Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Especiales

¿Cómo funciona el voto electrónico y por qué se busca dejarlo sin efecto?

Voto electrónico

El voto electrónico se aplicó sin mayores contratiempos en 39 circunscripciones electorales en los últimos comicios regionales y municipales de 2018. (Foto archivo El Comercio)

Archivo El Comercio

El debate sobre el dictamen que deroga la implementación del voto electrónico en nuestro país llegó el último jueves al pleno del Congreso. Sin embargo, este quedó en suspenso debido a las críticas, lo que motivó que la presidenta de la Comisión de Constitución, Rosa Bartra, se comprometiera a mejorar la propuesta con la inclusión de elementos de convicción de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

A propósito del tema recordamos en qué consiste el voto electrónico y qué cuestionamientos ha recibido:

La ONPE lo define como la forma de votación que usa medios electrónicos para automatizar los procesos de la jornada electoral, ofreciendo una solución tecnológica, segura, accesible y confiable. Agrega que esta permite una mayor rapidez en la comprobación de la identidad del elector, el conteo de votos y la generación de resultados, en comparación del sistema tradicional de votación [manual].

Pasos para el voto elctrónico

Son cinco los pasos que los electores deben seguir para emitir su voto de manera electrónica. 

Archivo El Comercio

En nuestro país se aplica de manera presencial en los locales de votación implementados por la ONPE.

La primera vez fue en el 2013 en el distrito de Santa María del Mar. En esa ocasión 1.334 electores eligieron a 22 regidores que iban a reemplazar a quienes habían sido revocados.

El voto electrónico está regulado por la Ley 28581 sobre procesos electorales y la Resolución Jefatural 000022-2016-J de la ONPE.

En las últimas Elecciones Regionales y Municipales de octubre del 2018 se implementó en 21 distritos de Lima, 2 del Callao y 16 jurisdicciones del interior, es decir, 39 circunscripciones electorales.

Un hecho anecdótico es que frente a las críticas que recibió previamente, la ONPE organizó un curioso evento: el Hackathon 2018. Así su Sistema de Voto Electrónico Presencial (VEP) soportó durante tres días ataques informáticos. La ONPE informó luego que no se pudo quebrar la seguridad del sistema. 

Su entonces jefe, Adolfo Castillo, dijo que así quedaba garantizado el voto electrónico. Castillo fue luego suspendido en el cargo por el ex CNM por un supuesto favorecimiento al partido Podemos Perú en el proceso de verificación de firmas de adherentes.

-¿Por qué se busca derogarlo?-
Rosa Bartra sustentó ante el pleno que existe desconfianza en los organismos que integran el sistema electoral, por lo que es necesario dictar mecanismos para garantizar el carácter secreto del voto y que el "resultado sea reflejo auténtico y libre de la voluntad popular".

Agregó que se busca "reducir los riesgos y amenazas de manipulación de los resultados o la intimidación o la direccionamiento del voto".

Según la iniciativa de su colega Lourdes Alcorta, "el voto electrónico es una herramienta poco amigable" que genera dificultades al momento de emitir el voto, induciendo al error a la población, "sobre todo a la de los sectores más vulnerables".

Las duras críticas al voto electrónico de parte de Fuerza Popular se remontan a las elecciones generales de 2016, en las que su lideresa Keiko Fujimori perdió las presidenciales por escaso margen frente al economista Pedro Pablo Kuczynski. En ese momento esta modalidad de sufragio también recibió dardos del ex presidente Alan García.

Percy Medina, jefe de Misión para Perú de Idea Internacional, señala por lo tanto que frente al voto electrónico hay una reacción muy influida por los resultados de ese año, y este "terminó siendo uno de los elementos con los que se asoció la pérdida de la elección".

-Qué dice la ONPE-
En un comunicado difundido este jueves el órgano electoral enfatiza que el dictamen que plantea derogar el voto electrónico presencial no solo carece de la opinión técnica de las entidades del sistema electoral, sino de organizaciones como la Asociación Civil Transparencia o Idea Internacional. Asimismo, de la OEA y de la Unión Interamericana de Organismos Electorales.

También anota que el dictamen no está actualizado porque luego de su aprobación se han realizado tres procesos electorales: las Elecciones Municipales y Regionales del 2018, la segunda vuelta regional y el referéndum.

-"¿Eliminarlo o mejorar su implementación"?-
Sobre el futuro del voto electrónico Percy Medina manifestó a este Diario que el mundo avanza a introducir tecnología en diversos campos de la actividad de gobierno y la acción política, y las experiencias con esta modalidad de votación en el mundo han tenido resultados diferentes, en función de la confianza que hay en sus procesos electorales. 

En ese sentido mencionó que la recomendación que hacen los expertos es avanzar con calma, no apresurarse e ir introduciendo este mecanismo de manera gradual.

Dijo que "eliminarlo para siempre" puede ser una medida muy radical, mientras que correr demasiado en su implementación también "puede ser un error".

Refirió que Brasil es el país que más ha avanzado en cuanto a voto electrónico, mientras que en países como Paraguay fue retirado después de una elección por problemas que se presentaron.

"Lo usa también Venezuela, pero de una manera muy controvertida. Incluso cuando las elecciones tenían seguridad, la oposición no confiaba en el voto electrónico".

Erick Iriarte, socio principal de Iriarte & Asociados y experto en temas de propiedad intelectual y nuevas tecnologías, es una voz crítica del voto electrónico. En diálogo con este Diario, consideró que "no hay sistema cien por ciento seguro", lo que abre la puerta a la manipulación o hackeo del sistema en su transmisión, almacenaje o el voto mismo.

En segundo lugar indicó que con este sistema se puede determinar quién votó y cómo votó, cuando "la premisa constitucional es que el voto es siempre secreto".

Además anotó una falta de transparencia en la construcción del sistema. "No se sabe quién lo programó ni qué tendencia política tenía. No hay auditorías del código fuente, hay una fe ciega en las líneas de código".

Por último dijo que si se logra levantar estas observaciones, el voto electrónico sí debe implementarse. "Y no debe ser al revés", puntualizó. 

Este Diario solicitó información actualizada sobre el voto electrónico a la ONPE, pero hasta el cierre de esta nota no fue posible obtenerla.  

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada