Según un comunicado de la Secretaría General del Despacho Presidencial, el contrato para la adquisición de cupcakes se realizó el 17 de noviembre, antes de que Francisco Sagasti asumiera la Presidencial. En la foto, el ingeniero industrial llega por primera vez a Palacio de Gobierno. (Foto: Presidencia)
Según un comunicado de la Secretaría General del Despacho Presidencial, el contrato para la adquisición de cupcakes se realizó el 17 de noviembre, antes de que Francisco Sagasti asumiera la Presidencial. En la foto, el ingeniero industrial llega por primera vez a Palacio de Gobierno. (Foto: Presidencia)
Sebastian Ortiz Martínez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La administración del presidente fue cuestionada luego de que se conociera que han realizado gastos considerados superfluos, como la compra de cupcakes y tortas en diciembre por S/31.419 en medio de la crisis económica por la pandemia de . Sin embargo, fuentes de Palacio de Gobierno refieren que el actual mandatario heredó esa orden de servicio, de la cual no tenía conocimiento hasta hace unos días.

MIRA AQUÍ: Martín Vizcarra dice que “no pueden” realizarse elecciones en abril y pide postergarlas para mayo

Las mismas fuentes indican que la dulce adquisición respondió a “un plan operativo” que no fue realizado por el actual gobierno, sino por el de (2018-2020).

Otras fuentes palaciegas señalaron a este Diario que la firma del contrato se hizo el 17 de noviembre, cuando Sagasti recién juró como mandatario en el Congreso. Es decir, en el último día de la efímera administración de (Acción Popular), quien había renunciado a la Presidencia dos días antes.

Agregaron que ni Sagasti ni el nuevo secretario general de Palacio de Gobierno, Félix Pino Figueroa, tuvieron conocimiento de este acuerdo, de lo contrario se hubiese anulado la orden de compra.

Desde la administración no consideraron necesario que el presidente y secretario general supieran de este tema, ha sido un error totalmente”, expresaron las mismas fuentes.

Según el portal del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la licitación se dio el 7 de diciembre último, aunque desde Palacio de Gobierno señalan que esa fecha se subió el expediente.

La adjudicación de los servicios por S/31.419, de acuerdo al MEF, se realizó sin ninguna clase de concurso público.

LEE AQUÍ: Julio Guzmán informa que dio positivo a COVID-19
(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

Al respecto, Flavio Ausejo, máster en Políticas Públicas para América Latina por la Universidad de Oxford, explicó a El Comercio que al tratarse de un servicio de menos de ocho UIT (S/34.400) sí podía ser otorgado directamente. “Está casi al tope, pero sí lo pueden contratar sin concurso. Pero lo que se tiene que mirar no es el monto, sino si se justifica. ¿Cuál fue la pertinencia de usar dinero público para realizar la compra de quequitos?”, cuestionó.

A través de un comunicado, la Secretaría General del Despacho Presidencial rechazó que haya sido el actual gobierno el que contrató el servicio de cupcakes y tortas.

El 17 de noviembre del 2020, antes de que asumiera el cargo el presidente de la República, Francisco Sagasti, la Oficina de Recursos Humanos del Despacho Presidencial solicitó la adquisición de artículos de pastelería a favor de los trabajadores, hijos del personal comprendidos, entre 0 y 12 años, del Despacho Presidencial, de los practicantes y miembros de las FF.AA. y PNP destacados en Palacio de Gobierno”, refiere el documento.

TE PUEDE INTERESAR: César Acuña sigue en carrera tras decisión en última instancia del JNE

La Secretaría General señala que la “funcionaria responsable por este proceso”, que, ya trabajada desde la administración de Vizcarra Cornejo, “no informó a la actual gestión sobre dicha compra”.

(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

Fuentes de Palacio de Gobierno señalaron a este Diario que la referida funcionaria sería María Sara Aguirre Pajuelo, actual subsecretaria general del Despacho Presidencial.

Las mismas fuentes refirieron que la situación de Aguirre Pajuelo está siendo evaluada en la Casa de Pizarro. El Comercio intentó comunicarse con la funcionaria, que fue nombrada en marzo de 2019 en el gobierno de Martín Vizcarra, pero no contestó a nuestras llamadas.

Fuentes cercanas al expresidente Martín Vizcarra, no obstante, señalaron que es “imposible” que la compra de unos cupcakes y tortas figure dentro de un plan operativo, que tiende a ser un documento que comprende todo un año. “Esta compra tiene que responder a una necesidad. ¿Cuál fue? ¿Y quién la pidió? Pero esta adquisición no fue en la administración del exmandatario”, añadieron.

Ayer, al cierre de esta nota, este Diario intentó comunicarse con Merino de Lama, pero no había respondido a nuestras llamadas. Posteriormente, el parlamentario dijo, en comunicación con El Comercio, que él renunció a la Presidencia el 15 de noviembre al mediodía. Añadió que no tiene sentido que él haya dispuesto la compra de cupcakes y tortas.

“El trabajo se realizó”

Jaico Díaz, quien ofrece el servicio de pastelería por Internet, dijo, en breve diálogo con El Comercio, que toda la información sobre su contratación “la puede brindar el Estado”.

MIRA TAMBIÉN: Candidato de Acción Popular: “[Manuel Merino] es una suma que divide; decir que resta queda corto”

Yo no tengo nada que ver, el trabajo se realizó y punto. No quiero que se denigre mi trabajo y no quiero hacerme famosa de esta manera”, refirió, antes de cortar la comunicación.

Anoche, en el programa “Beto a Saber”, Jaico Díaz refirió que ella fue contactada por Palacio de Gobierno, a través de la página que tiene en Facebook. “Bueno me pidieron si podía hacerles el trabajo, me imagino que había varias personas que también estaban postulando. Y les hice la entrega del producto, que fueron queques de arbolitos de navidad”, complementó.

También señaló que la cantidad de los cupcakes “fue grande” y que esa orden de servicio le “abrió las puertas” para continuar trabajando.

Otras órdenes de servicio por las que ha sido cuestionada la administración de Sagasti tienen relación a la compra de 16 uniformes institucionales (S/4.000) y zapatos (S/3.470).

Al respecto, fuentes de Palacio de Gobierno precisaron a El Comercio que estas compras se hicieron en el marco de un laudo arbitral que ganaron los trabajadores de la Casa de Pizarro.

“Los uniformes responden a un laudo pendiente desde el 2012, aquí se tenía que cumplir”, subrayaron.

La politóloga Kathy Zegarra consideró que este tipo de gastos “probablemente generan la indignación” de muchos ciudadanos, porque estamos en medio de una crisis económica y sanitaria.

“La aprobación de Sagasti se verá golpeada. Sería importante que se explique por qué se ha gastado esta cantidad de dinero en cupcakes. Recordemos que, al ser dinero de todos los ciudadanos, es importante que se haga una permanente rendición de cuentas. Sin embargo, esto debería hacerse desde todos los poderes del Estado”, subrayó.

Más información

Jaico Díaz ofrece una torta de 20 porciones a S/100 y una caja de 20 cupcakes están S/80.

Te puede interesar