Alejandro Toledo tiene en curso otra orden de arresto provisorio con fines de extradición por el Caso Odebrecht. (Foto: Archivo El Comercio)
Alejandro Toledo tiene en curso otra orden de arresto provisorio con fines de extradición por el Caso Odebrecht. (Foto: Archivo El Comercio)
Karem Barboza Quiroz

El titular del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, , rechazó el pedido de recusación que planteó la defensa del ex presidente  con la finalidad de que el magistrado se abstenga de dirigir la audiencia de acumulación de los casos y , en los que se le investiga por delitos de corrupción y lavado de activos.

Como se recuerda, el Equipo Especial Anticorrupción había solicitado que las dos investigaciones en contra del ex presidente se unifiquen en solo expediente a fin de ser remitidos hacia la justicia de Estados Unidos fundamentando el pedido de extradición contra Toledo Manrique.

La audiencia fue suspendida tras la presentación de un escrito de parte del abogado Roberto Su —defensa de Toledo— donde cuestionaba la imparcialidad del juez Concepción Carhuancho.

Su Rivadeneyra alegó que el juez ya había denegado el pedido para archivar el delito de colusión contra Toledo Manrique y que tendría una “enemistad ideológica” contra el ex presidente por haber sido candidato a regidor del Consejo de Chanchamayo (San Martín).

Sin embargo, según la resolución a la que accedió El Comercio, el juez Concepción Carhuancho respondió que “no existen indicios objetivos y razonables que justifique” afirmar que el magistrado ya tenía por anticipado rechazar el pedido para archivar el delito de colusión.

Respecto a la supuesta enemistad ideológica, el Concepción Carhuancho aclaró que su candidatura fue “un hecho aislado que ocurrió hace más de 11 años, y que solo fue a propósito de una provincia de Chanchamayo”.

“En consecuencia, en el presente caso concreto no se habría afectado la imparcialidad del magistrado”, sostuvo el juez Concepción Carhuancho.

Por ende, procedió a desestimar la recusación en su contra y dispuso elevar su caso ante la Sala Penal de Apelaciones a fin de que resuelva la controversia solicitada por la defensa de Toledo.

Será una de las dos salas superiores la que finalmente definirá si el magistrado debe o no apartarse en ese caso. Mientras tanto, el pedido para acumular los casos Odebrecht y Camargo y Correa quedó en suspenso.

MÁS EN POLÍTICA: