Módulos Temas Día

Más en Política

Keiko y Kenji Fujimori, reñidos tras indulto, visitan a su padre por separado

No obstante, tanto Keiko como Kenji Fujimori coincidieron en recurrir por la vía judicial el fallo para restituir el indulto a Alberto Fujimori

Keiko Fujimori

Los hermanos Fujimori solicitaron durante el gobierno de Humala el indulto para el ex presidente Alberto Fujimori. (Foto: Archivo El Comercio)

Archivo El Comercio

Keiko y Kenji Fujimori, hijos y herederos políticos del ex presidente Alberto Fujimori, visitaron ayer por separado a su padre en la clínica donde fue internado por una descompensación sufrida al conocer que el juez Hugo Núñez Julca anuló el indulto del que gozaba a la condena de 25 años de prisión.

Los dos hermanos escenificaron una vez más la división abierta que mantienen precisamente desde que Fujimori recibió el indulto la pasada Nochebuena, un logro que ambos buscaban pero que dividió al opositor partido Fuerza Popular, con mayoría en el Congreso, por las formas en que se dio.

Kenji Fujimori acompañó a su padre en la ambulancia que lo trasladó a una clínica de Pueblo Libre antes de que las autoridades puedan cumplir con la orden de captura dictada por el juzgado para devolverlo a prisión.

Alberto Fujimori

El suspendido congresista Kenji Fujimori acompañó a una clínica local al ex presidente Alberto Fujimori este miércoles. (Foto: Archivo El Comercio)

Horas más tarde llegó al centro médico Keiko Fujimori acompañada por sus otros dos hermanos, Hiro y Sachi, pero para entonces Kenji Fujimori ya se había retirado, según contó la misma líder de Fuerza Popular a periodistas.

No obstante, tanto Keiko como Kenji coincidieron en recurrir por la vía judicial el fallo para restituir el indulto al considerar que un juez no puede anular una decisión del presidente de la República.

Keiko Fujimori

Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular. (Foto: Alessandro Currarino)

A raíz del indulto, la unidad parlamentaria de Fuerza Popular quedó rota con la escisión de un grupo de congresistas fujimoristas liderado por Kenji Fujimori que se lanzó a crear su propio partido político, Cambio 21, a semejanza de Cambio 90, la formación con la que su padre ganó sus primeras elecciones.

La división comenzó a plasmarse cuando el grupo de Kenji Fujimori se abstuvo de votar a favor de la destitución del ex presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) en diciembre como hizo el resto del grupo parlamentario de Fuerza Popular, lo que permitió al ex gobernante mantener en el cargo.

Tres días más tarde Kuczynski indultó a Fujimori, por lo que la decisión quedó bajo serias sospechas de ser un acuerdo político para obtener la libertad del expresidente a cambio de salvar el cargo al mandatario, fomentado fundamentalmente por el menor de los hermanos Fujimori Higuchi, quien en reiteradas ocasiones le había reclamado la libertad de su padre.

Kenji Fujimori, el congresista más votado en las dos últimas elecciones, se encuentra actualmente suspendido en un proceso promovido por Fuerza Popular por supuestamente negociar una compra de votos a favor de Kuczynski en un segundo intento del Congreso de destituirlo en marzo.

En el marco de esa disputa, Kenji Fujimori advirtió en mayo que si su padre regresaba eventualmente a la cárcel será culpa del partido que dirige su hermana.

"Si mi padre regresa a la cárcel jamás se lo perdonaré a Fuerza Popular. Aquí no hay canje de votos, no ha habido votos por obras, lo que ocurre aquí es una pugna del poder dentro de Fuerza Popular, ese es el origen de esta turbulencia política", aseveró.

El hijo menor de Fujimori también acusó anteriormente a Fuerza Popular de archivar un proyecto de ley que concedía arresto domiciliarios para los presos mayores de 75 años, lo que hubiese permitido excarcelar a su padre.

Las diferencias entre ambos hermanos se iniciaron en la campaña de las elecciones presidenciales de 2016 cuando Kenji Fujimori dijo que él se presentaría en los siguientes comicios si su hermana no triunfaba, y en el día de la votación no acudió a votar por ella.

El polémico indulto a Alberto Fujimori eximió al ex presidente de cumplir una condena de 25 años como autor mediato de las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), a cargo del grupo Colina, y por los secuestros en 1992 de un empresario y un periodista, todos ellos considerados crímenes de lesa humanidad.

Al ex presidente peruano, de 80 años, que gobernó Perú entre 1990 y 2000, le quedan por cumplir en prisión más de 14 años de pena, por lo que la terminaría de purgar 2032 con 94 años. (Fuente: EFE).

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada