"Eliane Karp tiene que ser comprendida en el caso Odebrecht"
"Eliane Karp tiene que ser comprendida en el caso Odebrecht"
Rocío La Rosa Vásquez

Periodista

rocio.larosa@comercio.com.pe

El ex fiscal supremo adjunto del caso Fujimori, Avelino Guillén, consideró que existen "elementos de convicción" para que hoy el juez Richard Concepción Carhuancho ordene la detención preventiva del ex presidente Alejandro Toledo. Guillén ve "muy difícil" que un país otorgue asilo a una persona que tiene cargos tan graves como lavado de activos y tráfico de influencias, y cree que la fiscalía tiene que evaluar y considerar la inclusión de Eliane Karp en el caso de los US$20 millones de coimas que Odebrecht transfirió a su esposo.

— ¿Hay elementos suficientes para que hoy se ordene el encarcelamiento del ex presidente Alejandro Toledo? 
Sí. Se dan las tres exigencias que plantea la norma: en primer lugar hay suficientes elementos de convicción que vinculan al investigado con el hecho. Está clara la figura de tráfico de influencia y lavado de activos. El señor Toledo ha invocado en su condición de presidente el poder para determinar que Proinversión otorgue la licitación a Odebrecht [por la vía Interoceánica]. Este hecho fue fruto de una larga negociación que se inició el 2004 y se desarrolló hasta el 2006, y los depósitos se hicieron hasta el 2010. Son 18 depósitos en cuentas de off shore creadas por el señor Josef Maiman, como testaferro. La segunda exigencia que se cumple es la penalidad y la norma establece pena de 4 a 8 años para tráfico de influencias y hasta 15 años para lavado de activos. También se cumple el peligro procesal de obtaculización de la justicia y el entorpecimiento de la investigación, y esto ha ocurrido porque Toledo ha dado diversas versiones sobre sus adquisiciones inmobiliarias.

— ¿Es decir mintió?
Ha mentido y ha pretendido desviar la acción de la justicia. Yo puedo tener a derecho a mentir, derecho constitucional a guardar silencio, pero no a dar pistas falsas para que el fiscal vaya por un camino errado.

— En su última aparición en TV dijo que en su gobierno no se firmaron adendas al contrato de la Interoceánica, cuando es público que sí... 
También ha dicho que en su gobierno solamente hubo un acuerdo inicial con Odebrecht [por la Interoceánica] cuando no fue así. Y en total en su gobierno se dieron nueve adendas con la empresa brasileña. Él miente sistemáticamente. Y lo otro es el peligro de fuga. Toledo no tiene arraigo, no vive en el Perú, no se ha puesto a derecho. En consecuencia, considero que la petición que formula la fiscalía debe ser aceptada por el juez.

— ¿Hoy en día el ex presidente podría refugiarse en un país con el que no tengamos tratado de extradición?
Podría intentar, pero veo muy difícil que un país otorgue asilo a una persona que tiene cargos tan graves como lavado de activos y tráfico de influencias. Sobre todo lavado de activos que es una figura perseguida a nivel mundial. Ahora, un presidente refugiado en un país, a quien se le atribuye graves casos de corrupción, con depósitos bancarios en diversos países, en empresas off shore creadas deliberadamente en paraísos fiscales, yo no creo que ningún país acepte tener en esa condición a un ex presidente. Lo mejor que puede hacer el señor Toledo es venir al Perú y afrontar los rigores del proceso. Además, inicialmente se habló de 35 millones de dólares de coimas que se reajustó a 20 millones porque no se dieron todos los acuerdos, pues Odebrecht pedía algunas modificaciones al contrato. Por  eso rebajan el monto. Y cuando Toledo dejó de ser presidente hubo un retraso en los pagos, lo que motivó reuniones en su casa de Camacho para que estos pagos continúen. Hasta el 2010 Odebrecht hizo los desembolsos.

— ¿Y si hubo pagos hasta el 2010, entonces el delito de tráfico de influencias no ha prescrito como dice el abogado? 
Es un delito continuado, que se proyecta en el tiempo y se configura al momento de los pagos a favor de Toledo. Además no se trata de una sola negociación, en las primeras reuniones estuvo presente su ex jefe de seguridad [Avi Dan On], Toledo se incorpora después. En consecuencia el argumento de la prescripción no tiene sustento legal.

— También ha dicho el abogado que el fiscal no podía allanar la casa de Toledo sin la presencia de este o de su abogado. Incluso su esposa Eliane Karp ha deslizado que se le han podido 'sembrar' cosas.
Es una diligencia que tiene que realizarse de inmediato.

— ¿Tiene que ser sorpresiva?
Tiene que ser sorpresiva ante el peligro de que se borren evidencias del delito, que desaparezcan pruebas que vinculen al imputado con el hecho que se le atribuye. Yo no puedo notificar a una persona que en tres días voy a hacer un allanamiento de sus oficinas. No encontraría nada. La fiscalía ha hecho bien, y además quienes abren la puerta son vigilantes del domicilio del señor Toledo, que han participado en toda la diligencia. Y si algo podemos resaltar en la labor de la fiscalía es que ha sido muy escrupulosa, muy rigurosa en cuanto a la observancia de las exigencias legales, del trámite y cumplimiento de la normas. La fiscalía se está cuidando en extremo de no incurrir en vicios que puedan determinar la nulidad del proceso.

