Odebrecht: ¿Cuáles son los caminos que puede tomar Jorge Cuba?
Odebrecht: ¿Cuáles son los caminos que puede tomar Jorge Cuba?
René Zubieta Pacco

Minutos antes de que el ex viceministro de Comunicaciones arribara al Perú procedente de Miami, su abogado Luis Peña adelantó que el ex funcionario implicado en los sobornos de retornaba a nuestro país para conocer los hechos que se le imputaban.

“Hay una serie de hechos, hay varios investigados. Y él no es responsable de todo, sino de una parte de los hechos […] ¿Qué parte de los hechos? Por eso está en el país, para conocer exactamente qué es lo que podría reconocer como hecho ilícito. Quiere conocer qué es lo que en concreto se le imputa”, comentó a la prensa en el aeropuerto Jorge Chávez.

Es decir, el abogado del ex viceministro del segundo gobierno aprista aún espera conocer los avances de la investigación y la información del respectivo expediente para plantear la estrategia de defensa y determinar qué es lo que más le conviene.

“El hecho de que se entregue no creo que vaya en la línea de que se declare culpable de inmediato. Creo que van a esperar a conocer los cargos, qué pruebas tiene la fiscalía y tratar de salvar la responsabilidad hasta donde sea posible”, comentó a El Comercio el penalista Carlos Caro.

Cabe recordar que el pasado 24 de enero, el  Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Sala Penal Nacional, a cargo del juez Richard Concepción Carhuancho, ordenó 18 meses de prisión preventiva contra Jorge Cuba. A este se le imputan los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos por presuntamente haber favorecido a Odebrecht en la adjudicación de dos licitaciones del Metro de Lima.

Según explicó Caro, solo por el delito de tráfico de influencias se establece una pena de 4 a 8 años de cárcel para ex funcionarios públicos. Asimismo, en el caso de lavado de activos la sanción es de 15 a 25 años de prisión. Sin embargo, aclaró: “La calificación de la fiscalía es provisional mientras no haya un juicio oral. En cualquier momento puede cambiar el delito y poner cohecho (soborno), por ejemplo”.

POSIBILIDADES

—La confesión sincera—
Consultado sobre el tema por El Comercio, el ex procurador anticorrupción Christian Salas indicó que si la defensa de Cuba encuentra muchos elementos de prueba contra su patrocinado, lo más recomendable sería que se someta a la confesión sincera e incluso vaya un paso más allá con la colaboración eficaz.

“La confesión sincera permite que el fiscal se ahorre tiempo en relación a esa persona nada más, a ese investigado que está confesando”, comentó Salas.

Así, Cuba podría aceptar los cargos en su contra y verse beneficiado con una reducción de la pena en su contra en caso cumpla los presupuestos establecidos en el Código Procesal Penal (CPP).

—La colaboración eficaz—
Un paso más allá sería que además de confesar, Cuba acuerde con el Ministerio Público -cumpliendo determinados requisitos y a cambio también de beneficios- ser un colaborador eficaz, como establece también el CPP. Entre esos beneficios, la norma contempla la suspensión de la ejecución de la pena o la liberación condicional.

Para Salas, lo que más le serviría al fiscal es contar con colaboradores eficaces, pues así podría esclarecer más los hechos y tener más pistas que involucren a otras personas en la comisión de los delitos imputados. “Implica brindar información a la autoridad para que esta pueda desarticular toda esta organización criminal, detener la comisión del delito o identificar los activos de la organización criminal. Es decir, el colaborador no solo acepta su propia responsabilidad, sino que indica y aporta datos que permiten incriminar a otras personas”, detalló.

—El camino más largo—
En tanto, otra posibilidad sería que Cuba niegue los hechos y se declare inocente para que -en un juicio oral- la fiscalía busque comprobar lo contrario. A juicio del penalista Carlos Caro, este sería el camino más largo.

“Si él niega los hechos, y quiere esperar a ver qué le imputa la fiscalía, el proceso ya se va a alargar más, no será automático. La fiscalía tendrá que trabajar para construir la historia del caso. Ese camino sería incompatible con una colaboración eficaz y una terminación anticipada”, sostuvo.

Similar apreciación tuvo el ex procurador Salas. “Si la defensa aprecia que no hay mucho material probatorio en su contra y más bien solo hay dudas respecto a su participación, podría señalar que su patrocinado es inocente o habría sido utilizado”, dijo.

—Advertencia—
Al momento, Cuba ya ha dado algunas palabras a la prensa. Mientras ingresaba a la carceleta del Palacio de Justicia esta mañana, dijo: “Voy a colaborar con la justicia, me vengo a poner a derecho”.

Sin embargo, Salas consideró necesario tener cuidado con los dichos de los acusados y estrategias iniciales de sus abogados. Recordó por ejemplo el caso de Edwin Luyo, ex integrante del Comité de Licitación de la línea 1 del metro de Lima. La defensa legal de este dijo en un principio que se evaluaba la confesión sincera y colaboración eficaz, pero días después cambió de estrategia descartando estas posibilidades.

“¿Eso a qué se debe? A que el abogado ha revisado el expediente y seguramente ha encontrado pocas pruebas. Entonces, en lugar de aceptar culpa, lo que conviene en esos casos es cuestionar la investigación, señalar que hubo confusión, que solo hay indicios, no hay pruebas, etc. Aquí quien tiene que tener mucho cuidado con estos pedidos de prisión preventiva es el fiscal, porque si no tiene caso sólido, su prisión preventiva más adelante van a variarse y el caso se viene abajo”, advirtió finalmente Christian Salas, ex procurador anticorrupción.

DATO
La resolución judicial del allanamiento a la casa de Cuba precisó que la constructora pagó un total de US$8’100.000 “a cambio de la ayuda ofrecida por el ex viceministro”: US$1’400.000 por el tramo 1 de la línea 1 y US$6’700.000 por el tramo 2. Según los ejecutivos de Odebrecht, el ex funcionario recibió tres transferencias del exterior por US$2 millones, entre el 3 de julio del 2013 y el 11 de mayo del 2014, a través de la ‘offshore’ Hispamar International Corporation.

MÁS EN POLÍTICA:

Caso Odebrecht: así fue la llegada de [VIDEO] ► — Política El Comercio (@Politica_ECpe)

TAGS RELACIONADOS