Redacción EC

El presidente del (TC), , dijo que le preocupaba mucho que la Legislatura haya terminado ayer y que el la promesa de elegir a los magistrados cuyos mandatos ya vencieron.

“Lo ideal sería que el Congreso cumpla con su obligación de nombrar a los magistrados en los periodos establecidos. Eso reflejaría un respeto a la institución del TC y a la ciudadanía en general, que tiene expectativas. El Congreso está en deuda con la población”, comentó hoy Urviola al finalizar la ceremonia de apertura del año jurisdiccional 2014 del TC.

El está integrado por siete miembros. Actualmente están en ejercicio solo seis porque el magistrado Ricardo Beaumont se apartó en mayo del 2013 porque ya había vencido su periodo. Salvo el presidente Urviola, los otros cinco miembros también tienen su periodo vencido.

“Esta situación nos genera inconvenientes porque a veces tenemos que dejar en suspenso la programación de las causas a la espera de lo que vaya a decidir el Congreso. Se anunció que habría elección para el 7 de enero, pero no se cumplió y nosotros habíamos suspendido la programación algunos meses”, dijo Urviola.

SUPERO SU META
El magistrado resaltó la decisión de los miembros del TC que, pese a tener el periodo vencido, siguieron en el cargo cumpliendo su obligación. Dijo que, no obstante el remezón institucional que provocó quedar con un miembro menos, el tribunal ha seguido cumpliendo su trabajo.

“En el 2013 hemos podido atender más de cinco mil causas, superando la meta de 4.200 que nos habíamos fijado. Son en su mayoría procesos de amparo de pensionistas y trabajadores que reclaman sus derechos fundamentales. Eso no podía quedar paralizado”, declaró.

Urviola informó que, a pesar de haberse incrementado la productividad del TC, aún quedan por resolverse varios casos emblemáticos y mediáticos, como el de la ley del servicio militar, la ley de Servir y la reforma del sistema privado de pensiones, los cuales fueron cuestionados como inconstitucionales y aguardan su resolución.