(Foto: Yessica Vicente/Grupo El Comercio)
(Foto: Yessica Vicente/Grupo El Comercio)
Karem Barboza Quiroz

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más
Aclaración: Este martes se inicia el juicio oral a Guillermo Bermejo, congresista electo de Perú Libre. Este informe se publicó cuando se esperaba que la Corte Suprema fije fecha para dicho proceso.

, virtual congresista por , será sometido a un juicio oral en el para que responda por la imputación del Ministerio Público que le atribuye haber sido presunto de la organización terrorista.

Y es que, la -según la resolución en manos de El Comercio- lejos de confirmar su absolución, cuestionó que durante el primer juicio que lo absolvió, se incurrió en vicios procesales al no tomar en cuenta elementos probatorios que apuntaban al procesado por presunto terrorismo.

El inicio del segundo juicio oral contra Bermejo Rojas está pendiente en el Poder Judicial desde el 2019, pero hasta el momento no se inicia, pese a que según el registro electrónico el expediente ya fue devuelto al sistema especializado antiterrorismo desde ese dicho año. Este diario trató de conocer los motivos por los que a más de un año, aún no inicia el proceso; sin embargo no hubo respuesta.

MIRA: Pedro Castillo y Keiko Fujimori: las reformas constitucionales en campaña

Según el Ministerio Público al electo parlamentario se le conoce como alias “El Che Bermejo” y fue incluido en las investigaciones fiscales por las declaraciones de diversos colaboradores eficaces quienes lo señalaron como parte de la facción terrorista que opera en la zona del Vraem (Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro).

La fiscalía sostiene que, de las investigaciones y declaraciones de los aspirantes a colaboradores eficaces, determinaron que Bermejo habría sostenido reuniones clandestinas con los cabecillas terroristas Víctor Quispe Palomino (c) “José” o “Martín” o “Iván”, Jorge Quispe Palomino (c) “Raúl” y otros miembros del denominado Comité Central de la Organización Terrorista Sendero Luminoso del Vraem, donde el acusado habría recibido adoctrinamiento ideológico y político.

Además, habría sido reconocido y visto en los campamentos por aspirantes a colaboradores cuando realizaron adiestramiento de armas de fuego.

En abril del 2017, el Poder Judicial ordenó su tras ser detenido cuando regresaba de Venezuela donde se encontraba asilado desde el 2015, cuando se desarrollaban las primeras pesquisas en su contra.

El 16 de agosto del 2017, la Sala Penal Nacional rechazó las imputaciones fiscales y absolvió a Guillermo Bermejo Rojas, por el delito contra la tranquilidad pública, en la modalidad de terrorismo, afiliación a una organización terrorista en agravio del Estado.

Sin embargo, la Corte Suprema, en un fallo unánime consideró que la decisión del tribunal en segunda instancia que lo absolvió había incurrido en diversos vicios procesales, no tomó en cuenta las declaraciones “relevantes” que brindaron los colaboradores eficaces y tampoco se valoró adecuadamente las actas de reconocimiento fotográfico del acusado.

Por ello, a pedido del Ministerio Público y de la Procuraduría Antiterrorismo, ha ordenado que el virtual congresista sea sometido a un nuevo juicio por otro tribunal distinto al que lo absolvió.

Los cinco magistrados supremos que ordenaron que Guillermo Bermejo sea sometido a un nuevo juicio oral fueron Luis Lecaros, Aldo Figueroa Navarro, Manuel Quintanilla Chacón, Jorge Castañeda Espinoza e Iris Pacheco Huancas.

Según el registro del Poder Judicial, el expediente de Guillermo Bermejo fue devuelto en diciembre del 2019 al sistema especializado contra el terrorismo para el inicio del nuevo juicio oral. A más de una año, el proceso no empieza.
Según el registro del Poder Judicial, el expediente de Guillermo Bermejo fue devuelto en diciembre del 2019 al sistema especializado contra el terrorismo para el inicio del nuevo juicio oral. A más de una año, el proceso no empieza.

Testigos condenados lo vieron en campamento terrorista

Según la resolución a la que accedió El Comercio, la Corte Suprema sostiene que la sala superior que lo juzgó la primera vez, hizo una valoración “fragmentada” de los elementos probatorios, “resaltando solo aquellos que beneficiarían” a Bermejo y dejando de lado aquellos que no.

Algo importante, resaltado por los jueces supremos es que, quienes juzgaron al virtual congresista sí llegaron a la conclusión razonada de que “sí está probado que el absuelto (Bermejo) se dirigió al campamento terrorista”. No obstante, determinaron que no se acreditó que permaneciera en el lugar.

