Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Política

“En el Congreso no necesariamente tenemos que presentar proyectos de ley”

El parlamentario Julio Rosas, miembro de la nueva bancada Concertación Parlamentaria, considera que "hay un superávit de proyectos de ley"

César Acuña confirma que Julio Rosas irá en su lista a Congreso

El último miércoles se presentó en el Congreso de la República la nueva bancada Concertación Parlamentaria, cuyos integrantes son Julio Rosas, Jorge Castro, Gilbert Violeta, Salvador Heresi, Pedro Olaechea y Juan Sheput.

Este Diario buscó entrevistar al pastor Julio Rosas –quien fue elegido congresista por Alianza para el Progreso (APP)– sobre la participación que tendrá en su nueva bancada y su trayectoria como parlamentario, a fin de identificar qué aportará al grupo y qué lo une al resto de sus colegas. Sin embargo, no aceptó la primera parte de la entrevista, en la que se le pidió responder un cuestionario con diez preguntas. En la segunda parte se explora su perfil, a partir de su labor como parlamentario en los últimos casi tres años.

—¿Podría nombrar tres proyectos de ley que considere que pueda destacar? Proyectos que haya realizado en estos casi tres años de legislatura y que hayan sido aprobados o no.
Hay varios proyectos. Entiendo que la entrevista es para hablar de la bancada Concertación Nacional [sic] y no de mi programa personal.

—Pero la bancada Concertación Parlamentaria son sus integrantes.
Bueno, si cambia la pregunta, entonces, podría ser.

—Bueno, cambio la pregunta. Como integrante de la bancada, ¿qué proyectos ha presentado?
No, no, tendría que decirme en otro momento qué temas tratarás. Y tú me has dicho que la entrevista es sobre la bancada. Es sobre quiénes la conforman, qué planes [tiene]. Te estás saliendo de esto…

—Estoy entrevistando a sus miembros para un informe sobre la bancada.
No, no. Nosotros los congresistas tenemos las funciones de legislar, representar y de fiscalizar.

—He hablado con el congresista Juan Sheput.
Nosotros tenemos momentos para fiscalizar, otros momentos para legislar, otro para representar.

—Le pregunto sobre su función legislativa.
Sí, he firmado varios proyectos junto a otros colegas para presentar al Congreso.

—Le pido un ejemplo. ¿Puede recordar tres iniciativas?
Tendría que darte de mi despacho.

—Pero usted, como congresista, tiene determinados intereses que, al llegar al Congreso, busca impulsar a través de proyectos legislativos. ¿Cuáles serían…?
Estás planteando mal la pregunta. No puedes decir que tengo intereses.

—Yo no he dicho “intereses personales”. Se puede tener intereses para representar la Nación.
Pero no es así. La pregunta está mal planteada. Un congresista llega al Congreso para servir a la Nación. Es un servidor público.

—Bueno, eso es un interés público. Yo no he dicho privado.
En ese sentido, representa los intereses de un sector.

—Ya pues, tiene intereses. Yo no he dicho intereses personales.
Lo puede plantear de otra forma. El congresista tiene la función de representar…

—Congresista, discúlpeme, yo soy la entrevistadora.
Estamos dialogando. Tú no me puedes poner en cuatro paredes y decirme lo que tengo que decir. Yo plantearía la pregunta o, más bien, respondería la pregunta, diciendo cuáles son las funciones del congresista en la función que tiene.

—Yo le estoy hablando de la legislativa y para la función legislativa me gustaría saber si usted, como congresista, que defiende los intereses de la Nación, ¿qué proyectos ha presentado para eso?
Siempre hay proyectos para la vida y la familia.

—Eso quería saber. ¿Uno que recuerde?
Eh... mantener siempre el respeto y la defensa de la vida y la familia como base y fundamento del Estado.

—¿Ese es el nombre del proyecto de ley que ha presentado?
No. Es mi tema. Mi tema de trabajo.

—Le estoy pidiendo si recuerda un proyecto de ley.
Ya. Yo te los voy a mandar por escrito.

—¿No recuerda un proyecto de ley?
Es que todo gira en torno a ese tema.

—Repito la pregunta: ¿no recuerda un proyecto de ley?
Hay varios proyectos de ley que he firmado con mis colegas.

—¿Usted firma proyectos de ley y no sabe de qué van?
Sobre el respeto a la familia.

—Dígame un proyecto de ley que recuerde y que haya sido aprobado.
Es que no han entrado a debate. Ni se han aprobado.

—¿Ningún proyecto de ley que recuerde?
No, todavía se tienen que debatir.

—Pero dígame un proyecto de ley que diga: este sí lo he hecho con esfuerzo, estoy convencido de que es bueno.
Ya, uno que recuerdo fue impedir el uso de armas y de celulares y sus partes dentro de los penales para evitar que extorsionen. Eso ha sido aprobado.

—¿Otro proyecto que recuerde? ¿Quizá sobre la vida de la persona o el concebido?
Siempre he votado para proteger la vida del concebido.

—Ya, entonces, ¿un proyecto de ley que recuerde sobre eso?
Todavía. Está en debate. Voy a mandar eso.

—¿Pero no recuerda un proyecto de ley?
Ya otro. Podría decir que hay otro que está destinado a cuidar la vida y la salud del concebido.

—¿Es un proyecto de ley?
Sí. Lo voy a chequear y te lo mando.

—¿Usted tiene otro tema además de la vida del concebido y de la persona humana?
Por supuesto. Tengo temas para promover el respeto a la población y el ordenamiento de las ciudades.

—Pero eso es muy genérico.
Pero son los temas, señorita.

—¿Alguno que aterrice?
Termino este punto y se lo mando.

—Quizá su asesor se acuerde de un proyecto de ley.
[Le consulta a su asesor]. Ya me hizo recordar. Evitamos los proyectos antivida y antifamilia.

—¿Ese es un proyecto de ley?
No, esas son las votaciones en el Congreso.

—Claro. Pero la función legislativa es muy importante para los parlamentarios.
No necesariamente tenemos que presentar proyectos de ley en el Congreso. ¿Sabes por qué? Porque hay un superávit de proyectos de ley.

—¿Entonces no necesita presentar ninguna ley?
No, sí. En el Perú hay un superávit de leyes. El problema es que no se cumplen. Que yo presente un proyecto de ley, otro proyecto de ley y me sumo [a] proyectos de leyes, es atomizar y saturar al país.

—El problema también es de aplicación. Pero también hay vacíos legislativos.
Incluso el Congreso está trabajando para depurar y archivar los proyectos de ley que ya no.

Parlamento Abierto

En lo que va de su gestión, según Parlemento Abierto, el congresista Julio Rosas no ha presentado ningún proyecto de ley.

—Sobre la bancada, ¿qué los une a sus integrantes?
Nosotros tenemos dos grupos parlamentarios: de Acción Republicana, que se ha juntado con el grupo Contigo. Se ha firmado un manifiesto, un compromiso, en defensa de 15 puntos. Comenzando con el respeto a la vida, la dignidad humana, los derechos humanos, la libertad de todos los ciudadanos. En segundo lugar, depender y promover la familia como base y fundamento de la sociedad y el Estado.

—¿Qué tipo de familia?
La única familia. La que está en la Constitución.

—¿Le preguntaba qué tipo de familia?
Lo que dice la Constitución.

—La Constitución no dice “Familia es hombre papá y mamá mujer”.
Sí dice. Léalo usted. Voy a traer la Constitución y conversamos.
[El art. 4 de la Constitución dice: “La comunidad y el Estado protegen especialmente al niño, al adolescente, a la madre y al anciano en situación de abandono. También protegen a la familia y promueven el matrimonio. Reconocen a estos últimos como institutos naturales y fundamentales de la sociedad]

—No dice eso.
Si tú quieres entrar al diálogo de otras ideas, en otro momento. ¡Me voy al pleno! Muchas gracias.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada