo de miss Bagua que le pusieron?
Mire, me han puesto tantos apelativos. Me pusieron miss TLC, miss LAN, porque firmé el tratado con Chile. Gracias a Dios tenemos un tratado con Chile, porque eso ayudó a bajar las tensiones una vez resuelto el tema del conflicto marítimo […] Los apodos son parte de lo que ganamos por ser gestores. Me pusieron muchas chapas, eso de ser miss me parece muy simpático, muy gracioso.

La intención de voto del señor Kuczynski se mantiene entre el 15% y el 16%, no sube ni baja. ¿Por qué su candidatura no termina de despegar?
Porque recién estamos empezando la campaña de manera formal. Lo que se ha hecho es trabajar en el campo, conocer las realidades y prepararnos para hacer la campaña fuerte ahora. El tema de que [la intención de voto] no ha cambiado es relativo, no nos guiamos por las encuestas, creo que el momento más importante es lanzar el mensaje, por ahí estamos.

¿Fue un error de Kuczynski respaldar a Keiko Fujimori en la segunda vuelta del 2011?
A mí también me invitaron a esa reunión [con Keiko Fujimori en el 2011] y nos sorprendieron. Nos sorprendieron en una reunión con la televisión […] Para muchos de nosotros era el mal menor en ese momento frente a otra candidatura [Ollanta Humala]. Pensé, “ya que no tengo a otra [opción], tengo que votar por ella”.