Rodrigo Cruz

El pasado 30 de marzo, Félix Rosenberg, polémico empresario conocido como el ‘Rey de los Casinos’, informó a la fiscalía que contaba con un nuevo abogado que lo iba a defender en la investigación por lavado de activos que se le sigue. 

El abogado en mención resultó ser , ex presidente del Consejo Nacional de la Magistratura y uno de los voceados para ocupar el cargo de ministro de Justicia en el próximo gobierno. 

El 13 de abril, Talavera, quien es miembro de la Comisión de Transferencia del sector Justicia, se acercó al despacho del fiscal superior Frank Almanza, en calidad de abogado de Rosenberg.

A través , Rosenberg informó a la fiscalía sobre su cambio de abogado. 

El cliente de Pablo Talavera es investigado desde noviembre del año pasado por presuntamente crear una organización dedicada al lavado de activos provenientes de la defraudación tributaria, con ayuda de familiares y amigos. Para ello, según la fiscalía, habría usado una decena de empresas, en su mayoría del rubro de casinos y tragamonedas.

 
 

El 4 de febrero, el fiscal Daniel Collas desistió de denunciar a Rosenberg y a sus allegados, luego de revisar sus propiedades e ingresos.

La procuradora para casos de lavado de activos, Janet Briones, advirtió que Collas archivó el caso sin haber siquiera interrogado a los investigados ni haber levantado sus secretos bancarios.

Almanza tenía que decidir si se continuaba investigando a Rosenberg. En ese contexto, el ex presidente del CNM se reunió por primera vez con el fiscal superior. 

El 21 de abril, Pablo Talavera presentó un escrito a Almanza para pedir que se rechace el pedido de la procuradora para que se siga investigando a su patrocinado. Cuatro días después, lo volvió a visitar. 

Sin embargo, el fiscal superior, el 26 de abril, dio la razón a la procuradora y dispuso que el caso continúe. Además, indicó  que Rosenberg era uno de los principales clientes peruanos del buffette panameño Mosack y Fonseca, comprometido en el caso "Papeles de Panamá".

En conversación con este Diario, Pablo Talavera aceptó que defendió una vez a Rosenberg. Dijo que era la primera vez que asumía un caso de lavado de activos. Consultado si informó a la comisión de transferencia sobre ese patrocinio, respondió que no tenía por qué dar cuenta sobre su labor como profesional.

MÁS EN POLÍTICA...

TAGS RELACIONADOS