"Hicimos muchas otras cosas que podrían continuar sin nosotros, pero hacerlo es una decisión del nuevo gobierno", subrayó el expresidente Sagasti. (Foto: El Comercio)
"Hicimos muchas otras cosas que podrían continuar sin nosotros, pero hacerlo es una decisión del nuevo gobierno", subrayó el expresidente Sagasti. (Foto: El Comercio)

A solo tres semanas de haber dejado Palacio de Gobierno, el expresidente presentó su libro “Imaginemos un Perú mejor…y hagámoslo realidad” (Planeta, 2021), donde recopila una serie de artículos que escribió entre 1985 y el 2015 sobre la democracia, la reforma política y del Estado y el bicentenario.

MIRA: El libro de Francisco Sagasti, el Perú que imaginó (pero que todavía no es) | Crónica

Sagasti, en respuesta a una cuestionario enviado por El Comercio, reflexiona sobre su nueva publicación, y también le cierra la puerta a una candidatura en el 2026.

— ¿Por qué no se animó a sumar un breve capítulo sobre el gobierno de transición y emergencia? ¿O está guardando esa experiencia para otro libro?

Porque los artículos y las entrevistas de este libro cubren el periodo 1985-2015, antes de mi ingreso a la política activa en el 2016. Espero escribir un libro sobre los últimos cinco años, durante los cuales participé en la creación de un nuevo partido político [Partido Morado], fui congresista y posteriormente presidente constitucional de la República.

— En 1994, usted dijo que el objetivo de cualquier mandatario “debe ser hacerse prescindible, no imprescindible”. ¿Cree que lo logro en estos ocho meses? ¿Buscaría retornar a Palacio en el 2026, en caso sienta que el tiempo fue corto?

Cumplimos los compromisos que asumimos en el gobierno de transición y emergencia. Creo que podría decirse que las tareas pueden continuar después que dejé el cargo.

Establecimos [políticas] para enfrentar la pandemia del COVID-19, asegurando la provisión de vacunas, organizando el proceso de vacunación, multiplicando más de cinco veces la provisión oxígeno medicinal, y duplicando el número de camas de cuidados intensivos. Considero que ayudamos a que el gobierno actual pueda enfrentar mejor una eventual tercera ola de contagios. En economía partimos de lo que hizo el gobierno anterior y avanzamos en crecimiento económico, batimos el récord de inversión pública, dimos apoyo a quienes más lo necesitaban. Definimos una ruta para el retorno progresivo a las clases presenciales, cuidando la salud de profesores, alumnos y sus familias. Organizamos un proceso electoral que ha sido considerado ejemplar por las misiones internacionales de observación electoral, mantuvimos una estricta neutralidad y respetamos escrupulosamente la Constitución y las leyes. Hicimos muchas otras cosas que podrían continuar sin nosotros, pero hacerlo es una decisión del nuevo gobierno.

No tengo intención de ser candidato en las elecciones generales de 2026. Corresponde a las generaciones más jóvenes hacerse cargo del futuro del país.

El expresidente Sagasti presentó la noche del jueves 19 de agosto su libro “Imaginemos un Perú mejor…y hagámoslo realidad”. (Foto: Difusión)
El expresidente Sagasti presentó la noche del jueves 19 de agosto su libro “Imaginemos un Perú mejor…y hagámoslo realidad”. (Foto: Difusión)

— En su libro presenta una tabla con seis temas prioritarios de cara al bicentenario. Menciona, por ejemplo, la reforma política y la bicameralidad y la valoración del informe de la CVR. ¿Estas metas aún están pendientes? ¿Cómo concretarlas?

Creo que muchas de ellas siguen pendientes. Para concretarlas es necesaria una concertación, una capacidad de negociación política que ha estado ausente y no veo en el horizonte.

— Usted refiere que el expresidente Toledo “desperdició la oportunidad de construir y afianzar la gobernabilidad democrática sobre los avances del gobierno del presidente Paniagua”. ¿Cuáles son los avances que dejó su mandato sobre la gobernabilidad? ¿Y qué le recomendaría al presidente Castillo para que no repita el error de Toledo?

Los gobiernos de transición como el del presidente Valentín Paniagua, y el que tuve el honor de presidir, tenemos una tarea acotada: sentar las bases para que los gobiernos que tiene un periodo de cinco años puedan trabajar de una manera razonable para avanzar hacia la prosperidad y el bienestar. Lo que tratamos de hacer fue, en primer lugar, demostrar que se puede gobernar de manera honesta, con transparencia, de manera eficiente, con evidencia y conocimiento, teniendo el bien común siempre por delante, dejando de lado los intereses particulares, y evitando cualquier confusión entre el interés personal y el interés público.

Además de esto dejamos, por ejemplo, el informe de la Comisión de Reforma del Sistema Judicial listo, con un estimado de la inversión necesaria, reactivamos el Consejo de Estado, el Consejo de Seguridad Ciudadana, el Consejo Nacional de Defensa, dejando en estos campos el camino expedito para que se continúe trabajando.

Hemos trabajado en conjunto con el Congreso, con sector privado, con las organizaciones de la sociedad civil y con la academia, demostrando que la Presidencia de la República está cerca de las regiones (visité todas las regiones del país durante el breve tiempo que fui presidente).

De esa manera creo que hemos hecho una contribución a la gobernabilidad democrática en nuestro querido Perú.

VIDEO RECOMENDADO

Afganistán: las imágenes que muestran el caos y la desesperación tras la toma de control de los talibanes
Escenas de terror se repiten en el Aeropuerto Internacional de Kabul mientras la gente trata de huir de Afganistán después de que los combatientes talibanes tomaran la capital.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más