Toledo: la investigación que archivó la fiscalía el 2014
Toledo: la investigación que archivó la fiscalía el 2014

El ahora prófugo ex presidente festejó en enero del 2014 el archivamiento de una investigación fiscal por enriquecimiento ilícito que le había abierto la Fiscalía de la Nación.

La investigación se había iniciado en mayo del 2013 a raíz de las denuncias periodísticas por las millonarias adquisiciones inmobiliarias de Eva Fernenbug, la suegra del ex mandatario, que hacían sospechar de un enriquecimiento ilegal por parte de Toledo.

La pesquisa, que siempre caminó a paso lento, fue ampliada en setiembre del 2013  tras conocerse que el ex gobernante había cancelado las hipotecas de su casa de Camacho  y de Punta Sal con fondos cuya procedencia entonces se desconocía.

Cumplidas las diligencias preliminares y tras el levantamiento del secreto bancario y bursátil del investigado así como de su cónyuge Eliane Karp, el entonces fiscal de la Nación José Peláez decidió archivar la investigación, indicando que  el plazo “se había cumplido en exceso” y que no se había podido probar la existencia de un desbalance patrimonial.

El ex magistrado declaró a El Comercio que en esa época se desconocía todo lo que se sabe ahora sobre  el Caso Odebrecht y que “al no presentar desbalance yo no podía denunciar a Toledo por enriquecimiento ilícito”.

Dentro de la resolución se indicaba que los ingresos de Toledo durante su gestión como presidente de la República ascendieron a S/. 1’260,796 y  sus egresos fueron de S/. 733,062.

Después que dejó el cargo de mandatario sus ingresos sumaron S/. 4’031.918  y sus egresos S/. 2’527.776.

Julio Arbizu, quien en esa época era el titular de la Procuraduría Anticorrupción, sostiene que la investigación no debió archivarse y que se debió seguir buscando más pruebas.

“El levantamiento del secreto bancario de una persona que tiene evidentes signos exteriores de riqueza no es la prueba más importante para despejar la duda de un desbalance patrimonial”, indicó a este Diario.

Arbizu agregó que en la etapa preliminar solo se necesitaba de indicios para formalizar la indagación, “pero Peláez  prefirió no hacerlo y cerró la indagación”.
Arbizu dice que la investigación fue deficiente y que “no hubo interés en buscar posibles testaferros que pudo haber tenido Toledo y que ahora  se sabe que ha sido así”.

El ex procurador cree que si se hubiera profundizado la investigación se habría podido probar que Toledo se enriqueció  gracias a delitos cometidos durante su gestión.

Cabe recordar que casi simultáneamente a la investigación por enriquecimiento ilícito, una fiscalía provincial abrió también una indagación por lavado de activos por los mismos hechos que fue conocido como el Caso Ecoteva.

Este otro caso, que recién el año pasado pasó a la etapa de instrucción, se encuentra casi estancado. Se espera que con las revelaciones del Caso Odebrecht pueda reactivarse y no termine  archivándose como sucedió con la investigación de Peláez.

—La investigación—

El inicio: la indagación se inició en mayo del 2013 y se amplió el plazo en dos oportunidades y se incluyó a Eliane Karp.

Hábeas corpus: los abogados de Toledo interpusieron un hábeas corpus para paralizar la investigación pero ese recurso fue declarado improcedente.

Periodo: se analizaron los ingresos y egresos de Toledo desde el mes de junio del 2003 hasta la fecha de la investigación.

Se archivaron: José Peláez también archivó investigaciones a Alan García, Keiko Fujimori y Jorge del castillo.

—“No se encontró ningún desbalance”—

José Peláez Bardales, ex fiscal de la Nación, responde sobre este caso a El Comercio:

—¿Por qué archivó la investigación a Toledo ?
En esa época no se podía probar que los inmuebles de Surco eran de Toledo. Se levantó el secreto bancario pero no se halló diferencia entre sus ingresos y egresos. Como no había desbalance tuve que archivar.

—¿No cree que la investigación fue endeble y faltó profundizar ?
No, el delito de enriquecimiento es una operación matemática. Sumas y restas los ingresos y egresos. El resultado fue que en ese entonces no se encontró ningún desbalance.

—¿Está conforme con la resolución que firmó, no se arrepiente?

¿Por qué me voy a arrepentir? Hoy se sabe que Toledo habría recibido plata de Odebrecht y que con eso habría adquirido los inmuebles, pero yo no era brujo para saberlo.

MÁS EN POLÍTICA:

Defensoría del Pueblo creará adjuntía de lucha contra la corrupción ► — Política El Comercio (@Politica_ECpe)

TAGS RELACIONADOS