Luis Miguel Castilla es uno de los exministros del gobierno de Ollanta Humala incluidos en las investigaciones por el presunto delito de colusión. (Foto: GEC)
Luis Miguel Castilla es uno de los exministros del gobierno de Ollanta Humala incluidos en las investigaciones por el presunto delito de colusión. (Foto: GEC)

El exministro de Economía y Finanzas negó cualquier favorecimiento a la empresa brasileña en la licitación del , durante el gobierno del expresidente Ollanta Humala.

En Canal N, también afirmó que no vio “ninguna intervención” de la ex primera dama Nadine Heredia para favorecer al consorcio que encabezó la firma brasileña con la concesión del proyecto gasífero. Y dijo que tampoco estuvo presente en las supuestas reuniones de coordinación.

“Me he enterado de unas supuestas reuniones que habían ocurrido con la presencia de la señora Nadine Heredia. No tuve conocimiento de ello, ni me invitaron. Respecto a la intervención de ella, en este proyecto no vi ninguna intervención de ella. No ocurrió”, manifestó.

Castilla refirió que las veces que interactuó con la esposa del expresidente Ollanta Humala era por pedido del propio exmandatario con el fin de viabilizar los proyectos de ley que su portafolio tenía en cartera con la bancada de Gana Perú en el Congreso.

“El rol que tenía y las veces que he interactuado con la señora [Nadine] Heredia era por pedido del presidente de la República para viabilizar algunos proyectos de ley que el Ministerio de Economía tenía en su cartera, no solamente para pedir el apoyo de la bancada, sino para evitar que sabotearan los proyectos del MEF”, señaló.

"Los proyectos de ley que yo solicitaba tenían la oposición de la bancada oficialista y por lo tanto yo al contarle eso al presidente, él me indica que por el rol que tiene la señora de lideresa en su partido político, ella podría interceder para evitar este saboteo y apoyo a las iniciativas legislativas del MEF", agregó.

En ese sentido, Castilla remarcó que jamás vio a Humala Tasso realizar un acto irregular durante su gobierno y que tanto él como los demás ministros tenían la impresión de que “no se casaba con nadie”, por lo que presumir de que había una actitud para favorecer a Odebrecht “no corresponde a la realidad”.

“El presidente Ollanta Humala, al tercer año de su gobierno, le exigía resultados a todos sus ministros de ese proyecto, de otros proyectos en distintos sectores, porque no se concretaban las obras. Yo niego tajantemente esta afirmación de favorecer a una empresa en particular. Al contrario, la impresión que yo tenía de parte del presidente, en el cual yo jamás vi ningún acto irregular, es de que no se casaba con nadie”, subrayó.

Cabe indicar que en diciembre del 2019 el Poder Judicial dictó seis meses de impedimento de salida del país contra Luis Miguel Castilla, en el marco de las investigaciones en su contra por el caso gasoducto.

Castilla Rubio es uno de los cuatro exministros incluidos en las investigaciones por el presunto delito de colusión por sus vinculaciones como titulares de diferentes sectores e integrantes del Consejo Directivo de Proinversión.

En diciembre pasado el exsuperintendente de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, declaró que se reunió en la oficina de Nadine Heredia, en Palacio Gobierno, con su esposo, Ollanta Humala, exministros y funcionarios del gobierno nacionalista, a fin de coordinar el favorecer a la constructora brasileña con la licitación del gasoducto del sur.

Según su testimonio, en las citas se exponían las dificultades en el proyecto. Recordó que “todo era apuntado” por Humala, Heredia y los ministros presentes, que la ex primera dama comprendía mejor el proceso de licitación que el entonces mandatario y “ella era quien tomaba las decisiones”.