Ollanta Humala y Nadine fueron a fiesta de gerente de Antalsis
Redacción EC

El gerente de Antalsis Perú, , sostuvo esta noche que no será el “chivo expiatorio”, en el caso de presunto tráfico de influencias que habría realizo el prófugo empresario .

“Sé que soy inocente de lo que se me acusa, no he cometido ningún delito, me he ganado este pleito de la nada, los medios se han metido con mi familia, prácticamente han dicho que pase de drogadicto a millonario. No sé si es un tema político, pero yo no voy a ser el chivo expiatorio de esto”, manifestó.

En el programa “Punto Final”, Rivera Ydrogo  explicó que existen dos Antalsis, una que es Antalsis Perú, de la cual él es gerente, y otra que tiene 100% de capitales españoles que es Antalsis S.L.

Refirió que Antalsis Perú solamente ha ganado dos obras y no licitaciones de 150 millones de soles.

“Ahorita estamos quebrados (…) Es mentira que hemos ganados obras por 150 millones de soles. No mencionan que lo ganado fue bajo la modalidad de consorcios. Yo solo respondo por Antalsis Perú”, dijo.

Añadió que Antalsis S.L, cuyo apoderado legal en el Perú es el corredor de autor Ramón Ferreyros, tuvo a su cargo las obras del polideportivo en Chiclayo y del colegio Carlos Fermín Fitzcarrald, en Madre de Dios. En este último caso, e

Contó que conversó con Martín Belaunde Lossio luego del mitin de cierre de campaña de Ollanta Humala antes de la segunda vuelta. Tras ellos, almorzaron juntos para hablar de negocios.

SU RELACIÓN CON HUMALA
Rivera Ydrogo también señaló que fue pautero de las campañas presidenciales de Humala en el 2006 y 2011. Explicó que por la publicidad que llevó a los medios de comunicación cobraba el 15% del total.

Estimó que solo en el 2011 habría ganado 2.5 millones de soles, de los cuales donó 70 mil dólares para la campaña, porque, según dijo, cree en el proyecto del .

Negó que sea multimillonario e indicó que no posee 20 propiedades, sino solo cuatro departamentos y varios estacionamientos y depósitos.

Finalmente, contó que en el 2012, el presidente y su esposa, , acudieron a su casa para participar de una fiesta que él organizó. Descartó que le haya prestado su vivienda a la pareja presidencial para que organicen sus reuniones sociales.