Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Elecciones

El gobierno en la otra esquina, por Juan Paredes Castro

Fujimori y PPK, enfunden sus chavetas por favor. No les van a servir de nada en un gobierno que necesita de los dos

El gobierno en la otra esquina, por Juan Paredes Castro

El gobierno en la otra esquina, por Juan Paredes Castro

En 15 días sabremos quién será el sucesor de Ollanta Humala en la Presidencia de la República.

Prácticamente, tenemos en la esquina de acá la elección del 5 de junio y en la otra esquina, la del día siguiente, al nuevo gobierno, que empezará a mostrar casi de inmediato sus primeros contornos, como los de un embrión en una ecografía.

No tenemos “el paraíso en la otra esquina”, como la seductora novela de Mario Vargas Llosa que plantea el deseo común de felicidad de dos personajes con modelos y aspiraciones de vida totalmente opuestos.

Se trata más bien del gobierno en la otra esquina, que no es utopía ni sueño ni aventura, sino realidad pura y dura, que espera, agazapada, el resultado electoral final.

Pese al tiempo que aprieta en el camino, Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski (PPKno logran aún acortar la distancia entre su deseo de ser gobierno y su oferta concreta de cómo hacerlo. Vienen buscando herirse de muerte electoral en lugar de explicar a los crédulos e incrédulos electores cómo, por ejemplo, Fuerza Popular podría convertir el antifujimorismo en una fortaleza suya, poniendo su mayoría parlamentaria al servicio de una gran reforma política, y cómo Peruanos por el Kambio sería capaz de cohesionar su variopinta bancada legislativa y tender puentes con la mayoría, para dar gobernabilidad al país.

El debate de hoy en Piura y el siguiente en Lima tendrán que servir para que ambos candidatos contribuyan a alejar de la preocupación ciudadana, con ideas y propuestas inteligentes, maduras y viables, el macabro fantasma de estar marchando hacia un abismo de ingobernabilidad, tanto o peor que el que hemos vivido con la administración Humala-Heredia. Casi de milagro estamos salvando, de manos autoritarias, algunas cosas, como la democracia, y de manos ineptas, otras, como la estabilidad económica. Este es el fruto, nada ejemplar, del mal menor de las elecciones del 2011.

El Perú no se merece una alternativa de gobierno como la que representó precisamente Humala entre el 2011 y el 2016, sobre la base de la exclusión de las demás. Fujimori y PPK tienen que entender que no pueden hacer gobierno por sí solos. Sin antisistema de por medio ni hoja de ruta obligada que cumplir, ambos saben que no pueden desaprovechar la oportunidad histórica de sus coincidencias sobre sus diferencias. La fracasada historia de Humala, enemistado con la democracia y el sistema político, incapaz incluso de ser leal, neutral y decente con su convocatoria a elecciones, no es un ejemplo por seguir.

Fujimori y PPK, enfunden sus chavetas por favor. No les van a servir de nada en un gobierno que necesita de los dos.

MÁS EN POLÍTICA...

Tags Relacionados:

PPK

Keiko Fujimori

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada