El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, reconoció esta mañana que durante la fallida operación del jueves en La Parada, que dejó dos muertos y 108 heridos, la Policía Nacional “fue desbordada” por los delincuentes de los alrededores del mercado de La Victoria, que también aprovecharon el pánico para perpetrar saqueos en Gamarra.

En diálogo con “Primera Noticia”, el titular del Mininter afirmó que el asumirá su responsabilidad política por lo que le toca, pero aclaró que la ejecución de la operación no le compete a él.

“Yo asumo la responsabilidad política que me toca, eso ha ocurrido dentro de mi sector y no puedo evitarlo (…) La parte operativa no es una parte que me competa, quizás el mensaje para la Policía Nacional es que de esas situaciones se aprende, vamos a revisar las imágenes (del jueves) para aprender y no repetir los mismo errores”, manifestó.

Pedraza sostuvo que el desborde del jueves pudo “ser remontado” el sábado en la segunda operación que se ejecutó en La Parada. En esa oportunidad la Policía Nacional tuvo éxito y permitió que los obreros de la Municipalidad de Lima instalen los bloques de cemento que impiden el paso de los camiones al ex mercado mayorista.

“(El sábado) cambiaron muchas cosas, la principal es que se dotó de más logística a la Policía y, además, por decirlo de alguna manera el jueves el enemigo estaba completo. El sábado ya no, porque hubo retenciones y la acción policial debilitó a los delincuentes”, agregó.

SITUACIÓN DE POLICÍA GOLPEADO En otro momento, el ministro indicó que el suboficial PNP Percy Huamancaja Meza, atacado salvajemente por unos 30 vándalos el jueves, será asistido médica y económicamente por su institución.

Aclaró que un agente PNP egresado de la escuela comienza ganando al menos 1.700 soles y detalló que si Huamancaja recibe de líquido 500 soles es porque adquirió una serie de préstamos personales, que actualmente paga. “Le estamos brindando el apoyo, que les permita suplir las actividades que realizaba en su día de franco”, acotó.