Zavala: “Debemos asegurarnos de no hacer política en el BCR”
Sebastian Ortiz Martínez

Periodista

sortizm@comercio.com.pe

tiene su escritorio lleno de documentos. Algunos de estos papeles le recuerdan las metas que le faltan cumplir antes de que el gobierno cumpla cien días. El jefe del Gabinete Ministerial dice que han dado pasos firmes en seguridad y en economía. También reflexiona sobre el ‘negociazo’ del ex consejero Carlos Moreno, lo que representó la primera crisis para la administración del presidente Pedro Pablo Kuczynski.

— Usted ha dicho que recibieron de la administración de Humala un gobierno con un mayor grado de corrupción al que habían estimado. ¿Específicamente a qué casos se refiere? 
Específicamente, tenemos que mencionar el sector Salud, ha sido el caso donde las expectativas actuales están muy por debajo de las que teníamos, hemos tenido un caso que nos sorprendió de un consejero presidencial [Carlos Moreno]. Nosotros pensábamos que el inicio del trabajo iba a ser enfocarnos en una mejor atención [para los pacientes], reducir las colas, entre otros. Pero en realidad el trabajo inicial lo hemos tenido que enfocar en reorganizar el SIS [Seguro Integral de Salud].

— Si no tenían acceso al audio de Moreno, ¿hubiesen tardado en darse cuenta de que el SIS está en crisis?
Ya habíamos identificado que algo estaba pasando, pero quizá como lo ha dicho el presidente Kuczynski, [el Caso Moreno] aceleró ese entendimiento. Supuestamente, el SIS era una institución más dentro del sistema de salud que funcionaba, hemos identificado que el SIS sí era un foco de corrupción, que había filtraciones de gente que no debía estar en el SIS, hemos pagado atenciones a personas que no deberían estar en el sistema. El sistema no estaba funcionando. En vez de enfocarnos en las atenciones, hemos tenido que ir por la reorganización y por la compra de insumos. Otro tema encontrado es de infraestructura: se construía el hospital, pero no se le daba médicos ni equipamiento.

— El sistema de salud es un paciente en cuidados intensivos. ¿Qué plazo se han puesto para estabilizarlo?
Hay soluciones de corto, mediano y largo plazo, estamos trabajando en los tres frentes. Hoy lo que estamos haciendo es estabilizar al paciente, eso nos va a tomar los próximos tres meses. Ahora, estabilizar no significa que no sigamos atendiendo. Por eso hemos hecho compras urgentes de medicamentos, era increíble pero los hospitales no los tenían […] Viendo el panorama a mediano plazo, nos preguntamos: ¿Qué necesitamos para brindar mejores atenciones? La mayoría de atenciones se centra en los hospitales. ¿Cuántos tenemos en el país? Solo 35 y tenemos 9.000 centros de atención de salud. Pero todo el mundo quiere ir al hospital porque siente que es ahí donde va a obtener una mejor atención. Sin embargo, tenemos que asegurarnos de que los 9.000 centros de salud sean la primera línea de atención y que los casos graves vayan a los hospitales. [En resumen] vamos a estabilizar al paciente en el corto plazo, después vamos a hacer cambios importantes en términos de conductas e inversiones y en el largo plazo y al final de los cinco años [del gobierno] queremos tener un sistema de salud eficiente, que no tenga colas y con el costo debido.

— El ex presidente Ollanta Humala dijo que dejaba los números en azul. ¿Realmente fue así?
Lo que hemos encontrado son algunos números en rojo. Por ejemplo, el déficit fiscal lo hemos encontrado en -3,8%. El déficit para entenderlo es la diferencia entre los ingresos y los gastos, y ese déficit fiscal está por encima de lo que permitía la ley. La ley permitía para este año -2,5%, pero está en -3,8%. Eso significa que los ingresos están por debajo de lo previsto y los gastos por encima. 

— En estos tres primeros meses de gobierno, ¿en qué se ha avanzado en términos de seguridad ciudadana?
Más allá de que los temas de salud están por debajo de nuestras expectativas, sí sabíamos que la seguridad era el reto más importante que tenemos. [La inseguridad] no es solo una sensación de la población, es una realidad, realmente estamos con niveles de inseguridad muy altos. Y es ahí donde más esfuerzos le hemos puesto en los últimos meses. En los últimos cien días, hemos agarrado tres criminales peligrosos por día. Y esto se da a través de una metodología que hemos implementado que ha surtido efecto. Uno es el tema de las recompensas, donde la ciudadanía nos apoya con la identificación; segundo es el tema de las megaoperaciones, en que intervienes distritos donde la criminalidad ha subido de manera importante. En las 22 megaoperaciones hemos agarrado a 240 criminales y, a través del sistema de recompensas, casi 60. Entonces, hemos logrado 300 capturas. Sin embargo, eso sigue siendo insuficiente para el gran reto que tenemos por delante.

— ¿Puede hacer el compromiso de que en un año se reducirán los índices de criminalidad?
Estamos trabajando en esos índices, el ministro del Interior [Carlos Basombrío] se ha comprometido a que en dos años vamos a sentir realmente una reducción de la criminalidad que tenemos actualmente.

— ¿Fue un error no enviar una comisión ministerial a Las Bambas desde un inicio?
Recibimos [del gobierno anterior] más o menos 160 conflictos latentes, es un número bastante elevado, también lo que recibimos es que existía mucho incumplimiento de los acuerdos. Se acordaba algo, se firmaba [un acta], pero no se preocupaban por buscar las soluciones de largo plazo. De los 160 conflictos latentes encontramos que el cumplimiento de los compromisos está entre el 5% y 10%. Eso nos llevó primero a hacer un cambio en los términos de la dirección de esa oficina [de Diálogo y Sostenibilidad de la PCM], ello significó un cambio de estructura. [Ahora esa oficina] tiene gerencias de supervisión y monitoreo de los cumplimientos. Sobre la participación de un ministro en el caso de Las Bambas, se da porque este conflicto terminó en el fallecimiento de un peruano, entonces vimos conveniente dar las condolencias como Estado de una situación que no se debió dar. Entonces, el ministro [Martín] Vizcarra encabezó esa delegación.

— ¿Por qué no se mandó antes una comisión ministerial?
Tenemos equipos técnicos en cada ministerio que además estamos fortaleciendo en número y en infraestructura. El número de ministros es insuficiente para solucionar todos los conflictos que tenemos.

— ¿Cuáles han sido los cinco proyectos más importantes que han destrabado?
Dos los visitamos el jueves. El puerto de Pisco, en el que, por temas de los ministerios de Economía, Transportes y Ambiente, no se había tomado decisiones en los dos últimos años. Esta es una concesión de julio del 2014 y recién hoy [viernes] se va a empezar a hacer una inversión de 190 millones de dólares. Esto va a generar empleo y va a disminuir los costos de forma importante para las exportaciones. [La otra obra] es la red vial que va a Pisco. Faltaba expropiar algunas viviendas y trasladar una laguna de oxidación, ya lo hemos hecho. Podemos decir que en diciembre –esperemos que cerca de Navidad– ya la carretera Lima-Pisco esté totalmente habilitada. El tercer proyecto es la ruta del Sol [carretera que unirá a Lima con el norte del país], que para mí es bastante importante. La cuarta obra es [la segunda pista] del aeropuerto Jorge Chávez, eso estaba pendiente desde hace diez años. Y por último, esta mañana hemos estado en la línea 2 [del metro de Lima], no se les habían entregado ni el patio ni los espacios para las estaciones, ya hemos entregado cuatro estaciones y esperamos acelerar el paso. En los últimos dos años y medio solo se construyeron 5 de los 35 kilómetros, queremos acelerar el paso para tener parte de la línea 2 inaugurada en el 2019 y completa en el 2021.

— En la resolución que nombra a Carlos Moreno consejero presidencial se le da “apoyo técnico y logístico”, del cual no gozan ni Máximo San Román ni Felipe Ortiz de Zevallos, los otros asesores ad honorem de Kuczynski. ¿Por qué se tuvo esta deferencia con el médico?
Yo hice la misma pregunta, porque yo no hice las resoluciones. La explicación es que se tomaron como base las resoluciones del gobierno anterior y en esas resoluciones cuando había consejeros especializados en ciertos temas se incluía un artículo de esa naturaleza. Cuando son consejeros que no tienen un tema específico, no se incluyeron ese tipo de apoyos.

— ¿Por qué el gobierno no suspendió a Moreno de su cargo, para luego, con las verificaciones hechas, publicar la resolución sobre la renuncia en los términos que correspondía?
[A Moreno] se le agradece por sus servicios porque en ese momento lo que habíamos identificado eran las transcripciones y él dice que había sido tergiversado. Nuestra primera decisión fue “aceptemos la renuncia, aquí parece que hay algo complicado”, eso fue el sábado [1 de octubre]. Lo apartamos el lunes, comenzamos a hacer las investigaciones y cuando encontramos que realmente había causas penales procedimos a hacer la denuncia respectiva. Y también pedimos que se le remueva del cargo que tenía en el hospital Loayza.

— ¿Piensan promulgar una nueva resolución señalando los verdaderos motivos de la salida de Moreno?
[Eso] está clarísimo con la denuncia penal [presentada contra Moreno], no denuncias penalmente a una persona si no quieres que se la procese y que caiga sobre ella el mayor peso de la ley, eso para nosotros es suficiente, ya lo otro queda en un espacio de temas administrativos.

— En la denuncia que hizo la Oficina Legal de la PCM no se imputó directamente a Moreno. Luego el procurador tuvo que precisar la acusación…
Se ponen siete delitos, porque no es solo el señor Moreno, había cinco personas involucradas en esas conversaciones. Se pide que se investigue a todos los implicados en los audios. Después coordinamos con la señora [Julia] Príncipe para que ella se apersonara.

— Si se sintió “asqueado” al escuchar el audio del ‘negociazo’ de Moreno, ¿por qué esperó casi una semana para hacer pública la denuncia?
No esperé una semana, lo que necesitaba era que la asesoría legal [de la PCM] primero verificara si esos audios [tenían relación con la realidad], porque acuérdate de que Moreno dijo que habían sido tergiversados. Lo que me dicen tras la investigación era la misma apreciación que tenía, que la cinta era completa. Lo que nos demora también es ir al Minsa [Ministerio de Salud] y al SIS para comprobar que existían esos convenios que se mencionan en los audios. Y cuando recibimos la información del Minsa, procedemos a hacer la denuncia.

—Según PPK, los ex asesores Jorge Villacorta y José Labán “no tenían acusaciones importantes en nada, eran cosas del pasado”. ¿Si era así, por qué el gobierno aceptó sus renuncias?
El propio presidente me pide hacer una reestructuración en su sistema de asesoría y es lo que hemos hecho. El presidente ha decidido tener dos consejeros, que son Felipe Ortiz de Zevallos y Máximo San Román, y dos asesores técnicos, pero muy especializados. Estos son destacados desde los ministerios correspondientes, que son Interior y Relaciones Exteriores. Además, el presidente considera que sus mejores asesores son los ministros. Entonces, digamos que su círculo de asesores lo ha cerrado en términos de la gente que le puede contribuir.

— ¿Y por qué aceptan las renuncias de Villacorta y Labán si, de acuerdo con el presidente, las denuncias en su contra no eran importantes?
Yo creo que había cuestionamientos y el presidente prefirió en este marco de reestructuración quedarse con un equipo técnico de dos consejeros y dos asesores para que lo apoyen.

— ¿El congresista Gilbert Violeta dijo que el presidente Kuczynski ha sido “secuestrado por un grupo de poder”. ¿Cree que fue una crítica de Violeta a los tecnócratas que acompañan a PPK en el gobierno?
La verdad que no tengo la menor idea de lo que trató de decir [Gilbert Violeta] con este tema de los grupos de poder. Acá estamos un grupo de profesionales tratando de hacer las cosas bien. Y eso lo hemos demostrado, por ejemplo, en este documento que hemos puesto a disposición del público, queremos hacer un reporte y dar cuenta de lo que hemos hecho en los primeros cien días [de gobierno]. Es una práctica que debemos mantener, no solo nosotros, sino también las otras instituciones. Lo que hemos hecho es presentar más de 300 medidas de lo que hemos logrado y, además, hemos pedido a los ministros en cada sector que se preocupen y salgan a explicar y a rendir cuentas.

“Tenemos que asegurarnos de no hacer política en el BCR”
— José Chlimper sigue siendo investigado por la fiscalía por el audio adulterado durante la campaña. ¿Tiene la solvencia moral para integrar el Banco Central de Reserva (BCR)?

A ver, no me voy a meter en las decisiones del Congreso. Nosotros cumplimos en el Poder Ejecutivo con nombrar a cuatro economistas de prestigio, uno fue ratificado por el Congreso, que es el presidente del BCR, Julio Velarde; los otros integrantes son Gustavo Yamada, Javier Escobal y Miguel Palomino, esos son los cuatro que dependían del Ejecutivo. El Congreso tenía que elegir al resto, ellos tomaron una decisión en base al mecanismo que tienen.

— ¿Ve un trasfondo político en la elección de José Chlimper, secretario general de Fuerza Popular, como integrante del BCR?
Tenemos que asegurarnos de no hacer política en el BCR. Entonces, lo que yo sí les pido es que si han sido elegidos tres nuevos miembros es que se aseguren de dejar la política atrás. El BCR es la institución económica y, quizá, pública más reconocida. Hemos tenido 25 años de un BCR independiente y autónomo, lo que yo pido es que siga siendo así y que no entre la política al BCR.

— Usted dijo que esperaba que el Congreso nombre a economistas para el BCR. El ex ministro Rafael Rey no lo es. ¿Está calificado para el cargo?
No me toca a mí decir si está descalificado o no. A mí me hubiera gustado, por ejemplo, que haya una participación de género en el BCR, que haya una mujer economista, pero lamentablemente no se dio. Nosotros como Ejecutivo cumplimos nuestra parte con cuatro miembros de primer nivel.

— Y que no son parte de un partido político…
Sí, no integran [partidos políticos], es decir no eran de Peruanos por el Kambio, eran los mejores economistas que estaban interesados en participar y nos parece que es el camino correcto. Sin embargo, el Congreso tomó una decisión. Ahora lo que pedimos es asegurar que el Banco Central sea un ente totalmente apolítico, como lo ha sido siempre.

— ¿A tres meses de iniciado el gobierno, cree que la relación entre el Ejecutivo y el Congreso, de mayoría fujimorista, es menos tensa de lo que usted esperaba?
A ver, no es que sea tensa, lo que hemos logrado es ponernos de acuerdo en aquellas cosas mínimas que necesitábamos para tener una gobernabilidad. Desde el voto de confianza, pasando por las facultades delegadas y ahora cada vez que van saliendo ciertos proyectos, comienza una negociación particular. Es una relación profesional que estamos tratando de mantener entre el Ejecutivo y el Congreso. Si nosotros tomamos posturas técnicas o queremos entrar en discusiones políticas, no vamos a avanzar. Lo que estamos buscando es ese nivel mínimo de gobernabilidad que necesita el país a través de una relación sana entre el Congreso y el Ejecutivo. Eso no quita que vayamos a tener muchas diferencias, una se dio cuando se invitó a la presidenta del Congreso [Luz Salgado] al Consejo de Estado [y no fue].

— ¿La ausencia de Luz Salgado en esta cita rompió puentes entre el Congreso y Ejecutivo? 
Yo la volvería a invitar cuando sea importante su participación y esperamos que participe.

— Tras asumir el cargo, ¿intentó comunicarse con Keiko Fujimori?
No, yo no he intentado comunicarme con Keiko Fujimori.

MÁS EN POLÍTICA...

TAGS RELACIONADOS