Huaroc: "Gobierno de Keiko no será de borrón y cuenta nueva"
Huaroc: "Gobierno de Keiko no será de borrón y cuenta nueva"
Fernando Vivas

Columnistas, cronista y redactor

fvivas@comercio.com.pe

El Jurado Nacional de Elecciones lo excluyó de la plancha presidencial y de la lista congresal, pero Fuerza Popular (FP) lo incluyó con más ganas en su equipo de campaña. En esta semana en la que se quedó en Lima y PPK estuvo en EE.UU., el ex gobernador de Junín, experto en prevención de conflictos, ha tenido que emplear sus dotes conciliadoras para ayudar a voltear la página del capítulo de Kenji y explicar las últimas propuestas dadas por su lideresa.

—¿Siente que ha hecho un viraje desde la izquierda?
No, en absoluto. No he hecho ningún viraje, ninguna renuncia. Creo en lo mismo, y en FP hay una coincidencia muy grande: la necesidad de un gobierno para las mayorías, que concluya las etapas que quedaron pendientes en la transición.

—¿Le sienta a FP la etiqueta de derecha popular?
Creo que no. Hay una intencionalidad de desfigurar el pensamiento de Keiko. Es un proyecto de centro amplio, lo siento así.

—Acaban de procesar un conflicto interno. ¿Fue suficiente la aparición de Keiko y todo el CEN aclarando a Kenji?
Sabemos que en los partidos siempre hay discrepancias y estas resaltan en una coyuntura electoral. Es un tema que ya fue superado rápidamente por la acción firme y decidida de Keiko.

—¿Si hubiera otra insubordinación, lo suspenderían?
No tengo la menor duda. Estamos en un proceso de aprender la disciplina.

—Preocupan propuestas como la prolongación del 24x24. Una cosa es decir que son reformas mal planteadas, otra cosa es plantear contrarreformas.
Hay una convicción muy fuerte en el plan de gobierno de orientarse a atender las demandas postergadas, que son la carne de cultivo de la conflictividad. Es el caso de los policías que complementan su dieta con el trabajo en el sector privado. Esa prolongación se daría mientras se consensúan otras alternativas.

—¿Cuánto se debe incrementar el presupuesto del Mininter para contar con una policía con dedicación exclusiva?
Se está trabajando en eso.

—Ustedes no dan cifras, ¿o las tienen en un plan secreto?
[Ríe] No es eso. Es un tema que tiene que ser tratado con suma responsabilidad. No se trata de gobernar en función de cifras, sino con alternativas estudiadas.

—Keiko planteó derogar decretos sobre minería informal. Uno duda si están buscando mejores soluciones o ratificando el estado de las cosas.
Los mineros quieren formalizarse. Pero las medidas que ha dado este gobierno no han funcionado. No podemos tener una mirada represiva, porque son peruanos y necesitan atención.

—Una cosa es darles trato especial como a las mypes y otra es permitir que contaminen.
La formalización implica que tienen que adecuarse a la misma reglamentación de respeto al medio ambiente, que tiene la gran minería. Cuenca abajo hay productores agrarios que no se pueden afectar. Eso está claro.

—¿Está de acuerdo con el planteamiento de adelanto social de PPK, que es transferir una partida para grandes proyectos, a cuenta del canon futuro?
Eso expresa un desconocimiento de las regiones. Me extraña que [Martín] Vizcarra, que ha sido presidente regional, no tenga esto claro. No es solo un problema de dinero, sino de visión. Áncash ha tenido mucho dinero, ¿y qué ha hecho?

—¿Aumentarían el salario mínimo a más de S/850?
En mi opinión, el salario mínimo debiera pasar los S/1.000. Tenemos que revisar el CAS [contrato administrativo de servicios]. Hay que revisar la propuesta de Servir.

—Eso suena a otra contrarreforma de un régimen que afirma la meritocracia.
No, todos compartimos la idea de ahondar en la meritocracia, pero los mecanismos no son los más transparentes.

—En educación mejoramos porque se impuso la meritocracia a pesar del Sutep.
Es un aspecto muy rescatable de este gobierno y profundizaremos en esa línea.

—¿La consulta previa está mal implementada, como decía Julio Guzmán?
Creo que no. El Perú es el país que más ha avanzado en el tema de consulta ciudadana en América Latina. El gobierno de FP va a implementar la consulta con todo dinamismo.

—Héctor Becerril declaró despreciando a las minorías. ¿Lo pasaron por disciplina?
Fue un error y él mismo lo reconoció. Hay que generar una cultura de diálogo. Toda organización tiene sus espacios de crítica y autocrítica.

—¿Qué lo convenció de que el pasado autoritario del fujimorismo no se repetirá?
Mi presencia es fruto de largas conversaciones con Keiko. Es una mujer joven con la convicción de hacer un gobierno transparente que enfrente la gobernabilidad promoviendo el diálogo. La mochila pesada es esa carga fuerte que sin duda lleva por el apellido Fujimori, del tiempo de la corrupción, de la vulneración de derechos. Sabe perfectamente que eso tiene que limpiarse. Su gobierno no va a ser borrón y cuenta nueva, va a continuar con una política de reparaciones muy amplia y se va a promover que el Poder Judicial cumpla sus sanciones. Vamos a llevar a cabo una política de reconciliación. Un gobierno de Keiko Fujimori no solo tiene que reconciliarse con el país, sino con la comunidad internacional, porque el tema de los derechos humanos es fundamental.

—¿Existe alguna posibilidad de que Alberto Fujimori salga por la puerta grande de la cárcel o de la historia?
No hay posibilidad. El camino del ex presidente Fujimori será el que establezca la ley. No habrá ninguna diferenciación y eso lo tiene claro Keiko.

—¿Qué piensa de los derechos sexuales y reproductivos? Es fácil librar esos temas a la conciencia de cada congresista, ¿pero acaso no son materia de políticas públicas inclusivas?
Los peruanos tenemos que construir una sociedad moderna. No podemos solo hablar en términos económicos. No tengo ningún tabú y siempre promoveré que todos tengan derechos.

—Entonces, está de acuerdo con el matrimonio igualitario.
Sí, estoy a favor de todas las libertades. Pero hay que trabajar y consensuar mucho.

—¿Qué es lo peor del gobierno de Alberto Fujimori que FP tendría que evitar?
La corrupción más que el autoritarismo. Esa es la enorme mochila. Keiko es la hija, pero representa a un partido muy distinto.

—¿Ha conversado con Alberto Fujimori?
No tengo curiosidad ahora. Quizá más adelante quiera conocerlo y preguntarle algunas cosas.

MÁS EN POLÍTICA...