Para sostener esta última premisa, la sala de juzgamiento, únicamente tomó en cuenta parte de la declaración de los colaboradores eficaces IFPSPA-3024, IFPSPA-3018 y IFPSPA-3006 donde señalan que “solo se quedó un día en el campamento terrorista”.

Guillermo Bermejo durante su detención en 2017. (Foto: Difusion)
Guillermo Bermejo durante su detención en 2017. (Foto: Difusion)

Para la Corte Suprema, dicha versión no fue valorada adecuadamente, ya que la sala de juzgamiento dejó de lado la manifestación policial en presencia del fiscal que rindió el colaborador IFPSPA-3024.

En esta, el colaborador eficaz sostiene que a Guillermo Bermejo lo conoce desde hace varios años, “por haber viajado en febrero de dos mil nueve a un campamento de la organización terrorista Sendero Luminoso del VRAEM”.

“En aquella oportunidad que se constituyó a un campamento terrorista, Guillermo Bermejo se reúne en ciudad de Lima con Sergio Apaza, para luego viajar a la localidad de Huancayo, en Junín, en donde se encuentran con Agapito Guerrero, Richard Laurencio y otras dos personas más; y posteriormente, viajan a la zona de Huachipata, donde se encontraba el camarada que tenía la misión de llevarlos hasta un campamento terrorista donde estaban los mandos de la organización terrorista Sendero Luminoso”, dijo el colaborador eficaz.

El mismo delator sostuvo que el virtual congresista por Perú Libre “sí recibió adoctrinamiento político-ideológico junto a los demás visitantes” al campamento terrorista. Además, afirmó que este fue instruido en temas relacionados al frente único, desarrollo de la lucha armada, el trabajo de los intelectuales y trabajo internacional.

“[...] tengo conocimiento por parte de los mandos de la organización terrorista Sendero Luminoso del VRAEM, que Guillermo Bermejo recibió la suma de mil dólares para que realice un viaje a Venezuela para que se contacte con grupos como las FARC y otros instalados en Venezuela, para ello también se le hizo entrega de un dispositivo USB, conteniendo documentos de la organización terrorista Sendero Luminoso”, narró.

Otra declaración omitida, según la Corte Suprema, fue la que rindió el colaborador de Clave CDT-1969 quien sostuvo que “a ‘Che’ lo conocí, entre el mes de febrero y marzo de dos mil nueve, en circunstancias que me encontraba integrando la organización terrorista Sendero Luminoso y llegó al campamento terrorista”.

Sobre él, se dijo que el tribunal tampoco tomó en cuenta su declaración rendida en sede policial con presencia del representante de la fiscalía.

En esta declaración resalta que el cabecilla terrorista “José” ya conocía a Bermejo con el seudónimo de “El Che”.

“[…] el conocido como ‘Che’, estaba considerado como un integrante de la organización terrorista del VRAEM, ya qua tenía conocimiento de la problemática y hablaba bien de la política”, dijo este colaborador.

Así mismo, señaló que por otros mandos terroristas, tuvo conocimiento que Bermejo Ríos había asistido en diversas oportunidades a los campamentos reunirse con los mandos terroristas, precisando que “cualquier persona y/o poblador no puede ingresar a un campamento terrorista, solamente las personas de confianza”.

“[...] Tengo conocimiento por intermedio del (c) ‘Alipio’, quien me manifestó que al conocido como ‘Che’, le habían encomendado la tarea de contactarse con otros grupos terroristas extranjeros, para lo cual el partido le habría entregado dinero para que viaje, ya que el conocido como ‘Che’, era un miembro político y hablaba bien”, declaró este colaborador.

Una tercera declaración no valorada, según el supremo tribunal, fue la de el colaborador eficaz de Clave IFPSA-3022, quien en su manifestación policial también habló sobre Bermejo Rojas y las órdenes de los cabecillas terroristas para asegurar su protección.

“Por versión del camarada ‘Marco’ o’Gabriel’; Guillermo Bermejo Rojas y sus amigos eran considerados como parte muy importante para la organización, y que nada podía pasarles durante su viaje que tenían que realizar desde la ciudad de Huancayo hasta la zona de Huachinapata; ya que cuando me constituí a dicho lugar se encontraba la guerrilla del DT ‘Leonardo’, juntamente con quince combatientes armados”, recordó el colaborador.

Reconocido en fotografías

Resolución de la Corte Suprema sobre Guillermo Bermejo.
Resolución de la Corte Suprema sobre Guillermo Bermejo.


Otro punto destacado por los jueces supremos, fue que el tribunal de juzgamiento tampoco tomó en cuenta las actas de reconocimiento fotográfico que hicieron los colaboradores eficaces sobre Guillermo Bermejo Rojas.

Por ejemplo, el reconocimiento que hizo el colaborador de clave CDT-2205 -condenado por terrorismo y de quien se ha develado judicialmente su identidad como Wilder Satalaya Apagueño- quien dijo que “A ‘Che’ lo conoce entre el mes de febrero del año dos mil nueve […] se constituyó en un campamento terrorista del VRAEM y sostuvo reuniones con los mandos de la OT-SL de VRAEM (c) ‘José’ y ‘Raúl’”.

Mientras que el colaborador de clave IFPSPA-3024 dijo que, “lo reconozco […] por haber viajado a un campamento de la organización terrorista Sendero Luminoso del VRAEM, en el mes de febrero de dos mil nueve”.

Finalmente, el colaborador de clave CDT-1969 también aseguró que “a ‘Che’ lo conocí, entre el mes de febrero y marzo de dos mil nueve, en circunstancias que me encontraba integrando la organización terrorista Sendero Luminoso y llegó al campamento terrorista”.

Por todas esas declaraciones que obran en el expediente, pero que fueron dejadas de lado, indicó la Corte Suprema, el tribunal superior que absolvió a Bermejo Rojas, “no realizó una evaluación sistémica de la prueba personal, pues, ha valorado declaraciones de manera fragmentada”.

“Es necesario que el Tribunal analice todas y cada una de las declaraciones de los colaboradores eficaces desde la investigación preliminar, etapa de instrucción y juzgamiento, para luego ser evaluado integralmente con la finalidad que al ser confrontadas, se realice una evaluación racional de la validez o no de la teoría del caso del Ministerio Público”, explicó la Corte Suprema.

En esa línea, los jueces Lecaros, Figueroa, Quintanilla, Castañeda y Pacheco, ordenaron que en el nuevo juicio oral contra Guillermo Bermejo, se cumpla con valorar la prueba incorporada válidamente en juicio, como son, los reconocimientos fotográficos, entre otros, “que son relevantes para el caso”.

Hubo “variopintas versiones”

Guillermo Bermejo Rojas dijo a El Comercio que el proceso judicial en su contra no constituirá un “pasivo” para su virtual gestión parlamentaria.

Sostuvo que tuvo un fallo inicial absolutorio y que, lamentablemente, la Corte Suprema y su expresidente Luis Lecaros, “tienen la costumbre de hacerle caso a la Fiscalía para anular el proceso.

“Lo fundamental de todo es que mi acusación se basa en dos cosas que son absolutamente mentira. Se habló de un video y de un acta de sujeción, ninguna de las dos cosas, durante diez años que vienen mintiendo, se presentó en del juicio”, afirmó.

Cabe enfatizar que el fallo que ordena que Bermejo sea procesado nuevamente por filiación al terrorismo, es de cinco jueces supremos; y no solo uno.

Sobre ello, Bermejo insistió en que “en una sala se deja que el dictamen venga de una sola persona”.

Indicó que era “falso” que haya estado en los campamentos terroristas y en su proceso hubo “variopintas versiones” sobre ese tema. Ello, debido a que se trata del mismo o los mismos colaboradores eficaces, pero con diversas claves.

“Que yo fui a dar charlas, que yo fui a recibirlas; o sea, ninguna versión coincide con la siguiente”, anotó.

Respecto a los colaboradores eficaces que lo señalan indica que solo se trata de tres y “tres que no se ponen de acuerdo”.

Consultado si le interesaría integrar alguna comisión en específico, Bermejo sostuvo que “la que me otorgue la mayoría parlamentaria que nosotros tenemos. Nosotros no vamos a abdicar a ninguna comisión, se lo vamos a decir desde ahora”. Agregó que cualquier campaña mediática contra ellos, no les importará pues cumplirán con el mandato que le otorgó el país.

Sobre ocupar algún puesto en las Comisiones de Inteligencia o Defensa Nacional del Congreso, el virtual parlamentario sostuvo que “vamos a verlo”.

“Vamos a evaluarlo en su momento ¿no? Defensa, Inteligencia, Constitución, Fiscalización, de acuerdo como termine la segunda vuelta, vamos a evaluar cuáles son los de carácter de oposición y de carácter ejecutiva como manda la Ley”, concluyó.