Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Elecciones

Yehude Simon: “La alianza con PPK fue por supervivencia”

Ex primer ministro responde a críticas de líder de Frente Amplio, Marco Arana. "No es Dios para decir quién es de izquierda"

Yehude Simon: “La alianza con PPK fue por supervivencia”

desc video ooyalaaaa

El precandidato presidencial Yehude Simon retrocedió en su intención de dejar Únete, el frente de izquierda que lidera junto con el ex primer ministro Salomón Lerner Ghitis y la ex alcaldesa limeña Susana Villarán. El actual congresista afirmó que no se llevará la inscripción del Partido Humanista si pierde las internas. También hizo una reflexión sobre su paso por el gobierno aprista y su alianza con el economista Pedro Pablo Kuczynski.

¿El Partido Humanista continuará en el frente Únete, que agrupa a un sector de la izquierda?
No solo de izquierda, también de centro. Únete es la suma de cuatro partidos importantes de la izquierda [Partido Humanista, Fuerza Social, Partido Socialista y Ciudadanos por el Cambio] y a estos se adhieren movimientos regionales y diferentes personalidades. La idea es ocupar el centro de la política del país rescatando el arraigo popular de la izquierda. Y sí, voy a continuar en Únete en medida de que se superó una pequeña crisis.

¿Qué fue lo que originó esa “pequeña crisis?
Comenzaron a salir una serie de cuestionamientos que apuntan [a mí persona], eran críticas destructivas de parte Marco Arana y Verónika Mendoza, y no tuve el mínimo de solidaridad de un sector del frente, pero eso ha sido superado.

El Partido Humanista es el único del frente Únete que tiene inscripción. ¿No fue una forma de presionar su amago de renuncia?
Si no creyéramos en la unidad, en que las fuerzas de izquierda deben pelear un espacio en la política frente a sectores tradicionales, simplemente hubiésemos ido solos, pero se tendieron puentes de uno y otro lado. El Perú no necesita 20 partidos, sino dos o tres propuestas de derecha, centro e izquierda. Nuestra idea es demostrarle al país que la izquierda cree en las inversiones, en un Estado moderno y que sabe gobernar. Tenemos los casos exitosos de César Villanueva en San Martín y de Daniel Estrada que fue un buen alcalde del Cusco.

No mencionó a la gestión de Susana Villarán en Lima. ¿Cree que su administración fue eficiente?
Susana Villarán fue muy valiente al apostar por el futuro y a políticas de largo plazo, como la reforma del transporte y otras políticas que no fueron suficientemente difundidas. Tuvo un error y ese error lo tenemos todos los políticos. A veces perdemos el tiempo viendo el pasado y no el presente. Cuando fui presidente regional [de Lambayeque], todo sobre corrupción se lo di al procurador y me dediqué a trabajar. [En la gestión Villarán] se perdió el tiempo en ver temas de corrupción [de la administración de Castañeda] y no ponerse las pilas para gobernar desde el primer día.

Marco Arana ha dicho que usted no puede pretender ser de izquierda. ¿Ve en el Frente Amplio una posición arrogante?
Marco Arana no es Dios para decir quién es de izquierda, de derecha o de centro. Nadie es propietario del pensamiento de las personas. Además, termina siendo un poco fuera de tiempo poner calificativos o etiquetas de estos pensamientos. Nosotros tenemos diferentes tonos en la izquierda.

¿En qué se diferencia la izquierda de Arana y Mendoza con la que representa Villarán, Lerner y usted?
No le reconozco una posición de izquierda a Marco Arana en media de que él fue sacerdote y como tal, él siguió a la Iglesia oficial, que tiene una posición muy clara contra todo lo que signifique izquierda […] Arana asume una posición medioambientalista más que una posición de izquierda o derecha. Para nosotros el medioambiente, no es un problema de izquierdas o de derechas, es un problema del todo el país.

¿Cree que Verónika Mendoza tiene la experiencia suficiente para gobernar el país?
Los jóvenes son muy importantes para el recambio, pero no sé si estarán en capacidad de gobernar, porque no tienen la experiencia. Por ejemplo, para el año que viene tenemos grandes retos que afrontar, como la crisis económica y los efectos del fenómeno de El Niño […] Verónika es una política que tiene presente y futuro, pero no sé si esté a la altura de poder gobernar, no ha dirigido ni una alcaldía.

¿La Izquierda Unida de los 80’ es imposible de replicar en la actualidad?
Cuando hay diferencias de pareceres se puede debatir para llegar a consensos, pero cuando estas diferencias son personales no. Cuando alguien [como Marco Arana] te descalifica es muy complejo generar confianza. Si ellos [en el Frente Amplio] dicen “no vamos a ir nunca con Yehude Simon”, te están descalificando. También tenemos diferencias de visión respecto a los que queremos. Yo no sería capaz de ser candidato a la Presidencia o de ser presidente de la República sabiendo que el sector privado no va a invertir. No creo que persiguiendo empresarios o enfrentando a los trabajadores con ellos, podamos servir al país.

¿Entonces, no es posible la unidad total de la izquierda?
No podemos hacer alianzas pegadas con mocos y babas. Si los conflictos comienzan antes de gobernar, ya son problemas serios y si los conflictos se presentan ya gobernando, son problemas gravísimos para el país. Ni la izquierda ni Únete quiere una situación así. Tenemos que acostumbrarnos a que puedan existir dos candidaturas de la izquierda y eso no nos debe asustar.

Si usted no es elegido como candidato del frente Únete, ¿respetará esa decisión y no se marchará con su partido e inscripción?
Nosotros no hemos dicho que queremos la unidad de las fuerzas de centro y de izquierda para yo ser el candidato, queremos la unidad para tener una propuesta programática para el país. Si otro precandidato de Únete tiene más posibilidades que yo, no sería tonto en decirle: “tú no, porque yo quiero ser”. La imagen de que yo me llevo mi pelota está totalmente fuera de la realidad.

¿No cree usted que una persona que estuvo en la cárcel acusada de vínculos con el MRTA puede perjudicar a una candidatura de la izquierda?
He sido un hombre radical, nunca lo negué, pero de ahí a llegar a los niveles de estas acusaciones [de terrorismo] que terminaron siendo desmentidas con el indulto. Indulto que no fue por perdón, sino por falta de pruebas, porque había evidencia de mi inocencia. Gané dos veces el Gobierno Regional de Lambayeque a pesar de la campaña que se hizo en mí contra.

¿Para usted, el gobierno de Nicolás Maduro es democrático o autoritario?
Las elecciones en Venezuela fueron democráticas, pero creo que los caminos son errados en muchos casos. Cualquier gobierno de América Latina o del mundo, no solo el de Maduro, que persiga a los opositores comete un gravísimo error que no se puede aceptar. Yo he sido víctimas de persecución, de un encierro injusto, entonces, no puedo aceptar que en otro país se encierre a gente por ser de derecha. En el caso del gobierno de Maduro, hay un retroceso democrático importante que debe ser corregido.

“Políticamente, yo pagué el pato por el ‘baguazo’”

LIMA, 25 DE JUNIO DEL 2009CONGRESO DE LA REPUBLICA. SESION DEL PLENO DEBATE LA INTERPELACION AL PRIMER MINISTRO YEHUDE SIMON Y A LA MINISTRA DEL INTERIOR, MERCEDES CABANILLAS. ELLOS SON INTERPELADOS POR EL CASO PANAMERICANA TELEVISION Y LOS SUCESOS DE BAGUA. FOTO: MIGUEL BELLIDO / EL COMERCIO

El 25 de junio del 2009, el entonces primer ministro, Yehude Simon, y la titular del Interior, Mercedes Cabanillas, fueron interpelados por el Congreso a raíz del 'baguazo'.

¿Fue el ‘baguazo’ un frenazo a su carrera política?
Sí, me vi afectado, pero hubo mala leche en tratar de involucrarme en algo que creo que hice bien y que no se me malinterprete con esto. El problema de Bagua no nació durante mi gestión. Los decretos fueron presentados al Congreso, por lo tanto era un problema del Congreso. Segundo. Los problemas venían de años atrás. Y tercero, yo, como primer ministro, saqué un decreto reconociendo a nuestros pueblos nativos, me senté a dialogar por más de 30 días con ellos.

¿Considera que el Alan García y el Partido Aprista deben pedir perdón por Bagua?
Eso depende de ellos. El Estado peruano debe entender que nunca atendimos a los pueblos originarios. Yo tendré que pedir perdón, no porque sea el culpable de las muertes [del ‘baguazo’] ni porque tenga las manos manchadas de sangre. Nunca ordené disparar [a la policía] ni les dije [a los nativos] “metan palo y piedras”. ¿Qué haría Arana si tiene la carretera tomada y no lo quieren escuchar? Hay que ser malo para decir que ordenamos a la Policía disparar.

Usted fue socio político del ex presidente Alan García. ¿Cree que su candidatura tiene opciones tras los ‘narcoindultos’?
Yo no he sido socio político de García, yo he sido colaborador de un gobierno nacional en una situación de crisis [tras los ‘petroaudios’]. Hay fotos en las que me presentó como primer ministro en el Congreso y detrás de mí no hay un solo aprista. Ellos no me sintieron suyo, como yo no me sentí de ellos. Y sí, los ‘narcoindultos’ son una carga muy pesada para García. Supongo que él debe sentirse muy afectado por ello.

Ha sido ministro de Alan García, aliado político de PPK y ahora está en la bancada de Toledo. ¿Qué no lo hace un tránsfuga?
Primero que yo no he pertenecido ni al Partido Aprista, ni al partido de PPK, ni al de Toledo. Mi militancia fue primero con la Izquierda Unida y, luego, con el Partido Humanista. Tránsfuga es cuando uno se cambia de partido y no hice eso. En el caso de García, reiteró que hubo una invitación para ayudar al país. Si García tiene la oportunidad de ser presidente [por tercera vez], no iría como ministro.

¿No volvería a ser ministro de Alan García?
La noticia no va por ahí. Si ayudé al gobierno [aprista] fue porque el país pasaba por una crisis. Yo no serví a Alan García, sino al Perú. En el tema de PPK fue por supervivencia. A mí se me critica porque fui en alianza con PPK, pero también lo fueron Restauración Nacional de Humberto Lay, Alianza por el Progreso de César Acuña y el PPC, de Lourdes Flores.

¿Entonces, fue aliado de PPK solamente para que su partido pase la valla electoral y mantenga su inscripción?
Pero por supuesto, eso lo hemos dicho. También porque teníamos una propuesta programática que nosotros planteamos. Si éramos gobierno, nosotros queríamos manejar los programas sociales. No es que yo haya dicho que sea hincha de PPK, a quien respeto.

Bajo esa premisa, sus críticos podrán decir que fueron parásitos…
Pero no solamente nosotros. ¿Por qué no se le cuestiona a Raúl Castro o a Lourdes Flores la alianza con PPK? ¿Por qué no se crítica a Acuña, a Lay…?

Usted representa a un partido de izquierda, que en teoría se contrapone a la propuesta de PPK.
Él dice que es de izquierda ahora, algo aprendió de nosotros. Y, en el caso de mi incorporación a la bancada de Toledo, eso solamente fue por un aspecto administrativo. Estuve un año sin bancada y cuando no tienes bancada no existes, no tienes acceso a comisiones y tienes que pedirles a otros congresistas que firmen tus proyectos de ley para presentarlos.  

Keiko Fujimori lidera las encuestas. ¿Está preparada para gobernar?
No hay que engañarse por las encuestas. Keiko Fujimori trata de cambiar el rostro a lo que significaron los errores de su padre, cuando este fue gobernante, pero, sin duda el país no es eso. Si tú no tiene experiencia ejecutiva ni has trabajado en toma de decisiones es muy difícil que puedas gobernar un país. Tampoco debemos olvidar todo el daño que el hizo el fujimorismo a la institucionalidad del país. ¿Quién nos garantiza que no repitan lo mismo estando ya en el poder?

Usted fue encarcelado durante el gobierno de Fujimori. ¿Le daría el indulto?
En este momento el país tiene problemas tan serios que pensar en el indulto a Fujimori no sería lo adecuado. No es parte principal de nuestro plan.

¿El Movadef tiene derecho a ser un partido político?
En medida de que el Movadef mantenga su posición en el Pensamiento Gonzalo, evidentemente no será aceptado en el país. El Pensamiento Gonzalo no es grato para los peruanos por la cantidad de muertos que dejó. Habría que ser muy tontos en poner a disposición del Movadef una inscripción, que sin perdón ni reconocimiento significaría que no pasó nada.

El ex presidente Alejandro Toledo debe postular a la Presidencia, pese a que tiene una acusación fiscal por presunto lavado de activos pendiente por el Caso Ecoteva…
La población es la que debe decir si admite o no [su candidatura]. Aquí sí hay una grave responsabilidad de la fiscalía en la toma de decisiones, no puede tener a una persona con la guillotina sobre el cuello todo el tiempo. Esta denuncia [por Ecoteva] no tiene un año, sino casi tres. Me parece un absurdo que la justicia en el Perú funcione de esa manera.

¿Y en el caso del ex ministro Urresti?
Yo no creo que Urresti deba ser candidato por los temas que ya todos conocemos [el proceso penal por el crimen de Hugo Bustíos]. El Partido Nacionalista asumirá la responsabilidad que le corresponda, si lo postula.

LEE TAMBIÉN...

#Elecciones2016 Partido de PPK acusa a apristas de “tergiversar” propuesta de ministerios ►http://t.co/iN3eFmqso4 pic.twitter.com/78SmGCHsr5— Política El Comercio (@Politica_ECpe) septiembre 2, 2015

Tags Relacionados:

Elecciones 2016

PPK

Yehude Simon

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada