El fiscal José Domingo Pérez culminó la sustentación del pedido de prisión preventiva contra los once imputados en la investigación. (Foto: Anthony Niño de Guzmán / Justicia TV)

Durante la audiencia en la que sustentó el pedido de 36 meses de prisión preventiva para , secretaria de Keiko Fujimori, el fiscal José Domingo Pérez ratificó su sospecha de que existe una “conexión” entre el Caso Los Cuellos Blancos del Puerto y la investigación seguida al partido (antes Fuerza 2011).

“Mi persona lo que está afirmando es hay una conexión entre una criminalidad en donde se había llegado a un nivel de penetración en el sistema de administración de justicia. Una vez que se ha inoculado a esos actores a través de medidas —como prisión preventiva, comparecencia, impedimentos de salida— recién investigados, testigos, tienen esa confianza para poder declarar ante el Ministerio Público”, manifestó Pérez.

En esa línea, consideró que “un momento cumbre es cuando Jorge Yoshiyama Sasaki confiesa el hecho” referido a la coordinación de aportes falsos para la campaña de Keiko Fujimori en el 2011.

Como se recuerda, Yoshiyama Sasaki declaró ante el fiscal que su tío Jaime Yoshiyama Tanaka le entregó cerca de US$800.000 en efectivo y le pidió que buscara a personas que prestaran sus nombres para “simular” aportes a Fuerza 2011 (hoy FP) con el dinero que le entregaron algunos empresarios que no querían aparecer públicamente.

“Está bien, no estamos todavía en un nivel exento de todo ese nivel de interferencia. Ya lo ha dicho el testigo protegido. En el Ministerio Público, lo que se está buscando es, al fiscal del caso, apartarlo, y al titular de la entidad se encuentra presionado. No es una información que yo le estoy brindando. Es algo que un testigo protegido con información privilegiada lo ha dicho”, agregó.

En la audiencia, el fiscal se refirió precisamente al testimonio del testigo protegido TP 2017-55-3 tomado el pasado 17 de octubre, quien además reveló contenido del chat denominado La Botica, de Fuerza Popular. “La finalidad de Fuerza Popular es ir tramitando individualmente las denuncias, con la finalidad de tener presionado al fiscal Pedro Chávarry Vallejos con la finalidad de obtener beneficios futuros en el Ministerio Público y principalmente las investigaciones contra el partido Fuerza Popular específicamente tramitadas en el despacho del fiscal José Domingo Pérez Gómez, a quien además quieren destruir”, señala la declaración.

—Relaciona hechos—
En base a ese testimonio, José Domingo Pérez relacionó algunos hechos. Por ejemplo, se refirió al hallazgo, entre otros, de documentos de Fuerza 2011 y de investigaciones en la fiscalía anticorrupción de Moquegua al hoy presidente Martín Vizcarra.

Según consideró, esa documentación “debe evidenciar algún propósito para influir de alguna manera negativa”.

“Precisamente hay una configuración de un entorno de influencia, entorpecimiento a la independencia y autonomía del Ministerio Público. No solamente afectando al fiscal que está conociendo esta investigación, sino también al titular de esta entidad al estar presionado precisamente por las denuncias constitucionales que no se dan trámite. Y que coincide precisamente cuando este último sale a señalar que ya se tiene las denuncias contra Martín Vizcarra Cornejo. Y allanado el domicilio de Carmela Paucará Paxi encontramos precisamente esas denuncias entre sus pertenencias a quien vendría ser, o como la abogada la quiere presentar, una secretaria solamente”, sentenció.

En esa línea, insistió en que lo que se buscaría desde Fuerza Popular, según el testigo protegido, es desprestigiarlo y “seguir” con la presión hacia Pedro Chávarry, fiscal de la Nación.

En tanto, la abogada de Carmela Paucará, Graciela Arce, reconoció ser defensa legal de un imputado en el caso Los Cuellos Blancos del Puerto.