Verónika Mendoza fue la candidata presidencial de Juntos por el Perú para los comicios del 11 de abril. (Foto: Juntos por el Perú)
Verónika Mendoza fue la candidata presidencial de Juntos por el Perú para los comicios del 11 de abril. (Foto: Juntos por el Perú)
Redacción EC

El partido denunció al jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), , y a los funcionarios que resulten responsables ante la Fiscalía de la Nación por un supuesto “recorte de votos” en las , realizadas el pasado 11 de abril.

Según precisó en un comunicado, dichos funcionarios estarían involucrados en la presunta “manipulación y recorte de votos” que han sufrido sus candidatos al Congreso de la República y el Parlamento Andino, durante el proceso de conteo.

El presidente del partido, Roberto Sánchez, acompañado del personero legal, José Boza, señaló una serie de “irregularidades” en el proceso, como el hecho de que no se le haya permitido el ingreso a la ODPE al personero de Lima norte para hacer la supervisión, hecho constatado por una denuncia policial.

En tanto, el personero legal afirmó que en el caso de Roberto Sánchez y varios candidatos al Congreso de Lima, sus votos fueron reducidos de un momento a otro, “afectándose a la votación institucional” de Juntos por el Perú.

Además, se indicó que, en la sumatoria de votos de Juntos por el Perú, en varias actas figura el símbolo # en lugar de un número como sumatoria, es decir, “se están validando sumatorias de actas con eliminación de votos de Juntos por el Perú”.

Tras señalar que están recibiendo denuncias similares de otros candidatos, dicha agrupación política demandó la reposición de los votos y una “investigación sumaria” para conocer quiénes son las personas o grupos de personas interesadas en “favorecer” a ciertas agrupaciones políticas que no superen la valla electoral o podrían perder la inscripción en el registro de organizaciones políticas.

“Asimismo, lamentamos que el proceso que hasta hace unos días se veía transparente, se vea ensombrecido por estas denuncias que no solo salen de Juntos por el Perú sino de otros partidos”, enfatizó en el comunicado.

¿Qué dice la denuncia?

La denuncia penal contra el jefe de la ONPE, Piero Corvetto, y contra los que resulten responsables es por el presunto delito contra la voluntad popular en la modalidad de atentados contra el derecho de sufragio (manipulación y recorte de votos) en agravio de Juntos por el Perú y los candidatos perjudicados en las Elecciones 2021.

En sus alegatos menciona un caso: el de Roberto Sánchez, quien se refiere que el 15 de abril contaba con 23.004 votos, según el reporte de la ONPE de ese día de las 21:44 horas. Sin embargo, al día siguiente su votación se redujo a 23.000, “dándose un recorte de cuatro votos de manera injustificada”.

“El día 17 de abril continuó la reducción de los votos contabilizados para el mencionado candidato y hoy siguen reduciendo los votos de los candidatos de mi representada, tanto que hoy contamos con 22.999 votos. Este mismo hecho se viene repitiendo con los demás candidatos de Juntos por el Perú, tal como se puede ver en las impresiones de los reportes de la ONPE”, se detalló.

Del mismo modo, Juntos por el Perú alega que sufrió una “merma en su conteo de votación” que se visualizan en la página web de la ONPE, pasando de 18.379 votos a 11.866, perdiendo aproximadamente 7000 votos “sin explicación alguna”.

Como medios probatorios solicita la inmediata inspección en las sedes de la ONPE y la ODPEs de Lima Metropolitana, se tome la manifestación del jefe del organismo electoral, Piero Corvetto, una pericia informática al sistema informático utilizado por la ONPE en los comicios, entre otros.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR: