El fundador y accionista mayoritario de la constructora OAS de Brasil falleció de un paro cardiaco. (Foto: El Comercio)
El fundador y accionista mayoritario de la constructora OAS de Brasil falleció de un paro cardiaco. (Foto: El Comercio)
Redacción EC

El ex ejecutivo de Alexandre Portela Barbosa relató en su delación premiada que la constructora brasileña utilizó contratos ficticios entre el 2010 y el 2014 en siete países de América, entre ellos el Perú, por un valor de US$120 millones, informó Globo.

El objetivo de estas gestiones ilícitas era generar recursos para el pago de sobornos en Brasil y el exterior. Los contratos fraudulentos firmados por las filiales de la empresa servían para abastecer las cuentas de los ‘doleiros’.

Se conoce como ‘doleiro’ a los traficantes de divisas y operadores financieros ilegales que ocultan el rastro del dinero.

“Esa contabilidad clandestina generaba dinero para pagar a los políticos era parcialmente alimentada con fraudes en contratos en el extranjero”, indica el reportaje.

Además del Perú –indicó el testigo–, este sistema se utilizó en Chile, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Trinidad y Tobago e Islas Vírgenes Británicas.

La declaración de Portela Barbosa ya fue homolagada por el Tribunal Federal Supremo (STF, por sus siglas en portugués), informó Globo.

El noviembre del 2017, El Comercio informó que el publicista brasileño Valdemir Garreta, aspirante a colaborador eficaz, declaró ante la fiscalía que los servicios que él y el publicista Luis Favre brindaron a la ex alcaldesa de Lima Susana Villarán en la campaña del “No” a la revocación fueron pagados por Odebrecht y OAS.

La primera aportó US$2 millones, mientras que la otra US$1 millón.

Garreta detalló que Villarán le dijo que las coordinaciones de los pagos los haría el entonces gerente municipal José Miguel Castro Gutiérrez.

TAGS RELACIONADOS