Violeta Bermúdez se reúne con las bancadas del Congreso días antes de que se vote la confianza a su Gabinete. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
Violeta Bermúdez se reúne con las bancadas del Congreso días antes de que se vote la confianza a su Gabinete. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
Ana Bazo Reisman

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En diálogo con El Comercio, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez Valdivia, aclaró algunas dudas respecto de la postura del Gobierno en torno a un eventual cambio de la Constitución. Según expresó, la gestión de Francisco Sagasti no llama ni encabeza este debate, sino que respeta la posibilidad de que el Congreso u otros colectivos ciudadanos lo inicien.

“El debate nos parece saludable; sobre todo porque están saliendo iniciativas en el Congreso, pero también de organizaciones de la sociedad civil. En los mismos movimientos de los jóvenes, uno de sus planteamientos, he visto, está relacionado con una reforma constitucional o nueva Constitución”, señaló Bermúdez.

Luego, la primera ministra añadió: “si hay interés, lo que nos parece clave es que la gente tenga espacios para conversar del tema. (…) Cada cierto tiempo, siempre hay un ánimo de revisar el texto constitucional; que no está escrito en piedra. Pero, básicamente, nuestro ánimo como Ejecutivo es que -si es que hay interés de debatir- se debata, pero que se debata de manera informada”.

El último viernes, en Huaura, el presidente Sagasti ofició una ceremonia de conmemoración por el Bicentenario de la Expedición Libertadora de José de San Martín. En esta actividad, mencionó que “es tiempo de iniciar un proceso nacional de diálogo, inclusive abierto a todos, en lo que podrían ser las bases hacia el futuro de un cambio constitucional”.

Consultada respecto de esta expresión, la funcionaria precisó que el mandatario no ha pretendido exhortar a la reforma. “Lo que el presidente ha manifestado es que, en realidad, se puede dar el debate. Pero nosotros no estamos llamando a que se haga el debate, sino que, después de tiempo, después de 200 años de independencia, estamos abiertos a hacer un proceso de diálogo, ‘incluido’, ha dicho el presidente, si la gente quiere hablar sobre el tema o ‘el futuro cambio constitucional’”, refirió.

En otro momento, Bermúdez señaló que la iniciativa de reforma -total o parcial- de la Constitución no es competencia del Ejecutivo, sino del Congreso. “Nosotros estamos abiertos al diálogo, pero la iniciativa de ese cambio no es nuestra competencia. La Constitución dice, claramente, que hay dos vías para la reforma constitucional. Una parte del propio Congreso en dos legislaturas, con votación calificada. La otra vía es someter a referéndum si en una legislatura obtiene el 50% más uno de los votos. Pero tiene que haber un proyecto de reforma constitucional y eso lo decide el Congreso. Recién al final, cuando queda decidida, llega al Ejecutivo para promulgarla o para observarla, según sea el caso”.

Sobre propuestas en el Congreso

Este sábado, la jefa de la PCM, en el marco de una ronda de diálogos con cada bancada del Congreso antes de solicitar el voto de confianza. El tema principal en la agenda de Nueva Constitución es, precisamente, propiciar este cambio a la Carta Magna a través de un referéndum de consulta a la ciudadanía.

Bermúdez señaló que aquel debate puede darse en el Congreso y que el Gobierno respeta toda iniciativa similar. No obstante, indicó que el tiempo es corto tanto para este Parlamento como para el Ejecutivo, en referencia a las elecciones generales de abril de 2021.

“Tenemos tan corto plazo. Solamente tenemos ocho meses. Nosotros lo que vamos a hacer es ordenar el Ejecutivo. Ojalá, mejorar las relaciones entre Ejecutivo y Legislativo para hacer una suerte de agenda parlamentaria, para cierre de gestión gubernamental, porque también el Congreso va a cambiar en julio. Entonces, ya que nosotros no tenemos más de ocho meses, tanto el Congreso como el Ejecutivo, entonces incluso yo sí me atrevería a sugerir ‘miren, si hay tanto interés para hablar de reforma constitucional, de repente, hasta se podría hacer un evento incluso internacional para ver cómo han sido los procesos de reforma en otros países”, señaló la primera ministra.

Bermúdez sostuvo que lo peor que puede pasar en una democracia es que no se hable de los temas de interés. “Ahora, se ha empezado a hablar de reformar la Constitución, pero todavía nadie dice en qué parte o en qué capítulos ni cómo ni hacia dónde. Entonces, eso sale solamente del diálogo”, declaró.

El 3 y el 4 de diciembre, la primera ministra se presentará ante el Pleno del Congreso para formular el pedido de confianza a la investidura de su Gabinete.

VIDEO RELACIONADO:

Mirtha Vásquez sobre candidatura de Martín Vizcarra: Estamos retando un poco a la población