Redacción EC

El presidente del Tribunal Constitucional (TC), Óscar Urviola Hani, aseguró que la corrección al cuestionado fallo de dicha institución sobre el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) no se debió al cargamontón de la opinión pública, sino al ejercicio de los mecanismos de control constitucional.

"Los magistrados del TC no son seres divinos, están expuestos al error humano. Lo malo sería no rectificarsePero, cuando ocurren estos problemas, funcionan los mecanismos de control constitucional de pesos y contrapesos, que están en la tercera cámara, en la sociedad civil. ¡No es que esté funcionando el cargamontón de los políticos!", afirmó en entrevista en Cuarto Poder.

Tres de seis magistrados del TC dieron un fallo que declaró nulo los nombramientos de las fiscales supremas Zoraida Ávalos y Nora Miraval, y que además ordenó designar al ex fiscal Mateo Castañeda como fiscal supremo, lo que significó un enfrentamiento con el CNM. Además, el congresista oficialista Daniel Abugattás presentó una demanda constitucional por el tema.

"No puede proceder una acusación constitucional cuando se pretende cuestionar una resolución que todavía no era firme. Yo lo estimo mucho a Daniel (Abugattás), pero el deberá hacer una apreciación jurídica", dijo.