— La defensa de Toledo cuestiona que el fiscal  haya abierto una nueva investigación por lavado de activos contra Toledo, cuando ya es investigado por este delito en el Caso Ecoteva.
Hay una confusión de parte de la defensa. En el caso Ecoteva, cuya investigación viene del 2013, es por el tramo 4 de la Interoceánica a cargo de la empresa brasileña Camargo y Correa, que también ha pagado coimas y tambien ha utilizado al señor Maiman. Al parecer el señor Toledo siempre ha utilizado a Maiman para recibir los depósitos. En cambio el fiscal Castro investiga los tramos 2 y 3 de la Interoceánica, que son hechos diferentes, con coimas de alrededor de US$20 millones de coimas. En el tramo 4 la imputación es por Us$ 6 millones. Unos 40 ejecutivos de Camargo y Correa también se están acogiendo a la delación premiada y también habrán novedades en ese caso relacionado a la operación Castillo de Arena, realizada el 2009 en Brasil.

— ¿Qué impresión le deja que el ex congresista Heriberto Benitez se haya presentado hoy como abogado de Toledo? Él ha sido vinculado al caso Orellana, al ex gobernador encarcelado César Alvarez.
Me dicen que es solo para esta audiencia que ha elegido a esta persona como su abogado. Creo que el señor Toledo no tiene realmente una estrategia de defensa. Esta planteando dos salidas que son absolutamente erradas. Invoca sin sustento alguno una supuesta persecución política por el liderazgo que tuvo en determinado momento, lo cual no se da. También está planteando incidencias con la finalidad de hacer ver que no se está cumpliendo con el debido proceso. Eso es absolutamente falso, la diligencia de allanamiento se cumplió de acuerdo al nuevo Código Procesal Penal. No existe doble incriminación y los hechos no han prescrito.

— ¿Hay elementos para creer que la señora Eliane Karp es cómplice de su esposo en el caso de las coimas?
Considero que ineludiblemente la fiscalía tiene que evaluar y considerar la inclusión de la señora Karp en este proceso de investigación. Toda la estructura que ha diseñado el señor Toledo para esta conducta delictiva se basa en contactos y actividades que ella proporciona. El señor Maiman es muy amigo de ella, la intervención de su propia madre, socia de Maiman, la compra de propiedades a nombre de la señora, ese dinero con el que se compraron propiedades es producto del delito. Como la señora Karp está comprendida en el caso de Camargo Correa, tiene que ser comprendida en este proceso. Ambas investigaciones en el breve plazo se tienen que acumular porque estamos hablando de la misma obra, se tiene que hacer una sola investigación.

¿Sigue pensando que Odebrecht está marcando la pauta de la investigación en el caso de las coimas?
El trabajo de la fiscalía es una mesa de cuatro patas. Tiene sustento en la sentencia de la corte de Nueva York, la información de Suiza, las 77 delaciones premiadas en Brasil, que han sido homologadas, y el acuerdo preparatorio con Odebrecht. Esta partiendo de menos a más y conforme pasen los días sus actos pueden dar resultados positivos. Yo respaldo la actividad de la fiscalía, considero que tiene que empoderarse y abrir sus propias líneas de investigación, que puedan provenir del exterior o fuentes de Odebrecht. Lo cierto es que el tener un acuerdo con Odebrecht le han limitado un poco su línea de acción. A cambio de eso esta está cumpliendo con los compromisos que asumió de dar información con documentación del Perú y del extranjero. Y tercero [Odebrecht] han reconocido una ganancia ilícita proveniente del delito y ha entregado una suma inicial de 30 millones de soles.

— ¿Después de la campaña electoral ha vuelto a colaborar con el gobierno de Kuczynski?
No. He tenido algunas conversaciones esporádicas con el presidente Kuczynski, con el premier Zavala y la ministra de Justicia. Hemos intercambiado opiniones y reflexiones sobre lo que se puede hacer para tener postura más firme contra la corrupción. La última reunión que tuve con ellos fue el 5 de octubre de 2016, desde allí no he vuelto a tener contacto.

— ¿Para usted el gobierno de Kuczynski está dando pasos importantes para enfrentar la corrupción?
Le falta asumir una posición más firme. Es errática su posición. Si usted analiza las declaraciones de los principales líderes del Ejecutivo sobre la conducta de Odebrecht, no se ve una postura firme y que sea una sola. Dicen 'a' y luego 'b'. Al comienzo dijeron que no todo lo que hizo Odebrecht era ilegal, o mejor que se vayan, cuando primero tienen que responder y pagar la reparación. Las últimas semanas han cambiado, pero esa actitud errática se refleja en el Ministerio de Justicia. El procurador Amado Enco estaba a cargo del caso Odebrecht y ahora se ha designado a procuradoras ad hoc que recién están conociendo el caso. No se ve un compromiso firme y duro frente a temas de corrupción de esta envergadura. Ese es el punto más débil de este gobierno y se ve reflejado en las encuesta de opinión.

LEE TAMBIÉN EN POLÍTICA

Alejandro Toledo volverá al Perú “cuando lo cite el fiscal”, dice su abogado Heriberto Benítez ► — Política El Comercio (@Politica_ECpe)