El procurador antiterrorismo, Julio Galindo, dijo hoy que en los próximos días se dará un “golpe muy duro” a la subversión por medio del embargo de un conjunto de propiedades en el interior del país, que pertenecen a miembros de Sendero Luminoso y el MRTA, recluidos por el delito de terrorismo.

“Nuestro trabajo de incautación de bienes inmuebles va a continuar porque tenemos todo un desarrollo de trabajo, y vamos a ir progresivamente informando sobre esta labor, y pronto vamos a dar un golpe muy duro en provincias”, manifestó el abogado de Estado.

Galindo evitó mencionar en qué regiones se realizarán los embargos o a qué terroristas pertenecen estos inmuebles, con el objetivo de evitar acciones legales que impidan su incautación.

Además, el procurador precisó en diálogo con la agencia Andina que hasta el momento se ha logrado acumular medio millón de soles por la venta de las cinco propiedades incautadas a senderistas y emerretistas.

Galindo refirió que se embargaron tres propiedades a la dirigente senderista Elena Iparraguirre, una oficina a la cabecilla Martha Huatay, otra propiedad al emerretista Alberto Gálvez Olaechea, y un terreno compartido del terrorista Osmán Morote.

En este último caso, explicó que se trata del embargo definitivo de un terreno de 650 metros en Chaclacayo, cuya propiedad es compartida con cuatro hermanos, pero cuya división y tasación corre a cuenta de peritos designados por el Poder Judicial, para luego proceder al remate.