Juan Sheput indicó que los independientes oficialistas "lo único que buscan son los privilegios de estar cerca al gobierno". (Foto: GEC)
Juan Sheput indicó que los independientes oficialistas "lo único que buscan son los privilegios de estar cerca al gobierno". (Foto: GEC)
Rocío La Rosa Vásquez

A no le molesta que lo vean cercano al fujimorismo, pero aclara que, a diferencia de sus colegas, sí planteará alternativas a las propuestas del gobierno de Martín Vizcarra desde la bancada Concertación Parlamentaria.

—¿Cómo explica a sus electores que haya abandonado la bancada por la que fue elegido para formar una nueva con legisladores que tienen posturas políticas distintas?
Con la distinción que debe existir entre partido y bancada. Yo estoy alejándome de una bancada (PpK), pero no del partido con el cual asumí un compromiso desde el primer día. Yo fui invitado por el partido político, no por la eventualidad de una bancada.

—Un partido que también ha cambiado de nombre.
Ha cambiado de nombre pero no de identidad, como tampoco en su organización, y que, más bien, piensa repensarse de cara al futuro.

— Ha dicho que Concertación Parlamentaria no será progobierno ni estará en contra; sin embargo, tuiteó que se acabó la imposición de reformas al Congreso y que el Parlamento no será más blanco de críticas del Ejecutivo. ¿Es una declaración de guerra?
No, yo diría que es un acto de responsabilidad porque, ante declaraciones del ministro [Vicente] Zeballos indicando que van a hacer de la reforma política una cuestión de confianza, [eso] es simplemente generar un clima de enfrentamiento cuando ya no es necesario.

—¿Dónde dijo eso el ministro Zeballos?
En el diario “Gestión”.

— ¿Una cuestión de confianza por la reforma política?
Claro, que no descarta que el primer ministro haga cuestión de confianza de la reforma política. [Hace cinco días, “Gestión” reprodujo una entrevista que Vicente Zeballos dio a Ideeleradio, en la que dice que la cuestión de confianza no se ha evaluado.]

—En todo caso, ¿cuál será la actitud de su nueva bancada frente al gobierno?
Una actitud responsable. No estamos de acuerdo con la censura [de Zeballos]. También he dicho que pretender la interpelación y el solo hecho de pensar en la censura es sabotear el acuerdo con Odebrecht.

—¿Están abiertos a debatir la reforma política que plantee el Ejecutivo?
Totalmente. El gobierno tiene que tomar en cuenta el tremendo daño que le ha hecho al país al impulsar la no reelección. Esa será una responsabilidad histórica del presidente Vizcarra.

—Sin embargo, la población votó por la no reelección.
El respaldo emocional de convertir en blanco y negro lo que tiene matices, que siempre se da con los referendos. Mire el caso del ‘brexit’ en Inglaterra.

—¿Qué proyectos impulsará su bancada?
No hemos tenido una primera reunión, ayer se ha incorporado Marita Herrera, pero hemos hablado de ejes: lo institucional y la descentralización, la reforma económica en el ámbito tributario y promoción de la pequeña y mediana empresa. Un tercer eje con los valores, en temas vinculados con la familia y al aborto. Otro con la reforma política y un quinto eje con el medio ambiente.

—¿Se siente cercano al fujimorismo?
No, pero lo respeto y no tengo temor a que me etiqueten así.

— La percepción es que usted ha virado hacia Fuerza Popular.
Esa es la confusión ciudadana, confundir oposición con fujimorismo. Creo, por el contrario, que el fujimorismo ha sido una pésima oposición, ha sido una turba, un grupo de personas que sin tener una agenda se dedicó a oponerse por oponerse. Es la peor [oposición] que yo he visto en mi vida.

— ¿Y lo sigue siendo?
Siguen sin articular. En todo caso, me considero un opositor leal, consecuente, no fiel. Los opositores fieles al gobierno, sin autocrítica, sin propuesta, son los que más daño hacen.

— ¿Es decir, sí va a ser opositor al gobierno?
Por supuesto, la oposición no significa crítica permanente, significa plantear alternativas a las propuestas del gobierno. El presidente [Vizcarra] no quiere oposición y con eso está condenando a que el poder se corrompa.

— Como delegado para conducir las cinco denuncias constitucionales contra Pedro Chávarry, ¿garantiza que él responderá a la justicia?
Lo que puedo garantizar es que va a tener un proceso absolutamente objetivo e imparcial, y si como resultado de eso tiene que responder a la justicia, lo tendrá que hacer, como también si yo determino que no es así, lo tendrá que discutir la Comisión Permanente.

— Usted ha sido ministro, parlamentario y en el 2021 ya no podrá reelegirse...
No se sabe, es algo que tiene que ser parte del debate.

— Pero la no reelección de este Congreso ya se decidió por referéndum.
La no bicameralidad también se decidió y, sin embargo, se ha puesto en la discusión. Creo que falta todo un proceso de discusión sobre la reforma política y la reelección tiene que ser materia de discusión.

— ¿Postularía al Senado?
De repente. Más que mi postulación, me interesa la institución. Yo creo que la no reelección es absolutamente dañina.

— ¿Y está en sus planes ser candidato a la presidencia en el 2021 o 2026?
No lo descarto porque soy político y sería falso si digo que no me interesa. He recibido de parte de algunos dirigentes de Contigo la posibilidad de encabezar una lista presidencial. Hay que someterse a un proceso democrático y si lo decide el partido, pues con mucho gusto lo representaría.